Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un estudio abre una puerta a la esperanza para la erradicación de la rabia en África

La mayoría de los casos de rabia detectados en perros en la zona central y occidental del continente africano tienen su origen en un antepasado común que llegó a África hace unos doscientos años, probablemente con los colonos europeos. Así lo indica un estudio, publicado en la revista Journal of General Virology, que analiza la expansión geográfica limitada de este virus.

SINC / CORDIS
22/1/2009 12:24 CEST

Imagen: SINC.

La rabia mata a unas 24.000 personas al año en África, siendo la mayoría de las víctimas niños y adultos que viven en zonas rurales y deprimidas. En la mayoría de los casos, los transmisores del virus son los perros, de modo que el control de la enfermedad en estos animales es crucial para su erradicación. Sin embargo, los costes de la prevención y el tratamiento de la rabia son muy elevados para estos países.

Aunque se ha estudiado el virus en la fauna silvestre de Europa y Norteamérica, se sabe muy poco sobre la diversidad, la distribución y el origen del virus de la rabia canina en el África occidental y central. En este estudio, un grupo de científicos de Europa, África y Estados Unidos analizó 182 muestras del virus de la rabia canina recogidas en 27 países africanos a lo largo de 29 años.

Sus investigaciones revelaron que en África existen dos tipos principales de virus. El primero, denominado ‘África 1’, se extiende sobre todo por el norte, el este, el centro y el sur de África. En cambio, el segundo tipo de virus, el ‘África 2’, ocupa la zona central y occidental del continente. Existen pocos casos de coexistencia de ambos tipos en una misma zona.

Estos resultados parecen indicar que la cepa ‘África 2’ del virus se introdujo por vez primera en el área central y occidental del continente, probablemente en el Chad, sobre 1845. Durante el siglo XX, avanzó hacia el oeste y hacia el sur hasta extenderse por toda la región. Los investigadores señalan que este patrón de propagación se corresponde con la trayectoria de la expansión colonial francesa en África.

Perros 'súper transmisores'

Según los investigadores, “este estudio describe cómo el establecimiento de rutas comerciales y de paso con un intenso tráfico a través de países africanos, motivado por la colonización y persistente durante la primera mitad del siglo XX, vino acompañado por la expansión del virus de la rabia canina por gran parte de la zona occidental y central de África”.

Hoy en día se pueden distinguir ocho subgrupos de la cepa ‘África 2’ del virus en distintos países. Asimismo, parecen ser pocos los casos de transmisión del virus de un país a otro.

“Algunos científicos han sugerido que los causantes de los brotes de rabia podrían ser perros ‘súper transmisores’ que habrían propagado la enfermedad por extensos territorios”, explicó Hervé Bourhy, científico del Instituto Pasteur de París (Francia). “Esta tesis es más que improbable dado que las subespecies del virus de la rabia canina están muy concentradas en áreas geográficas determinadas y la dimensión temporal de la propagación del virus se mide en décadas”.

Los expertos subrayan la necesidad de comprender mejor el comportamiento del virus de la rabia en África. No obstante, el descubrimiento de que el virus apenas se extiende desde el norte hacia el África Subsahariana, ni entre países del oeste y el centro del continente, apunta a la posibilidad de desarrollar una estrategia eficaz para erradicar gradualmente la rabia en el oeste y el centro del continente africano.

“Cada veinte minutos muere un enfermo de rabia en África, y la mayoría son niños”, apuntó Chiraz Talbi, investigador también del Instituto Pasteur. “Al identificar la especie más extendida del virus y explicar cómo se propaga por la zona, hemos demostrado que un esfuerzo colaborativo podría erradicar la rabia del continente africano mediante el control de la rabia canina”.

---------------

Referencia bibliográfica:
Talbi, C et al. (2009). “Evolutionary history and dynamics of dog rabies virus in western and central Africa”. Journal of General Virology. Publicado on line el 9 de enero de 2009.

Fuente: Society for General Microbiology
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La edad y el sexo influyen en los patrones migratorios del colibrí rufo

Esta pequeña ave, protagonista del #Cienciaalobestia, recorre cada año 80 millones de veces su propio cuerpo para atravesar América del Norte. Ahora, un equipo de científicos ha descubierto diferencias para cubrir esta ruta entre machos y hembras, y adultos y juveniles de esta especie, cuyos ejemplares sufren cada año un declive del 2 %.

Alt de la imagen
Un tercio de los parásitos del mundo corre peligro de extinción

Un equipo internacional de científicos, en el que participa la Universidad de Granada, advierte de la necesidad de preservar los parásitos, organismos esenciales para mantener la estabilidad de los ecosistemas. Los investigadores proponen un plan de conservación para los próximos diez años.