Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un nuevo mecanismo molecular implicado en la reparación pancreática

Investigadores de la Universidad de Málaga han identificado en ratones un nuevo mecanismo molecular implicado en la reparación del páncreas y han demostrado que la supresión del gen Wt1 provoca un deterioro del órgano. Pocos días después de silenciar dicho gen, el tejido pancreático degenera y se produce un edema masivo.

Comparación pancreática, sin y con supresión del gen Wt1. / UMA

Científicos de la Universidad de Málaga (UMA) han comprobado que, tras un daño pancreático, el gen Wt1 se activa en las células denominadas estrelladas –un tipo especial de célula reparadora presente en páncreas e hígado–, que son las responsables de su reparación.

El gen Wt1 no solo es necesario para el mantenimiento normal del páncreas, sino también para su reparación tras un daño

“Sin la activación de Wt1 estas células no pueden cumplir su función”, afirma Ramón Muñoz-Chápuli, quien también señala el papel crucial que estas células desempeñan en la progresión del cáncer de páncreas, ya que se convierten en aliadas de las tumorales.

Así, los resultados revelan que el gen Wt1 no solo es necesario para el mantenimiento normal del páncreas, sino también para su reparación tras un daño.

El gen supresor del tumor de Wilms codifica una proteína que actúa como un regulador maestro de la función de muchos otros genes, por lo que, tal y como aseguran estos expertos, tiene mucha importancia en procesos de desarrollo embrionario de diversos órganos como los riñones, el bazo o el corazón. Igualmente, en los últimos años también se está constatando que esta relevancia funcional se extiende a la vida adulta.

Este estudio ha sido publicado en PLOS Genetics. Junto a los profesores Muñoz-Chápuli y Rita Carmona, también han participado la investigadora de la UMA Laura Ariza y Anabel Rojas, del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER).

Para los autores, el próximo paso del equipo será avanzar hacia nuevas funciones del gen Wt1 en el desarrollo cardíaco y en el corazón adulto.

Referencia bibliográfica:

Ariza L, Rojas A, Muñoz-Chápuli R, Carmona R (2019) The Wilms’ tumor suppressor gene regulates pancreas homeostasis and repair. PLoS Genet 15(2): e1007971. https://doi.org/10.1371/journal.pgen.1007971

Fuente: Universidad de Málaga
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Científicos españoles aclaran el papel de las mutaciones del oncogén más común en humanos

Investigadores del CNIO han analizado la función de las distintas formas del oncogén KRAS, que intervienen en la cuarta parte de los tumores humanos. Su trabajo, publicado en la revista PNAS, da nuevas pistas para la búsqueda de fármacos efectivos contra este gen anormal.

‘Vacunas’ de Peter C. Gøtzsche: el invento que tantas vidas salva necesita una mayor transparencia

El investigador danés analiza en Vacunas: Verdades, mentiras y controversia la historia de varias de ellas —sarampión, gripe y VPH— para criticar las posturas antivacunas pero también las que considera fundamentalistas. Por el camino, defiende la necesidad de mejorar la investigación de unos fármacos con enormes intereses económicos detrás.