Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una 'spin off' del CSIC patenta una mejora de los microscopios de fuerzas

Next-Tip, una spin off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha patentado una técnica que optimiza la capacidad de la microscopía de fuerzas, encargada de percibir los objetos del mundo nanoscópico.

La tecnología es una alternativa a la fabricación de sondas de microscopía para medidas con alta resolución. / CSIC
Next-Tip patenta una técnica que optimiza la capacidad de la microscopía de fuerzas . Foto: CSIC

Next-Tip, una spin off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha patentado una técnica que optimiza la capacidad de la microscopía de fuerzas, encargada de percibir los objetos del mundo nanoscópico.

Para observar aquello que el ojo no ve y donde el microscopio convencional tampoco llega, se desarrolló la microscopía de fuerza atómica, encargada de percibir los objetos del mundo nanoscópico. Esta herramienta, capaz de detectar fuerzas del orden de piconewtons (la trillonésima parte de un newton) acaba de ser perfeccionada gracias a una nueva técnica desarrollada por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La mejora, patentada por el CSIC, ha sido licenciada a través de una spin off de la institución, la empresa Next-Tip. Consiste en el depósito de nanopartículas de composición química y tamaño controlados sobre las sondas ya existentes para la microscopía de fuerza atómica.

El investigador del Instituto de Ciencias de Materiales de Madrid del CSIC Yves Huttel, responsable del desarrollo, explica: “Los estudios han mostrado que las nanopartículas depositadas actúan como sondas efectivas y que cuando más pequeñas son, mejor es la resolución en microscopía”.

Las sondas de microscopía de fuerza atómica son uno de los elementos fundamentales para el funcionamiento de este tipo de microscopios. Consisten en finísimas puntas que recorren la superficie a observar. La interacción entre la punta y el medio de estudio es la que ofrece la información sobre la superficie en cuestión. La técnica del CSIC añade, por tanto, las nanopartículas de tamaño y composición determinada a la superficie de esta punta.

Coste reducido

Huttel indica que “el material que compone las nanopartículas se puede ajustar a las necesidades de la observación que se quiera realizar”. Además, el investigador del CSIC asegura que “las sondas fabricadas han demostrado ser más resistentes al desgaste, lo que les confiere un atractivo especial para medidas en entornos extremos, como los de bajas temperaturas, ultra alto vacío y en test de calidad en cadenas de producción, donde la fiabilidad es un factor importante”.

La tecnología desarrollada por Huttel y su equipo representa, según sus palabras, “una alternativa a la fabricación de sondas de microscopía para medidas con alta resolución y además con costes reducidos”.

Referencia bibliográfica:

L. Martínez, M. Tello, M. Díaz, E. Román, R. Garcia, and Y. Huttel. “Aspect-ratio and lateral-resolution enhancement in force microscopy by attaching nanoclusters generated by an ion cluster source at the end of a silicon tip”. Review of Scientific Instruments. DOI: 10.1063/1.3556788

C. V. Manzano, O. Caballero-Calero, S. Hormeño, M. Penedo, M. Luna, and M. S. Martín-González. “ZnO Morphology Control by Pulsed Electrodeposition”.Journal of Physical Chemistry. DOI: 10.1021/jp3107099

Fuente: CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Manuel Carro, experto en ‘apps’ de rastreo de la COVID-19
“Las aplicaciones para detectar contagios son un experimento que vale la pena probar”
Mónica G. Salomone

Ni panacea ni amenaza para la privacidad: las aplicaciones de seguimiento de interacciones, bien utilizadas, serán un complemento a los rastreadores humanos, según defiende el director del Instituto IMDEA Software. Este profesor de Informática en la UPM explica por qué están tardando en desarrollarse. “Quizá de haberlo hecho antes tendríamos menos rebrotes ahora”, dice. 

Alt de la imagen
Desarrollan un ecógrafo pulmonar para la detección y seguimiento de la COVID-19

Una nueva herramienta, desarrollada por un equipo del CSIC, toma imágenes de los pulmones y usa la inteligencia artificial para simplificar su interpretación. Incluye además un sistema de desinfección que reduce el riesgo de contagio del personal sanitario. La producción del dispositivo correrá a a cargo de la empresa española DASEL.