Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un proyecto de investigación busca la paz en Oriente Medio

Combinar los avances científicos con un llamado de atención a la concienciación internacional. Éste es el objetivo del proyecto de investigación sobre corales TRION que unirá a la comunidad científica alemana, palestina e israelí.

El proyecto de investigación TRION está financiado por la Fundación de Investigación Alemana con 700.000 euros, y pretende desarrollar un nuevo método para realizar reconstrucciones de temperatura y ponerlo a prueba en el mar Rojo. Esta zona es de especial interés para los científicos, pues tiene un frágil ecosistema con una gran biodiversidad e importantes recursos minerales.

“Los corales son importantes archivos climáticos para comprender la variabilidad climática”, señala Anton Eisenhauer, investigador en el Instituto de Ciencias del Mar de Leibniz. “Junto con nuestros colegas israelíes y palestinos hemos desarrollado un nuevo método de análisis de isótopos que ahora nos gustaría testar usando los corales del mar Rojo”.

Sin embargo, ésta es sólo una de las caras del proyecto. La otra manifiesta una voluntad política de fomentar la cooperación entre científicos palestinos e israelíes y apoyar el proceso de paz en la zona. “Queremos establecer una red que permita una ‘investigación en confianza’ a pesar de los problemas políticos. Así, a través de una plataforma conjunta de investigación podemos hacer una pequeña contribución para un mejor entendimiento internacional”, explica Eisenhauer.

Fuente: SINC / AG
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Las abejas también desaparecen de los registros

Un equipo de biólogos argentinos detectó que el 25 % de las 20 mil especies de abejas conocidas no aparecen en los registros públicos desde la década de 1990. Este análisis respalda la hipótesis de que el declive global de estos polinizadores es un fenómeno de índole mundial.

Las presas envejecidas se convierten en una amenaza creciente

A lo largo del siglo XX se construyeron unas 58.700 grandes presas en todo el mundo, de las cuales 1.064 en nuestro país, con una vida útil de 50 a 100 años. Muchas de ellas superan ya su vigencia y podrían empezar a mostrar signos de deterioro, lo que requeriría reparaciones o desmantelamientos, según un informe de un instituto de Naciones Unidas.