CIENCIAS NATURALES: Ciencias de la Vida

Una mutación genética en una sola especie altera ecosistemas enteros

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Científicos del Trinity College de Dublín en Irlanda han descubierto que una mutación genética en una sola especie puede desencadenar cambios drásticos en comunidades biológicas enteras. Estos cambios pueden ser tan importantes como los causados ​​por la extinción de un depredador.

Más información sobre:
genética
mutación
ecosistema
cadena alimentaria
biología

SINC | | 10 septiembre 2015 11:15

<p>Colonias de <em>Serratia marcescens</em>, una de las especies de bacterias utilizadas en el estudio, que crece en una placa de agar. / Deirdre McClean</p>

Colonias de Serratia marcescens, una de las especies de bacterias utilizadas en el estudio, que crece en una placa de agar. / Deirdre McClean

Mediante el uso de bacterias para replicar los sistemas ecológicos en el laboratorio, científicos del Trinity College de Dublín (Irlanda) encontraron que las mutaciones de un solo gen, que alteran la forma en la que una especie bacteriana interactúa con otras, tenían enormes impactos estructurales a través de sus múltiples especies de comunidades microbianas.

Estos 'mutantes sociales’ variaban en su capacidad para producir biopelículas, muchas de las cuales causan problemas de salud en las personas. Este hecho tiene repercusiones en cadena en otras especies que, a su vez, alteran por completo la estructura de las comunidades biológicas.

"Es increíble saber que un cambio en un solo gen tiene el potencial de tener un efecto tal que puede cambiar ecosistemas enteros", dice Deirdre McClean

"Es increíble saber que un cambio en un solo gen tiene el potencial de tener un efecto tal que puede cambiar ecosistemas enteros", dice Deirdre McClean, autor principal del estudio que publica la revista Nature Communications e investigador del Trinity College.

"Sabemos que los depredadores son muy importantes a la hora de influir en cómo se estructuran los ecosistemas, ya que controlan el número y la diversidad de otras especies de la red alimentaria. Un cambio genético tan pequeño puede causar una mutación que altera completamente las comunidades, tanto como la extinción de un depredador", declara Ian Donohue, coautor del trabajo.

Los resultados del estudio resaltan el notable alcance de las diferencias genéticas a escala dentro de las poblaciones. Estos cambios modifican ecosistemas enteros, no solo el de comunidades microbianas, sino también ecosistemas a gran escala, tales como lagos, bosques y sistemas marinos. Las especies utilizadas en el estudio son comunes en ambos entornos de suelo y de agua dulce.

Asimismo, estos hallazgos tienen implicaciones para las investigaciones con enfermedades y fármacos, así como para la ecología y la genética. "Comprender los efectos del comportamiento de las bacterias en la composición de las comunidades biológicas podría resultar crucial en el desarrollo de tratamientos destinados a la manipulación de nuestra flora intestinal, por ejemplo", concluye Donohue.

Referencia bibliográfica:

Deirdre McClean et al. "Single gene locus changes perturb complex microbial communities as much as apex predator lossNature Communications doi:10.1038/ncomms9235

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |15. septiembre 2015 12:00:05

    Este hecho creo nos lleva a una reflexión sobre el azar, ya que el concepto vigente del azar es que este forma parte del universo, pero esta concepción del azar no es científica sino precientífica.

    Yo considero que el azar exige ser definido y planteado de forma científica, lo que nos llevaría a considerarlo como el fundamento de la ley física de conservación constitutiva de la existencia. Que por otro lado también es verdad que solo el azar considerado como fundamento ontológico de la existencia puede superar el absurdo anticientífico del libre albedrío de un creador o del accidente como fundamento de la existencia, ya que aunque el azar precientífico sea considerado como la causa accidental de la existencia, el azar científico no puede formar parte de la existencia como realidad concreta que excluye a otras formas posibles de existencia, que como formas distintas implicarían la negación de la misma, al igual que ella hace sobre los otras formas posibles que no son.

    Así pues el azar científico seria la integral indiferenciada de todas los posibilidades existenciales que se realizan a velocidad infinita en un periodo de tiempo infinitesimal, cuya cualidad existencial es la ausencia de toda forma existencial constitutiva de la nada científica que se diferencia de la nada precientífica, justamente por ser la integral indiferenciada de todas las posibilidades existenciales. Posibilidades existenciales constituidas en dos grandes grupos las que son diacrónicamente viables como conjuntos cósmicos y las que no son diacrónicamente viables como conjuntos cósmicos.

    Las que son diacrónicamente viables como conjuntos cósmicos se diferencian sincrónicamente como conjunto súper cósmico constituidos por todas las probabilidades existenciales o conjuntos cósmicos, los cuales son los elementos del conjunto súper cósmico, constituyendo la potencia existencial diferenciada del azar o potencia existencial indiferenciada.

    A su vez los conjuntos cósmicos expresan la concretización existencial de la posibilidad existencial diacrónicamente viable como probabilidad existencial concreta, probabilidad que se realiza determinando la exclusión de toda forma existencial de conjunto cósmico divergente de ella en el continente y contenido que lo constituye. De forma que los conjuntos cósmicos lo único que comparten es una resonancia existencial entre aquellos elementos del conjunto súper cósmico que comparten secuencias existenciales diacrónicamente equivalentes, pero pertenecientes a conjuntos cósmicos diferentes.

    Esta equivalencia diacrónica existencial no pertenece el conjunto cósmico del que formamos parte, sino a los elementos del conjunto súper cósmico que forman una partición con el nuestro, partición que implica que como elementos seriamos intercambiables con otros elementos de los conjuntos cósmicos de nuestra partición, pero no así los continentes a los que pertenecemos. Pero este intercambio solo seria durante el periodo diacrónico común, después del mismo sería una anomalía que sin embargo formaría parte del determinismo existencial, ya que de no ser así no se produciría.
    Lo que nos plantea la posibilidad de que el hecho de que un solo cambio genético determine la alteración de todo un ecosistema, es una consecuencia de que la función existencial de un ecosistema es la misma que rige en el conjunto de los volúmenes universales o universo, que son los elementos constitutivos de un conjunto cósmico. Ya que cada volumen universal seria la diferenciación sincrónica de cada uno de los periodos cuánticos existenciales que constituyen un conjunto cósmico, o sea el desarrollo diacrónico de la forma concretizada de la potencia existencial generada por el azar científico, la cual se realiza diacrónicamente en cada volumen universal, al tiempo que es realizada sincrónicamente en el conjunto de los volúmenes universales que constituyen un conjunto cósmico.

    Responder a este comentario

  • Javier Alonso |21. septiembre 2015 13:08:06

    ... Lo que, en resumen, viene a querer decir: "Sólo sé que no sé nada"...

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER