Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Presentan un informe para la lucha contra la desertificación en España

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, ha presentado hoy al Consejo de Ministros un informe con las principales líneas de acción puestas en marcha y previstas para luchar contra la desertificación. En el periodo de 2009 a 2010, el MARM aportará 47 millones de euros para la colaboración de la Comunidades Autónomas en la protección del 17,85% de la superficie que ya está en riesgo alto y muy alto de desertificación.

El Sabinar en Alicante. Foto: Chunkfree.

Con motivo de la celebración el 17 de junio del Día Mundial de la Lucha Contra la Desertificación, el nuevo informe junto al Programa de Acción Nacional Contra la Desertificación pretende reforzar la lucha contra la desertificación a través del Observatorio de Desertificación en España y la Oficina Técnica de Desertificación, que serán los órganos de consulta, apoyo y coordinación de las acciones y medidas.

Según el Programa de Acción Nacional Contra la Desertificación, que aporta un mapa de riesgo de desertificación en España para identificar las áreas de mayor riesgo, España tiene un 17,85% de superficie con riesgo alto y muy alto de desertificación, y un 19,20% del territorio con un riesgo medio.

Elena Espinosa ha detallado en el informe medidas específicas como la restauración hidrológico-forestal, el control de la erosión y la defensa contra la desertificación, la financiación de trabajos de repoblación forestal, la búsqueda de la implantación de una cubierta vegetal protectora y fijadora de suelos (tolerante a condiciones de aridez extrema mayor economía hídrica y tensiones ecológicas derivadas del cambio climático), etc.

Para llegar a estos objetivos, el MARM, a través de la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal, suscribirá convenios de colaboración con las diferentes Comunidades Autónomas para el periodo 2009-2010. La inversión del Ministerio para los dos años supera los 47 millones de euros, de los cuales 23,1 millones corresponden a 2009.

Según Espinosa, estos convenios dan continuidad a los del periodo 2005-2008 y protegerán el suelo frente a la erosión y desertificación, defenderán contra la sequía y las inundaciones, y preservarán y mejorarán la diversidad biológica en ecosistemas forestales. Tendrán además como objetivo la planificación dinámica de la cuenca hidrográfica enfocada a una gestión sostenible y global de los recursos naturales agua, vegetación y suelo. También fijarán el carbono atmosférico y mitigarán los efectos negativos del cambio climático, y contribuirán al desarrollo sostenible del medio rural.

Por otra parte, a través del Inventario Nacional de Erosión de Suelos y de la Red de Estaciones Experimentales de Seguimiento y Evaluación de la Erosión y la Desertificación Igualmente, se desarrollarán instrumentos de evaluación y seguimiento. El inventario localiza, cuantifica y analiza la evolución de los fenómenos erosivos, para delimitar con la mayor exactitud posible las áreas prioritarias de actuación en la lucha contra la erosión.

Otras actuaciones de sostenibilidad

Paralelamente a los convenios, este año el Gobierno está repoblando y realizando tratamientos selvícolas de protección y mejora de la cubierta vegetal protectora en sobre una superficie de unas 5.300 hectáreas, equivalentes a la plantación de unos cinco millones y medio de árboles. La inversión total es de unos 40 millones de euros.

“Estos trabajo conllevarán, en el marco de la situación económica actual, un beneficio añadido, con la creación de puestos de trabajo como consecuencia del empleo de un gran porcentaje de mano de obra rural; efectos sociales que se complementan con los medioambientales, potenciando la diversidad, multifuncionalidad y sostenibilidad de los montes y optimizando la regulación hídrica y el mantenimiento de la calidad de las aguas y de los ecosistemas, sin olvidar los fines tradicionales de protección y control de los procesos erosivos y de desertificación”, ha añadido Espinosa.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La UNESCO urge a que se aumente la inversión en ciencia para afrontar las crisis

El Science Report de este organismo de la ONU, que se presenta cada cinco años, indica que el gasto en I+D en el mundo aumentó un 19 % entre 2014 y 2018. Sin embargo, apunta grandes disparidades, ya que solo dos países (EE UU y China) representan casi dos tercios de este aumento (63 %), mientras que cuatro de cada cinco países se quedan muy atrás, invirtiendo menos del 1 % de su PIB.

Los Jaume I premian investigaciones de inmunología contra el cáncer, cambio climático e inteligencia artificial

Estos galardones han distinguido a la ingeniera Nuria Oliver, a la astrofísica Licia Verde, al economista Antonio Cabrales, al biólogo molecular Eduard Batllé, al biólogo Fernando Valladares y al empresario Benito Jiménez Cambra.