Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un nuevo antibiótico extraído de una planta asiática contra la neumonía

La resistencia a los antibióticos obliga a la comunidad investigadora a buscar nuevas soluciones contra las infecciones microbianas. Un equipo de científicos de la Universidad de Córdoba ha comprobado la eficacia frente al neumococo de la rodomirtona, una molécula que se extrae de una planta del sudeste asiático.

Rhodomyrtus tormentosa

La creciente resistencia a los antibióticos por parte de algunas de las bacterias más comunes entre los humanos se ha convertido en un problema a nivel mundial. La selección natural hace que el uso de antibióticos para luchar contra una especie de patógenos les haga desarrollar resistencia a ellos.

Los antibióticos efectivos hoy día podrían no serlo dentro de 40 o 50 años. Por eso, el doctor de la Universidad de Córdoba Manuel J. Rodríguez comenzó a estudiar los efectos de la rodomirtona como antibiótico para combatir las infecciones provocadas por Streptococcus pneumoniae, una bacteria Gram-positiva conocida comúnmente como neumococo.

El neumococo es la bacteria responsable de enfermedades como la neumonía, la meningitis, la bronquitis y la sinusitis

La rodomirtona es una molécula que se extrae de una planta del sudeste asiático conocida como Rhodomyrtus tormentosa y cuyo efecto había sido probado sobre bacterias Gram-positivas por un grupo de investigación de Tailandia. Rodríguez decidió estudiar el posible efecto antibiótico sobre cepas de neumococo, la bacteria responsable de enfermedades como la neumonía, la meningitis, la bronquitis y la sinusitis.

Muerte de la bacteria

Comprobó que la sustancia era efectiva en neumococo y determinó la cantidad necesaria para causar la muerte de la bacteria o inhibir su crecimiento. Esta nueva sustancia podría hacer frente a las enfermedades microbianas causadas por el neumococo en el momento en el que la resistencia a los actuales antibióticos haga disminuir su eficacia.

Para conocer la forma de actuar de la molécula sobre el neumococo, se analizó el comportamiento de enzimas y metabolitos tras el tratamiento con esta nueva sustancia. Algunas de las enzimas y metabolitos alterados tras la exposición a la molécula estaban implicadas en la síntesis de la cápsula del patógeno, que es una capa mucosa que lo envuelve y que es un factor de virulencia en sí.

Según la investigación, la rodomirtona es un como antibiótico efectivo sobre el neumococo. Además, se han obtenido pistas de su mecanismo molecular de acción, que funciona por la disminución o eliminación total de la cápsula del patógeno.

Referencia bibliográfica

Mitsuwan, W; Olaya-Abril, A; Calderon-Santiago, M; Jimenez-Munguia, I; Gonzalez-Reyes, JA; Priego-Capote, F; Voravuthikunchai, SP; Rodriguez-Ortega, MJ. Integrated proteomic and metabolomic analysis reveals that rhodomyrtone reduces the capsule in Streptococcus pneumonia. SCIENTIFIC REPORTS.

Fuente: Universidad de Córdoba
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Nuevos biomarcadores en sangre para diagnosticar el cáncer de colon metastásico

Investigadores españoles han descrito nuevos marcadores en sangre para detectar el cáncer de colon metastásico y predecir su respuesta al tratamiento. Estos hallazgos suponen un gran avance en la detección y pronóstico de esta enfermedad.

Leticia Fernández Friera, cardióloga especializada en salud femenina
“Las mujeres debemos ir a revisiones cardiacas, igual que hacemos con las ginecológicas”

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en mujeres en Europa debido, entre otras cosas, a la falta de concienciación y a la escasa representación femenina en los ensayos clínicos. Esta investigadora se ha puesto al frente de un estudio en el que van a participar 240 voluntarias españolas para promover hábitos saludables y fomentar el uso de las técnicas de imagen en su prevención.