Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un estudio ayuda a desvelar las claves de la formación de la pared celular de los hongos

Investigadores españoles han publicado un artículo en la revista científica PLOS One que ayuda a entender los mecanismos por los que se forma la capa externa de algunas células, conocida como pared celular. La investigación, realizada en un modelo de levadura, podría servir de base para que en un futuro se puedan combatir ciertas infecciones causadas por hongos.

Henar Valdivieso, en el centro, junto a investigadoras de su equipo. / DiCYT

Un equipo de investigación del Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG, centro mixto del CSIC y de la Universidad de Salamanca) ha publicado un artículo en la revista científica PLOS One que da nuevas pistas para entender los mecanismos por los que se forma la capa externa de algunas células, conocida como pared celular.

Los autores destacan que la investigación, realizada en un modelo de levadura, podría servir de base para que en un futuro se puedan combatir ciertas infecciones causadas por hongos.

Este avance es un paso más en una de las principales líneas de investigación del IBFG: el estudio de la pared celular de los hongos unicelulares. “La pared celular es como la cáscara del huevo, una especie de esqueleto externo que determina qué forma tiene el hongo”, explica Henar Valdivieso, investigadora de la Unidad de Morfogénesis y Polaridad Celular del IBFG.

Conocer qué mecanismos de control hacen que un organismo tenga su forma es un asunto de gran trascendencia para la biología del desarrollo. En este caso “estudiamos qué mecanismos regulan la síntesis de la pared celular para saber cómo se regula la forma del hongo.Además, algunos de estos mecanismos se conservan en otros organismos”, señala la experta.

Según la investigadora, el artículo demuestra que la formación de la pared celular está muy condicionada por una proteína llamada clatrina.

El trabajo se ha desarrollado con la levadura Schizosaccharomyces pombe, un hongo que sirve de modelo para los científicos desde hace muchos años y cuya genética y biología molecular ya es bien conocida. Al ser células eucariotas, como las humanas, muchas de los resultados de las investigaciones son extrapolables a otro tipo de organismos.

Prevenir infecciones por hongos

Muchos hongos son patógenos para los seres humanos y este problema tiene una gran importancia, por ejemplo, en pacientes inmunodeprimidos, como los que han sido sometidos a un trasplante o han recibido quimioterapia, que al tener debilitadas sus defensas son más vulnerables a las infecciones fúngicas. Para combatir estos hongos puede ser importante conocer mejor la pared celular puesto que es un elemento esencial, “al igual que sin la cáscara del huevo no puede existir el huevo”, indica Valdivieso.

“Generalmente, las infecciones por bacterias son bien conocidas y fáciles de detectar y tratar. Sin embargo, las de los hongos se detectan cuando el organismo ya está invadido y es demasiado tarde. Además, no hay buenos antifúngicos y suelen tener efectos secundarios”, agrega la experta. Por eso, saber forma su pared celular el hongo puede servir de base para desarrollar nuevos antifúngicos.

El modelo utilizado podría servir para mejorar los tratamientos contra infecciones por hongos

Transporte de las proteínas

En este sentido, el equipo de Henar Valdivieso intenta saber cómo se regula el transporte de las proteínas necesarias para construir la pared celular fúngica.

Las proteínas se sintetizan en el retículo endoplásmico y las que forman la pared celular tienen que viajar hasta la superficie de la célula. "Nosotros investigamos cómo cierta familia de proteínas que forman la pared, las enzimas llamadas glucansintetasas, llegan hasta la pared celular, cómo se regulan por los mecanismos que transportan las proteínas desde el sitio donde se sintetizan hasta la superficie celular”, añade.

Según esta científica, la clave está en la clatrina, una proteína que regula el transporte de las glucansintetasas a la superficie para que formen la pared celular. “Hemos visto que una pequeña disminución en la cantidad de la clatrina, que no tiene un efecto dañino general para la célula, sí que afecta mucho a la síntesis de la pared celular, de manera que la célula de la levadura se muere en esas condiciones”.

Por eso, considera que “si hubiera alguna manera de reducir un poco la cantidad de clatrina sin provocar efectos secundarios en el organismo, se vería afectada la síntesis de la pared celular de los hongos y esto provocaría su muerte”, un importante resultado de la investigación básica pero que a largo plazo también podría tener aplicaciones médicas, concluye.

Referencia bibliográfica

De León N, Sharifmoghadam MR, Hoya M, Curto MÁ, Doncel C, Valdivieso MH. "Regulation of Cell Wall Synthesis by the Clathrin Light Chain Is Essential for Viability in Schizosaccharomyces pombe". PLOS One, 2013. DOI: 10.1371/journal.pone.0071510.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Descubierto un gen crucial para el desarrollo del sarcoma de Ewing

El gen RING1B es clave para el desarrollo del sarcoma de Ewing, un tumor óseo maligno que se forma en el hueso o en el tejido suave y que afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes. El hallazgo abre la puerta al desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas.

Alt de la imagen
Así es el efecto de los neutrófilos: desconocido y con nuevas posibilidades terapéuticas

Investigadores del CNIC han descubierto facetas insospechadas del sistema inmunitario que ayudan a mantener la salud de los órganos. El estudio, publicado en la revista Cell, permite la mejor comprensión del papel de distintos tipos de células inmunitarias en el desarrollo de enfermedades.