Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Tecnología de los alimentos

Una fotografía con el móvil detecta fraudes en el etiquetado de arroz

La inclusión de plástico indetectable por el consumidor o la falsificación de la calidad del producto son algunos de los fraudes a los que se enfrenta el tercer cereal más consumido en el mundo, el arroz. Un equipo de científicos liderado por españoles ha desarrollado una forma, basada en la inteligencia artificial, para hacer frente al engaño: fotografiar los granos de arroz para verificar el etiquetado.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores emplearon cinco tipos de arroz. / Imageparty

Aunque en Europa el fraude más habitual es el de vender un arroz de baja calidad como si fuera de alta, en otros lugares se han encontrado hasta granos a los que se ha añadido plástico en cantidades indetectable por el consumidor hasta que la cocción, en algunos casos, los pone de manifiesto.

Los científicos muestran que no es necesario disponer de grandes sumas de dinero para verificar si un arroz es el que se refleja en la etiqueta

Una simple fotografía del móvil es capaz de detectar irregularidades en el etiquetado de arroz, según una investigación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Scintillon Institute de San Diego (EE UU).

Los científicos han desarrollado un algoritmo basado en deep learning –un campo de la inteligencia artificial– que es capaz de determinar, con las imágenes tomadas por el smartphone, si ese arroz es realmente el que se describe.

“Lo que aportamos con diferencia a otros métodos de detección es la simplicidad y demostramos al consumidor que no es necesario disponer de grandes sumas de dinero para verificar si un arroz es el que se refleja en la etiqueta”, destaca José Santiago Torrecilla, profesor titular e investigador del departamento de Ingeniería Química y de Materiales de la UCM.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores emplearon cinco tipos de arroz y se molieron “con el objetivo de distinguir el tipo de arroz no solo cuando está en grano, sino también cuando está molido en forma de harina”, aclara Torrecilla.

Con toda esta información, se diseñaron y optimizaron algoritmos basados en redes neuronales convolucionales que procesaban la información contenida en las imágenes para su clasificación basada en el tipo de arroz, obteniendo modelos de precisiones finales entre 93 y 99 %.

“Cabe destacar que el arroz es un mero ejemplo de cereal y, por tanto, esta tecnología podría ser extrapolada a otros tipos de cereales o alimentos”, concluye el químico de la UCM, dejando abierta la puerta a futuras aplicaciones en la industria alimentaria.

Referencia bibliográfica:

Manuel Izquierdo, Miguel Lastra-Mejías, Ester González-Flores, Sandra Pradana-López, John C. Cancilla, José S. Torrecilla.“Visible imaging to convolutionally discern and authenticate varieties of rice and their derived flours”. Food Control. DOI: 10.1016/j.foodcont.2019.106971.

Fuente: Universidad Complutense de Madrid
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Pan y galletas con microalgas marinas

Científicos de la Universidad de Almería, la de Lleida y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias han sustituido parte de la harina que llevan los panes y galletas saladas por una biomasa de algas marinas, demostrado su potencial nutritivo y antioxidante. Durante una cata, a los expertos les agradó su olor, sabor y textura.

Alt de la imagen
Ultrasonidos en la crianza para reducir los costes de producción del vino

Investigadores españoles han analizado los efectos de la aplicación de ultrasonidos a los vinos tintos en crianza para reducir su tiempo de elaboración y sus costes. El nuevo trabajo ha evaluado también la influencia de esta técnica en la calidad de los caldos.