Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un fármaco muestra buenos resultados en pacientes con cáncer de riñón avanzado de mal pronóstico

El fármaco llamado sunitinib prolonga la supervivencia de las personas enfermas de cáncer de riñón en estado avanzado (carcinoma metastático de células renales) y con mal pronóstico, como los ancianos y aquellas personas cuyo cáncer se ha extendido al cerebro. El medicamento, según un artículo que será publicado en el número de agosto de la revista Lancet Oncology, es seguro y bien tolerado por los pacientes.

Carcinoma de las células del riñón. Foto: Wikipedia.

El sunitinib es un fármaco oral que combate el cáncer inhibiendo el crecimiento del tumor y privándolo de sangre, lo que reduce su capacidad para dividirse y crecer. Aunque ensayos previos ya demostraban que el sunitinib era beneficioso en pacientes con cáncer de riñón avanzado, aquellos que poseen un mal pronóstico suelen verse excluidos o inadecuadamente representados en estos ensayos.

Para terminar con esta incertidumbre, el equipo de investigación de Martin Gore analizó la respuesta del tumor, la toxicidad y los efectos secundarios de 4.564 pacientes con cáncer de riñón avanzado tras haber recibido el sunitinib. En general, los hallazgos mostraron que el fármaco puede administrarse de forma segura y es bien tolerado por los pacientes.

Los autores de la investigación, publicada hoy en la versión on line de la revista Lancet Oncology, coinciden en que estos resultados deberían “impulsar el estudio de los agentes en subgrupos de pacientes que, de otro modo, quedarían excluidos de los ensayos y, por tanto, podrían estar en desventaja”.

De los efectos secundarios relacionados con el tratamiento, los más frecuentes fueron la diarrea (44%) y la fatiga (37%). Es importante señalar que, en cuanto a la incidencia de los efectos secundarios de grado 3 y 4, siendo los más frecuentes la fatiga (8%) y la trombocitopenia (8%), no había diferencias entre la población general y los pacientes estudiados. Además, las cifras de supervivencia libre de progresión y general suponen un avance respecto a los datos históricos.

En un comentario de reflexión que acompaña al artículo, Joaquim Bellmunt, investigador del Hospital del Mar de Barcelona (España) y el Instituto del Cáncer Dana-Farber y la Facultad de Medicina de Harvard en Boston (EE UU), explica que aunque “se confirman la seguridad y la eficacia del sunitinib en la población anciana y las pruebas muestran que la edad por sí sola no debería ser un motivo disuasorio para probar la terapia, el resto de pacientes con mal pronóstico se benefician menos de la terapia a pesar de la buena tolerancia al fármaco”.

Bellmunt insiste en que “es necesario realizar más estudios en estas subpoblaciones, por lo que sigue siendo controvertido afirmar que el sunitinib debería usarse de forma habitual para el tratamiento de estos subgrupos”.

Referencia bibliográfica: Martin E. Gore; Cezary Szczylik; Camillo Porta; Sergio Bracarda; Georg A. Bjarnason; Stéphane Oudard; Subramanian Hariharan; Se-Hoon Lee; John Haanen; Daniel Castellano; Eduard Vrdoljak; Patrick Schöffski; Paul Mainwaring; Alejandra Nieto; Jinyu Yuan y Ronald Bukowski. “Safety and efficacy of sunitinib for metastatic renal-cell carcinoma: an expanded-access trial”. The Lancet, publicado on line el 16 de julio de 2009.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Cómo la inmunidad innata entrenada protege frente al SARS-CoV-2 y potencia las vacunas de la covid-19

Un equipo de varias instituciones de investigación españolas ha demostrado que una inmunoterapia compuesta de bacterias muertas protege contra la infección causada por el coronavirus. El estudio se ha hecho en ratones susceptibles a dicho virus.

Trasplantan con éxito un riñón de cerdo modificado a una mujer en muerte cerebral
EFE

Un equipo de cirujanos de la Universidad de Nueva York ha logrado el hito de que el órgano trasplantado funcionara correctamente durante 54 horas. Esta operación allana el camino para que en un futuro se puedan emplear órganos animales modificados genéticamente en humanos.