Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Activar una proteína para tratar la pérdida de memoria en demencia

Científicos de Cataluña han descrito una proteína que regula la memoria asociativa y que se encuentra alterada en pacientes con alzhéimer y otras demencias. Los investigadores han conseguido recuperar la función de esta proteína mediante terapia génica y restablecer las capacidades cognitivas en modelos animales de neurodegeneración y demencia.

Los investigadores Carlos Saura y Lilian Enríquez en su laboratorio. (Autores: Arnaldo Parra i Carlos Saura)

Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han descubierto un nuevo mecanismo molecular que regula la formación de la memoria asociativa en el hipocampo, una región cerebral profundamente afectada ya en etapas iniciales de algunas enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer. El estudio, dirigido por Carlos Saura, del Instituto de Neurociencias de la UAB (INc), es portada este mes de la revista Biological Psychiatry.

La memoria asociativa, que nos permite relacionar y recordar situaciones, lugares y personas a largo plazo, es una de las primeras funciones cognitivas afectadas en casos de demencia, como en el alzhéimer. En este trabajo, los investigadores demuestran que una proteína, la CRTC1, se activa durante el procesamiento de este tipo de memoria en la región del hipocampo, y que esta activación es necesaria para que se produzca el posterior recuerdo.

La memoria asociativa es una de las primeras funciones cognitivas afectadas en casos de demencia, como en el alzhéimer

En estudios previos, los expertos habían visto que CRTC1 estaba alterada en los cerebros de las personas con enfermedad de Alzheimer. En esta reciente publicación se demuestra que esta alteración está presente, también, en otras enfermedades neurodegenerativas y que implica pérdida de memoria.

Con el objetivo de aumentar los niveles de CRTC1, los investigadores introdujeron, mediante un virus, copias del gen que codifica para CRTC1 a un grupo de neuronas del hipocampo de ratones enfermos. Estos ratones tratados con terapia génica eran capaces de recordar una experiencia negativa que habían tenido anteriormente y se quedaban paralizados.

Los ratones control, en cambio, no recordaban la experiencia negativa. Según Carlos Saura, “la importancia de este descubrimiento es que permitiría tratar la pérdida de memoria incluso en etapas avanzadas de neurodegeneración, activando neuronas específicas del hipocampo que podrían recuperar su funcionalidad”.

Estas investigaciones representan un avance importante en el conocimiento de los mecanismos moleculares implicados en la formación y la pérdida de memoria que tiene lugar en distintas enfermedades neurodegenerativas. “Estos resultados pueden tener aplicaciones translacionales clínicas importantes ya que establecen este mecanismo como una nueva diana terapéutica para revertir la pérdida de memoria en casos de demencia”, concluye Saura.

Referencia bibliográfica:

Parra-Damas A., Chen M., Enríquez-Barreto L., Ortega L., Acosta S., Camats Perna J., Fullana N., Aguilera J., Rodríguez-Alvarez J., and Saura C.A. CRTC1 function during memory encoding is disrupted in neurodegeneration (2017). Biol Psychiatry 81 (2): 111-123

Fuente: UAB
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Riesgo alto de trastorno mental durante la primera ola en casi la mitad de los sanitarios españoles

Con datos de más de 9.000 profesionales de 18 centros sanitarios españoles, un nuevo estudio revela cómo casi la mitad de los encuestados presenta cribado positivo de un trastorno mental, y un 14,5 % lo sufre de forma discapacitante, es decir, con repercusiones negativas claras en su vida profesional y social. Una segunda investigación apunta un 3,5 % de ideación suicida activa en los últimos 30 días.

María José Mas, neuropediatra
“Vemos situaciones sangrantes de familias que no pueden pagar la atención temprana para sus hijos”
Jesús Méndez

¿Qué se considera normal? ¿Cómo se diagnostica un trastorno del neurodesarrollo? ¿Qué deben hacer los padres y las madres si perciben algún signo de alarma? ¿Hasta qué punto es importante ponerle un nombre? María José Mas habla de ello en el libro El cerebro en su laberinto. Los trastornos del neurodesarrollo; y denuncia la falta de una red pública que garantice estos servicios esenciales para la infancia.