Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un mapa interactivo muestra cómo será el clima en Norteamérica dentro de 60 años

Dos investigadores estadounidenses han creado una aplicación web que ilustra cómo será el clima de 540 áreas urbanas norteamericanas en 2080. Para que las previsiones se entiendan con claridad, la plataforma relaciona el futuro clima de cada zona con el que tiene actualmente otra ciudad. Por ejemplo, las condiciones de Washington D.C. serán como las que predominan ahora en Arkansas o Misisipi.

Mapa del estudio en el que se vincula las previsiones climáticas de algunas áreas urbanas de América del Norte para el año 2080 con el clima actual de otras ciudades

A pesar de las evidencias científicas, una parte de la ciudadanía de EE UU duda de los efectos adversos y las dimensiones del cambio climático. Según una encuesta publicada a finales de 2018 por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), hasta un 14% de los estadounidenses se muestran escépticos.

Para concienciar sobre el calentamiento global, Matthew Fitzpatrick, investigador del Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Maryland y Robert Dunn, profesor en el Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, han estudiado las previsiones climáticas de 540 áreas urbanas de Norteamérica –530 de EE UU y 10 de Canadá– para el año 2080.

A partir de los resultados, han desarrollado una aplicación web con un mapa que relaciona cada ciudad con otra que a día de hoy tiene unas condiciones climáticas similares a las que tendrá en un futuro la primera. El objetivo del trabajo, publicado esta semana en la revista Nature Communications, es ilustrar de forma clara e intuitiva cómo el cambio climático afectará la vida de 250 millones de personas en las próximas décadas.

“El estudio muestra que los cambios climáticos que experimentará el planeta son tan relevantes que a finales del siglo XXI el clima de muchas ciudades de América del Norte se asemejará al de otros lugares situados a casi 1.000 kilómetros de distancia y principalmente al sur”, declara a Sinc Fitzpatrick.

“Para divulgar estas conclusiones, pensamos que el método de cartografía análoga al clima –que hace coincidir el clima futuro esperado de un lugar con el contemporáneo en otro lugar– era el ideal porque traduce las predicciones climáticas globales abstractas en experiencias más personales y locales. Esperamos que con un medio más intuitivo los resultados tengan un mayor impacto y ayuden a concienciar sobre el problema”, añade.

La aplicación web ilustra cómo el calentamiento global puede afectar la vida de unos 250 millones de personas en 2080

En el mapa, las áreas urbanas pueden aparecer vinculadas a varias ciudades distintas. Los expertos decidieron realizar varias predicciones climáticas en función de si las emisiones de CO2 siguen aumentando a lo largo del siglo XXI o si alcanzan su punto máximo alrededor del año 2040 y a partir de ahí empiezan a disminuir.

“Elegimos estos dos parámetros porque queríamos mostrar cuál puede ser el impacto si continuamos con las tasas de emisión actuales o similares y qué efectos positivos podría tener la reducción de las emisiones”, sostiene el experto.

“Desde una perspectiva científica, es mejor utilizar varios escenarios futuros, ya que no podemos predecir con un 100 % de certeza lo que sucederá. Así, podemos al menos hacernos una idea de la gama de resultados potenciales”, precisa.

En el caso de Washington D.C., por ejemplo, su clima en 2080 sería más similar al subtropical húmedo de Pargould (Arkansas) de hoy en día, si las emisiones alcanzan su punto máximo alrededor de 2040 y luego bajan; mientras que si las emisiones siguen creciendo, sus condiciones climáticas se asemejarían a las de Greenwood (Misisipi).

Asimismo, el clima de Nueva York será como el de Jonesboro (Arkansas) si siguen en aumento las emisiones o como el de Lake Shore (Maryland), si se toman medidas para reducirlas.

Si se mantienen las emisiones de CO2 actuales, el clima de Washington DC será como el que ahora predomina en Greenwood (Misisipi)

Climas nunca registrados

Según los resultados de la investigación, si las emisiones continúan aumentando a lo largo del siglo XXI, el clima en las áreas urbanas de América del Norte será más parecido al clima actual de los lugares situados a 850 kilómetros de distancia hacia el sur.

En concreto, el clima de las ciudades en el noreste tenderá a parecerse más a los subtropicales húmedos típicos del Medio Oeste o del sureste de los EE UU, que hoy en día es más cálido y húmedo en todas las estaciones.

El clima en las áreas urbanas estudiadas será, en promedio, más parecido al clima actual de los lugares situados a 850 kilómetros de distancia

Las áreas del este, entre las que se incluyen Boston, Nueva York y Filadelfia, tendrán unas condiciones climáticas más parecidas a las del sur y el sudeste del país. Asimismo, se espera que los climas de las ciudades del oeste se parezcan más a los del sudoeste desértico o del sur de California.

Los expertos también destacan que no ha sido posible establecer comparaciones con todas las previsiones, lo que indica que para la década de 2080 muchas ciudades norteamericanas podrían tener climas sin equivalente moderno en la región.

“Nuestros resultados también muestran que no sólo está cambiando la temperatura, sino que climas que no existen actualmente en América del Norte aparecerán en muchas áreas urbanas. Esto tendrá consecuencias para la naturaleza, la agricultura y los entornos urbanos ", concluye Fitzpatrick.

Referencia:

Fitzpatrick, M et al. "Contemporary climatic analogs for 540 North American urban areas in the late 21st century". Nature Communications, 12 de febrero 2019

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Descubren seis nuevas especies de aceiteras, las cantáridas más grandes de Europa

Un equipo científico ha analizado la diversidad morfológica y molecular de los meloidos gigantes del género Berberomeloe, lo que los ha llevado al hallazgo de seis nuevas especies. El descubrimiento se ha logrado gracias al uso de datos morfológicos y muestras de ADN obtenidas de 191 aceiteras de la península ibérica y Marruecos. 

El patógeno que aniquila los cangrejos de río de todo el mundo proviene del sureste de EE UU

Aphanomyces astaci es responsable de una de las pandemias de vida silvestre más graves jamás reportadas. Su incidencia saltó de Norteamérica a Europa y Asia y ya constituye una amenaza para los cangrejos de río del resto de continentes. Ahora, un equipo liderado por el Real Jardín Botánico sitúa en el sureste de EE UU el nacimiento de este patógeno infeccioso.