Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se ha publicado en ‘Acta Oecologica’

Una planta exótica invade las dunas costeras del sur de España

Introducida hace 40 años, la planta exótica de origen sudafricano Galenia pubescens se concentra en ambientes alterados y costeros del sur de España. Al desconocer sus impactos en los ecosistemas, un equipo de investigación español ha estudiado su capacidad invasora. Las conclusiones apuntan que, aunque sus poblaciones son aún incipientes, es necesario un control eficaz para prevenir impactos mayores de esta planta “potencialmente” invasora.

Detalle de la planta invasora de origen sudafricano. Foto: Juan Garcia-de-Lomas.

Para predecir el éxito invasor de esta planta e identificar los ambientes costeros más vulnerables, los científicos evaluaron su capacidad de invasión en las costas españolas de Andalucía. Los resultados son claros: “Galenia pubescens es una planta invasora potencial y debería ser incluida en los catálogos nacionales de plantas invasoras”, subraya a SINC Juan García-de-Lomas, autor principal e investigador en el departamento de Biología de la Universidad de Cádiz.

El equipo de investigación, que ha publicado sus conclusiones en Acta Oecologica, señala además que las dunas son más vulnerables que las marismas, ya que la planta produce allí más semillas y crece más.

“Los impactos de esta planta muestran un claro descenso de la riqueza, de la diversidad en las parcelas invadidas frente a las de control (no invadidas), así como un cambio en los tipos funcionales (aumento de plantas ruderales, que se desarrollan y viven en el entorno de la habitación humana o de sus vías de comunicación) y una pérdida de plantas perennes”, señala García-de-Lomas. Para el científico estos impactos implican “mayor tiempo de recuperación de los ecosistemas una vez eliminada la planta”.

Los investigadores también han detectado que los densos tapetes de Galenia generan un “ensombrecimiento muy significativo”. Esto limita la germinación y el desarrollo de semillas y plantones autóctonos, y genera cambios en las características del suelo como el freno en el transporte de arena, o el aumento de la humedad.

Una amenaza para la biodiversidad

Esta planta exótica se ha introducido de forma accidental en varias zonas del planeta (Australia, Israel, y Chile), pero en Europa las poblaciones de Galenia pubescens se concentran en el sur de España.

Las invasiones biológicas son grandes amenazas para la biodiversidad. Muchas zonas del planeta se han mantenido aisladas durante miles o millones de años por fronteras biogeográficas, y han generado una elevada biodiversidad por el aislamiento, los procesos de especiación, la selección natural y la coevolución.

Sin embargo, el transporte y el comercio “generan un trasiego de especies, de manera accidental o intencionada, que da lugar a la introducción de especies fuera de sus áreas de distribución naturales (convirtiéndose de este modo en especies exóticas)”, asegura el investigador. Algunas de estas especies crecen de manera desmedida en el nuevo territorio y provocan impactos graves en el medio ambiente.

---------------------------------

Vídeo de la noticia.

Distribución de la Galenia pubescens en España.

---------------------------------

Referencia bibliográfica:

García-de-Lomas, Juan; Cozar, Andrés; Dana, Elias D.; Hernández, Ignacio; Sánchez-García, Iñigo; García, Carlos M. “Invasiveness of Galenia pubescens (Aizoaceae): A new threat to Mediterranean-climate coastal ecosystems” Acta Oecologica 36(1): 39-45 enero-febrero de 2010.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados