Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida

Un cuarto de la superficie del planeta está gestionado por indígenas

De los casi 149 millones de kilómetros cuadrados que ocupa la superficie terrestre, 38 son propiedad de pueblos indígenas, lo que supone un 28,9% de su extensión. Estos territorios incluyen, además, el 40% de las áreas naturales de la Tierra. Un equipo internacional de científicos subraya la importancia de aliarse con estos grupos culturales para conservar algunos ecosistemas.

Empoderar a los pueblos indígenas será clave para la conservación de ecosistemas / Joan de la Malla

Los pueblos indígenas poseen o manejan al menos una cuarta parte de la superficie terrestre, según un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Nature Sustainability.

De acuerdo con los resultados del mismo, los 38 millones de kilómetros cuadrados del planeta que son propiedad o están gestionados por estos pueblos están distribuidos en 87 países o áreas políticamente distintas. Además, se superponen con aproximadamente el 40% de todas las áreas protegidas terrestres.

Los territorios de gestión indígena se superponen con aproximadamente el 40% de todas las áreas protegidas terrestres

“Hemos invertido más de cinco año, pero los resultados del estudio han sido muy interesantes”, explica a Sinc Álvaro Fernández Llamazares, coautor del estudio e investigador de la Universidad de Helsinki (Finlandia). “En primer lugar, que el 28,9% del planeta está directamente manejado por pueblos indígenas. Por otro lado, que estos territorios incluyen un 40% de las áreas naturales que quedan en el planeta”, detalla.

Otro de los resultados del estudio fue la gran cantidad de zonas con fuerte presencia indígena que ha conseguido mantenerse prácticamente intacto al desarrollo.

“Comprender el alcance de las tierras sobre las cuales estos grupos culturales retienen la conexión tradicional es crítico para los acuerdos de conservación y clima”, explica Stephen Garnett, de la Universidad Charles Darwin (Australia). “Hasta que reunimos toda la información publicada disponible sobre territorios indígenas, no pudimos apreciar la gran influencia que estos ejercen sobre la Tierra”, añadió.

Alianzas por el planeta

Según Fernández, el estudio muestra que dos tercios de todas las tierras indígenas que hay en el planeta son áreas esencialmente naturales o relativamente intactas a nivel ecológico.

“Eso significa que el futuro de una buena parte de la biodiversidad del planeta está en manos de los pueblos indígenas”, apunta. “Por lo tanto, existe un gran potencial en el establecimiento de alianzas con los mismos para así conservar algunos de los ecosistemas más valiosos que quedan en el mundo”.

El futuro de una buena parte de la biodiversidad del planeta está en manos de los pueblos indígenas

Según el experto, tales alianzas deberían forjarse rápidamente ya que numerosos territorios indígenas están amenazados por grandes presiones de desarrollo.

“En África central, donde trabajo, los pueblos indígenas son sinónimo de selvas tropicales en las mejores condiciones”, explica John E. Fa, del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y la Universidad Metropolitana de Manchester (Reino Unido). “Pero el cambio está sucediendo rápido. Empoderar a los pueblos indígenas será clave para la conservación de estos bosques”.

Apunta, además, que el estudio debería tener un valor particular para la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés) que está coordinando esfuerzos para evaluar el estado y las tendencias de la naturaleza, además de las contribuciones de la misma al bienestar humano.

“Hemos estado buscando una visión general de la influencia indígena durante algún tiempo”, explica Zsolt Molnár, del Grupo de Trabajo de Conocimiento Local e Indígena de IPBES. “Lo que estos nuevos mapas nos muestran es que comprender las perspectivas indígenas es clave para la negociación de acuerdos de conservación, ya sean a nivel local, regional o mundial”.

Referencia bibliográfica:

Garnett, ST; Burgess, ND; Fa, JE; Fernández-Llamazares, Á; Molnár, Z; Robinson, CJ; Watson, JEM; Zander, KK; Austin; Brondizio, ES; Collier, NF; Duncan, T; Ellis, E; Geyle, H; Jackson, MV; Jonas, H; Malmer, P; McGowan, B; Sivongxay, A; Leiper, I. "A spatial overview of the global importance of indigenous lands for conservation". Nature Sustainability, 16 de julio de 2018.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Algunos animales pueden identificar el ritmo musical

Un grupo de científicos ha explorado las bases biológicas de la música en roedores. Sus resultados muestran que los animales son capaces de reconocer el ritmo musical de una canción, por lo que sugieren que esta capacidad cognitiva debe tener unas raíces evolutivas muy profundas.

Alt de la imagen
Perros, gatos, grandes felinos… y ahora visones. ¿Qué pasa con los animales domésticos y COVID-19?
Marta Pérez-Sancho y Víctor Briones

No estamos seguros. Sí, ha leído bien: no lo sabemos con certeza. Todos los datos disponibles hasta la fecha apuntan a que los animales domésticos han sido, como en otras ocasiones, víctimas colaterales y anecdóticas por ahora de esta crisis sanitaria. A perros, gatos y grandes felinos se unen visones, susceptibles al virus, y que podrían haber infectado a un trabajador de una granja. Pero faltan muchos datos para confirmarlo.