Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Los resultados podrán aplicarse en la selección del ganado

Un estudio localiza la variante genética que genera una mayor cantidad de grasa en la leche

Un trabajo conjunto de científicos de las Universidades de Cantabria y Zaragoza ha permitido la caracterización funcional de una variante génica del ganado bovino asociada con una mayor cantidad de grasa en la leche. De esta forma, se sientan las bases para la aplicación a medio plazo de las nuevas tecnologías para la selección del ganado.

El estudio se ha publicado recientemente en la revista estadounidense Physiological Genomics, en el que han participado los miembros del grupo de Biología Molecular de las apolipoproteínas y la aterosclerosis de la UC, Sandra Pampín Suárez y José Carlos Rodríguez Rey, y miembros del Laboratorio de Genética de la Facultad de Veterinaria (LAGENBIO) de la Universidad de Zaragoza.

Esta variante está localizada en el gen de la sintasa de ácidos grasos, la principal enzima involucrada en la síntesis de ácidos grasos. En condiciones metabólicas normales en rumiantes esta proteína se produce sobre todo en el tejido adiposo, y en consecuencia la síntesis de ácidos grasos ocurre fundamentalmente en dicho tejido. Durante la lactación, sin embargo, hay una importante síntesis de esta proteína y consecuentemente de ácidos grasos en la células de la glándula mamaria. En el ganado bovino esta síntesis contribuye de forma importante a la cantidad de los ácidos grasos de la leche.

El gen de la sintasa de ácidos grasos está situado en una región que estudios genéticos previos habían asociado a cantidades de grasa en leche. En concreto el grupo de la Universidad de Zaragoza en un trabajo previo había identificado la asociación de una variante bovina con niveles de grasa en leche de la vaca. Los estudios realizados en raza frisona demuestran que la variante es mucho más frecuente en aquellas vacas que producen una leche más rica en grasa.

La novedad de este nuevo trabajo es que se ha podido demostrar que el cambio en el material genético por sí mismo cambia la expresión del gen en la glándula mamaria, proporcionando así una explicación funcional para la asociación.

Fuente: UC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Efectos a largo plazo de la caza furtiva: los elefantes sin madre sobreviven menos

Tras analizar datos individuales de elefantes recogidos durante décadas, dos estudios paralelos muestran los efectos negativos que la caza ilegal genera en estos grandes mamíferos, protagonistas de #Cienciaalobestia. Los que han quedado huérfanos tienen menos opciones de supervivencia, incluso después del periodo de lactancia, y sin ellos las poblaciones disminuyen.

Los neandertales capturaban aves en las cuevas para su consumo

El uso de antorchas y una buena visión nocturna permitió a los neandertales cazar en cuevas unas aves esquivas durante el día y de plumaje negro, conocidas como chovas. Según un nuevo estudio, el hábito de consumirlas por parte de estos homininos fue extenso y frecuente.