Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Sanidad estima en 510 las muertes atribuibles a esta ola de calor

Los expertos del Instituto de Salud Carlos III atribuyen al exceso de temperatura unos 1.700 decesos al año de media. En esta última semana, más de la mitad de las personas fallecidas tenía más de 85 años.

Un termómetro marcaba 46 ºC este domingo en Bilbao en plena ola de calor. / EFE | Luis Tejido.

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) estima en 510 las muertes atribuibles a las altas temperaturas registradas en los siete primeros días de esta última ola de calor, el periodo que corresponde desde el 10 de julio hasta el sábado 16.

Los expertos del Instituto de Salud Carlos III atribuyen al exceso de temperatura unos 1.700 decesos al año de media

Según el Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) del ISCIII, las defunciones “observadas y estimadas” por causas atribuibles al exceso de temperatura tuvieron su pico máximo el sábado, con 150 fallecidos, mientras que el viernes hubo 123.

De las 510 personas que habrían muerto por la ola de calor, se valora que 321 son mayores de 85 años, 121 tienen entre 75 y 84, y otros 44 habrían muerto con entre 65 y 74 años.

Altas temperaturas que vienen y van

El objetivo de la estadística del MoMo es “identificar las desviaciones de mortalidad diaria observada con respecto a la esperada, según las series históricas de mortalidad”, y permite “estimar de forma indirecta” el impacto de cualquier evento de importancia en salud pública.

La intensa, duradera y extensa ola de calor llegó a su fin ayer, tras nueve días de máximas entre los 39 y 45 grados en casi toda la Península. Eso sí, aunque las altas temperaturas darán una pequeña tregua en el arranque de esta semana, el calor volverá los próximos días.

Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados