Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Patentan un novedoso método para teñir células en cultivo

Investigadores de la Universidad de Valladolid han patentado un método de tinción que realiza, de forma sencilla y económica, el estudio morfológico del núcleo y del citoplasma de cualquier tipo de célula en cultivo y sobre cualquier soporte. Gracias a este procedimiento es posible la observación con microscopia de epifluorescencia del cultivo celular sobre soportes transparentes y también opacos, lo que no era posible hasta el momento.

Ejemplo de tinción con fluoropaque. Imagen: GIR Neurobiología, UVA-DiCYT.

La microscopía de fluorescencia es uno de los procedimientos más comunes para el estudio de los orgánulos y moléculas que constituyen y caracterizan las células. Así explica Manuel José Gayoso, coordinador del trabajo e investigador de la Universidad de Valladolid.

El importante desarrollo de la terapia celular (consistente en la introducción de nuevas células en un tejido para poder tratar una enfermedad) y de la ingeniería tisular (el uso conjunto de células, biomateriales y factores bioquímicos para reparar tejidos dañados) conlleva el cultivo de diversos tipos celulares, como las células madre, en distintos estadios de diferenciación y especialización.

A su vez, las diferentes aplicaciones terapéuticas de las células en cultivo han hecho necesaria la utilización de una gran variedad de soportes sobre los que cultivar estas células. Algunos de ellos como las láminas de fibrina, los polímeros biocompatibles, los materiales cerámicos e incluso metales como el titanio, son opacos, lo que dificulta el estudio de las células cultivadas sobre ellos.

Como señala Gayoso, "cuando los soportes sobre los que se cultivan las células son transparentes el estudio se puede llevar a cabo con luz transmitida y microscopía de contraste de fase, contraste interferencial o con microscopia de campo claro. En este último caso, las células se tiñen previamente con métodos generales como el de Giemsa.

No obstante, cuando los soportes son opacos, es necesario utilizar epi-iluminación, como generalmente se hace en microscopia de fluorescencia, donde no se dispone de un método sencillo de coloración general que permita el estudio de la morfología del núcleo y del citoplasma celular".

Método útil

El procedimiento consiste en utilizar una mezcla de colorantes fluorescentes para el núcleo celular y otro para el citoplasma. El equipo ha patentado el nuevo método para teñir las células que posibilita su estudio en soporte opaco.

En concreto, consiste en utilizar dos colorantes, eosina y DAPI (diclorhidrato de 4',6-diamidino-2-fenilindol), un colorante del grupo indol. “Con ellos se consigue una tinción rápida, fácil, barata y bastante eficaz", subraya Manuel José Gayoso. "Creemos que no hay nada comparable para el estudio general de la morfología de las células en cultivo”.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Estas células madre resisten el envejecimiento y mantienen la regeneración muscular hasta la vejez

Investigadores españoles han descrito en ratones cómo todas las células madre musculares no envejecen igual, y han identificado un subgrupo con una capacidad regenerativa superior que se mantiene hasta la edad geriátrica. Los resultados se publican hoy en Nature Cell Biology.

Alt de la imagen
Descubierto un gen crucial para el desarrollo del sarcoma de Ewing

El gen RING1B es clave para el desarrollo del sarcoma de Ewing, un tumor óseo maligno que se forma en el hueso o en el tejido suave y que afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes. El hallazgo abre la puerta al desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas.