Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Reproducen el vuelo del cernícalo primilla con aviones no tripulados

Un estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha utilizado aviones teledirigidos para reproducir las rutas de vuelo de aves de presa en libertad y obtener información ambiental de las zonas de caza y las áreas sobrevoladas.

Los cernícalos estudiados son silvestres y se mueven con toda libertad, con la particularidad de que nidifican en las instalaciones construidas para ellos en un entorno urbano. / Lip Kee.

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han reproducido el vuelo del cernícalo primilla con aviones no tripulados. El trabajo, publicado en la revista PLoS ONE, describe el uso combinado de dispositivos de GPS de bajo peso y la información ambiental obtenida por sistemas aéreos no tripulados.

“Una de las principales limitaciones de la biotelemetría para medir datos fisiológicos, comportamentales y ambientales de las aves silvestres es el pequeño tamaño y peso de la mayoría de las especies. La escasa información disponible hasta ahora está sesgada hacia las aves de mayor tamaño, capaces de soportar el peso de los dispositivos”, explica Airam Rodríguez, investigador del CSIC en la Estación Biológica de Doñana.

Los científicos han usado como modelo el cernícalo primilla (Falco naumanni), una de las rapaces más pequeñas de Europa

Los científicos han usado como modelo el cernícalo primilla (Falco naumanni), una de las rapaces más pequeñas de Europa. El estudio lo han llevado a cabo en una colonia urbana recientemente instalada en el edificio central de la Estación Biológica de Doñana en Sevilla.

Tras descargar las coordenadas geográficas registradas por el GPS de los lugares visitados por los cernícalos, los científicos programaron los aviones para reconstruir el vuelo de las aves. Durante el vuelo, una cámara a bordo tomó fotografías digitales de alta resolución de las áreas sobrevoladas.

“Los cernícalos estudiados son silvestres y se mueven con toda libertad, con la particularidad de que nidifican en las instalaciones construidas para ellos en un entorno urbano. La combinación de la facilidad de captura en la colonia, los dispositivos GPS y los aviones teledirigidos nos permitieron extraer información ambiental en tiempo casi real, lo que demuestra que los aviones teledirigidos son una herramienta útil para estudios sobre la fauna”, precisa el investigador del CSIC.

El estudio ha sido financiado por la Junta de de Andalucía, a través de los proyectos de excelencia AEROMAB y HORUS, y por la Comisión Europea a través del proyecto PLANET.

Referencia bibliográfica:

A. Rodríguez, J.J. Negro, M. Mulero, C. Rodríguez, J. Hernández-Pliego, J. Bustamante. "The eye in the sky: combined used of unmanned aerial systems and GPS data-loggers for ecological research and conservation of small birds". PLoS ONE. DOI: 10.1371/journal.pone.0050336.

Fuente: Consejo Superior de Investigaciones Científicas
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Una ballena puede consumir más de tres millones de microplásticos cada día

Aunque se ha detectado la presencia de microplásticos en todos los ecosistemas marinos, calcular la cantidad a la que se exponen grandes mamíferos como las ballenas, protagonistas del #Cienciaalobestia, no es tarea fácil. Un nuevo estudio ha estimado a través de sus heces el número de compuestos de los que se alimentan: 21 microfragmentos de plástico por cada seis gramos de excremento.

La tranquila vida del elefante enano de Sicilia, secreto de su longevidad

Un estudio con participación española ha concluido que este animal prehistórico, al vivir en un ecosistema insular, poseía unas características muy distintas a las de sus parientes continentales: crecía a un ritmo muy lento, alcanzaba la madurez sexual alrededor de los 15 años y tenía una esperanza de vida larga, de al menos 68 años.