Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Ya no es necesario suministrar antibióticos como precaución por una posible neumonía

Los pacientes que se encuentran en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) a menudo reciben antibióticos como medida de precaución contra la neumonía asociada a la ventilación mecánica. El investigador holandés Stefan Visscher ha desarrollado un modelo para diagnosticar rápidamente la neumonía en un paciente. De esta manera se puede evitar el tratamiento innecesario con antibióticos.

Antibióticos. Foto: Lamentable.

Stefan Visscher estudió 238 casos de pacientes en las UCIs a los que se administraron antibióticos, de los que luego se comprobó que solamente 157 de ellos habían padecido realmente neumonía. El hecho de que no exista un test apropiado y cómodo para el paciente hace que sea muy difícil determinar con seguridad si un paciente ha desarrollado una neumonía.

Así, el investigador holandés desarrolló un modelo basado en el teorema de Bayes, un modelo probabilístico que distingue entre los pacientes que tienen neumonía asociada a la ventilación mecánica y los que no. El modelo de Visscher calcula la probabilidad de que un paciente tenga neumonía, predice qué bacteria la ha causado e indica cuál es el mejor antibiótico que puede prescribirse.

Este método es más fiable que los cultivos en los que actualmente se basan los médicos. Los datos necesarios para realizar el cálculo de probabilidad se extraen automáticamente de la ficha electrónica del paciente. En su modelo, Visscher procesó los datos clínicos y otros detalles de todos los pacientes con ventilación mecánica en las UCIs durante un periodo de más de tres años.

Los modelos de ordenador se basaron inicialmente en el conocimiento de expertos. Más tarde, se reforzaron con técnicas de ‘aprendizaje automático’ (una rama de la inteligencia artificial que desarrolla técnicas que permiten a las computadoras “aprender”). El objetivo final es optimizar la fiabilidad de las predicciones.

Ficha electrónica del paciente

La investigación de Visscher forma parte del proyecto TimeBayes, responsable de la puesta en marcha de la ficha electrónica del paciente. Esta ficha contiene todos los datos clínicos y de laboratorio relevantes del paciente para servir de respaldo a las decisiones de los médicos.

Según el investigador, los nuevos modelos elaborados por ordenador son la base de un sistema de decisión fiable para los médicos de las UCIs. “El siguiente paso será desarrollar un amplio estudio donde se compruebe el valor de estos modelos en la práctica médica diaria”.

Fuente: Organización Holandesa de Investigación Científica (NWO)
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Las personas mayores están infrarrepresentadas en los ensayos de fármacos contra la covid-19

Un estudio ha analizado la proporción de individuos de avanzada edad que participan en las pruebas de tratamientos y vacunas para el nuevo coronavirus. Además de las restricciones por edad y por presencia de patologías para proteger su salud, hay otras condiciones que limitan la participación de los ancianos, como el acceso a las tecnologías, y que pueden poner en riesgo las evaluaciones de efectividad y seguridad.

Esta investigadora ha logrado casi dos millones de euros para estudiar el lenguaje
Verónica Fuentes

Clara Martín, del centro de investigación vasco BCBL, acaba de conseguir 1,9 millones de euros de la Comisión Europea para llevar a cabo un estudio sobre ortografía y bilingüismo. Su trabajo tiene implicaciones en el tratamiento de trastornos del lenguaje, como la dislexia, y en el aprendizaje de lenguas.