Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una técnica abarata la producción de las ventanas inteligentes

Científicos del CSIC han patentado una tecnología que consigue que el vidrio de las ventanas, a través de su exposición al aire húmedo o seco, cambie de transparente a opaco. El material, menos costoso que el resto de modelos, facilita una producción a un precio asequible.

La ventana pasa de transparente a opaca gracias a la técnica, que abarata costes empleando delgadas películas de material altamente poroso como recubrimiento. / CSIC

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han desarrollado una nueva técnica que permite reducir los costes de ‘ventanas inteligentes’ con las que se puede controlar la cantidad de luz que pasa a través de un cristal.

En cuestión de segundos, mediante un interruptor, se puede activar esta tecnología que provoca unas reacciones químicas y físicas que hacen que el vidrio de una ventana transparente se convierta en opaco.

Producir un metro cuadrado de otros modelos cuesta miles de euros mientras que, en este caso, solo es de varios céntimos de euro

A diferencia de otras ya existentes, que necesitan vidrios conductores o la utilización de cristal líquido, la técnica patentada por el CSIC y desarrollada por un equipo del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid emplea delgadas películas de material altamente poroso como recubrimiento.

Mediante su exposición al aire húmedo o seco estas películas cambian su transmisión óptica, consiguiendo una conmutación entre un estado transparente y uno opaco.

Como explica David Levy, investigador del CSIC, “si bien ya existen otros modelos, una de las ventajas de la tecnología que hemos desarrollado es su coste. Su producción es más sencilla y barata porque los materiales que empleamos son menos costosos. Por ejemplo, producir un metro cuadrado de otros modelos cuesta miles de euros mientras que en nuestro caso solo es de varios céntimos de euro. Eso permitirá una amplia fabricación de ‘ventanas inteligentes’ a un precio razonable”.

Energéticamente eficientes

En cuestión de segundos, se activan unas reacciones químicas y físicas que hacen que el vidrio de una ventana transparente se convierta en opaco

Según los investigadores, las aplicaciones de estas ‘ventanas inteligentes’ son numerosas. Se pueden usar sobre superficies flexibles, planas, curvas, de cristal o poliméricas, lo que permite utilizar estos vidrios en diferentes tipos de ventanas, puertas, paneles divisorios en salas de reuniones o lucernarios.

Además, “no solo son útiles en la protección frente a la radiación solar sino que también sirven como elemento de decoración y protección de la privacidad tanto en el interior como en el exterior de edificios”, apuntan.

Para los investigadores, en los últimos años la tendencia en el sector de la construcción es el uso de vidrio en las fachadas, pero se tiene muy en cuenta que sean edificios energéticamente sostenibles.

Levy y su compañero Marcos Zayat, también del CSIC, señalan: “Las ‘ventanas inteligentes’ que hemos desarrollado se ajustan a la necesidad de aumentar la eficiencia energética aplicando nuevas tecnologías a las ventanas y fachadas de las edificaciones. Se consiguen optimizar los recursos energéticos, reduciendo la carga de aire acondicionado en verano y de calefacción en invierno”.

Fuente: CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
África Periáñez, científica de datos y fundadora de benshi.ai
“Contra los sesgos en inteligencia artificial buscamos talento de diferentes continentes, géneros y orientaciones sexuales”

La investigadora madrileña había trabajado en los videojuegos y la moda hasta que la Fundación Bill y Melinda Gates la fichó. Su experiencia en modelos de machine learning y de predicción del comportamiento servirá para mejorar las apps de aprendizaje que usan las matronas en países con menos recursos. El objetivo es reducir las muertes de madres y bebés durante el embarazo y el parto.

Las patentes creadas por mujeres se acuerdan más de la salud femenina, pero las inventoras escasean

Los desarrollos biomédicos creados por equipos de mayoría femenina tienden a resolver problemas que afectan de manera específica a las mujeres, según publica un estudio en Science. El trabajo alerta sobre los obstáculos que limitan la participación femenina en el sistema de innovación y el problema que supone trabajar en equipos poco diversos.