Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un megacable de Microsoft y Facebook cruzará el Atlántico desde EE UU hasta Bilbao

Facebook y Microsoft han anunciado la construcción de un cable submarino de 6.600 kilómetros que atravesará el océano Atlántico desde la costa este de EE UU hasta Bilbao. El cable, denominado Marea, tendrá una capacidad 160 terabytes por segundo –16 millones de veces más rápido que una conexión de internet doméstica–. Con esta infraestructura, los dos gigantes tecnológicos podrán mover de manera más eficiente las enormes cantidades de datos generados por sus populares servicios online.

El nuevo cable submarino unirá Virgina (Estados Unidos) y Bilbao para mejorar los servicios online de Microsoft y Facebook. / Microsoft

En la sociedad de la información no hay distancia geográfica que se resista a los avances de las telecomunicaciones. Microsoft y Facebook anunciaron ayer que van a construir un cable submarino a través del Atlántico. Este megacable –llamado Marea– unirá los 6.600 kilómetros que separan las ciudades de Virginia (EE UU y Bilbao. El objetivo de esta infraestructura es satisfacer la creciente demanda de los clientes que solicitan mayor velocidad del tráfico de datos y conexiones más seguras en la nube.

De esta forma, Marea será, cuando finalicen los trabajos en octubre del próximo año, el cable submarino de mayor capacidad. Con ocho pares de fibra y una capacidad de 160 terabytes por segundo,16 millones de veces más rápido que una conexión de internet doméstica actual.

El cable tendrá una capacidad 160 terabytes por segundo, 16 millones de veces más rápido que una conexión de internet doméstica

La gestión de este nuevo sistema será responsabilidad de la filial de Telefónica Telxius. Bilbao será el núcleo irradiador de red al resto de Europa, África, Oriente Medio y Asia. Su ubicación está más al sur que otras con la intención, según ambas empresas, de garantizar una conexión más segura que la que ofrecen otros sistemas que parten, casi siempre, de Nueva York.

"El objetivo es servir mejor a nuestros clientes y proporcionar una conectividad fiable”, ha recalcado Frank Rey, responsable de Microsoft en este proyecto.

Mayor velocidad en el acceso a los datos

Los dos gigantes tecnológicos aseguran que Marea dará respuesta a la demanda de una mayor velocidad y conexiones fiables de los servicios online, tanto de Microsoft como de Facebook. Con esta infraestructura, los usuarios podrán almacenar, gestionar, transmitir y acceder a sus datos en la nube más rápido y con mayor fiabilidad.

El megacable, además, podrá usarse con varias operadoras y fabricantes. Así, los clientes verán reducidos sus costes de conexión y actualizaciones de servicio más eficientes orientadas a extender el bando de ancha de la red debido al uso de fibra óptica, aseguran las frimas.

"Esto marca un nuevo paso importante en la construcción de la infraestructura de la próxima generación de internet”, ha destacado Rey.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Las patentes creadas por mujeres se acuerdan más de la salud femenina, pero las inventoras escasean

Los desarrollos biomédicos creados por equipos de mayoría femenina tienden a resolver problemas que afectan de manera específica a las mujeres, según publica un estudio en Science. El trabajo alerta sobre los obstáculos que limitan la participación femenina en el sistema de innovación y el problema que supone trabajar en equipos poco diversos.

Análisis
Bitcóin, ¿de un par de pizzas a una ensalada verde?
Carlos Juiz y Belén Bermejo

Hace once años un programador estadounidense utilizó por primera vez bitcoines para pagar unas pizzas. Desde entonces, tanto el valor como el uso de esta moneda digital se han disparado, así como su consumo energético que no sale gratis al planeta. Pero ya que todo empezó con comida, ¿qué hubiera pasado si en lugar de minar bitcoines hubiéramos producido alimentos?