Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio aparece en la revista ‘Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention’

Aumentar la ingesta de selenio reduce el riego de cáncer de vejiga

El selenio protege frente al cáncer de vejiga. Así lo indica una nueva investigación, dirigida por científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que confirma una reducción del riesgo del 39%. Se observa un mayor efecto protector en las mujeres, debido a las diferencias de género en la absorción y eliminación de este mineral del organismo.

El pan, los cereales, el pescado, las carnes y los huevos poseen una alta concentración de selenio. Foto: Jillmotts.

“El selenio es un micronutriente esencial contenido en aproximadamente 25 proteínas, las selenoproteínas, algunas de las cuales son enzimas con propiedades antioxidantes que previenen el daño celular ocasionado por los subproductos del metabolismo del oxígeno. Así, los niveles bajos de selenio se asocian a un mayor riesgo de desarrollar un cáncer de vejiga”, afirman los investigadores del CNIO.

El estudio, dirigido por Núria Malats, jefa del Grupo de Epidemiología Genética y Molecular del centro, es un meta-análisis en el que se incluyen siete estudios ya publicados en los que se determinaron los niveles de selenio en suero y en uñas de los pies de muestras procedentes de EE UU, Bélgica, Francia, Finlandia y Holanda.

A partir de estos trabajos, los autores evaluaron el riesgo de cáncer de vejiga y observaron un efecto protector del selenio, especialmente en mujeres, lo que podría deberse a las diferencias específicas de género en la absorción y eliminación de este mineral del organismo. Los resultados aparecen publicados en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

“El incremento de la ingesta de selenio se asocia con un menor riesgo de desarrollar un cáncer de vejiga, aunque será necesario realizar más estudios para confirmar estos datos y poder recomendar la toma de suplementos de este mineral”, explica Malats. De hecho, el próximo objetivo de los investigadores será determinar la relación dosis-respuesta en un gran estudio realizado en España.

¿Dónde se encuentra selenio?

El selenio se localiza en las plantas que crecen en suelos ricos en este mineral y en los animales que pastan en ellos. Además, existen numerosos productos enriquecidos con este elemento. Se encuentra en el pan, los cereales, el pescado, las carnes y los huevos. Es antioxidante, ayuda a neutralizar los radicales libres, induce la apoptosis, estimula el sistema inmunológico e interviene en el funcionamiento de la glándula tiroides.

-------------

Referencia bibliográfica:

André F.S. Amaral, Kenneth P. Cantor, Debra T. Silverman y Núria Malats. “Selenium and Bladder Cancer Risk: a Meta-analysis”. Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention. Publicada on line el 31 de Agosto de 2010. Doi: 10.1158/1055-9965.EPI-10-0544

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
El virus de Epstein-Barr podría ser la causa principal de la esclerosis múltiple

Un estudio realizado durante 20 años en más de diez millones de militares estadounidenses apunta a este virus del herpes que puede provocar la mononucleosis infecciosa como uno de los culpables, ya que multiplica por 32 el riesgo de sufrir esta enfermedad del sistema nervioso. Eso sí, por ahora no es posible demostrar directamente la causalidad.

Cómo se inicia el cáncer de ovario en las mujeres con más riesgo

En 2020 se diagnosticaron 313.959 casos de esta enfermedad en el mundo y 207.252 fallecieron. La elevada mortalidad se debe fundamentalmente al diagnóstico tardío. Un nuevo estudio permite predecir con muchos años de antelación qué mujeres con la mutación BRCA-1 desarrollará este tipo de tumor.