Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Chile renuncia a celebrar la cumbre del clima COP25

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha anunciado hoy que renuncia a la celebración de la Cumbre del Clima (COP25) que iba a tener lugar el próximo mes de diciembre en la capital chilena. El mandatario ha explicado que esta decisión se debe a las difíciles circunstancias que ha vivido nuestro país y que hemos vivido todos los chilenos durante las últimas semanas”.

Protestas en Chile de 2019, Plaza Baquedano, Santiago de Chile / Wikipedia (Carlos Figueroa)

Por primera vez, el país anfitrión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) renuncia a acoger esta reunión poco tiempo antes de su celebración. Sebastián Piñera, presidente de Chile –país en el que estaba programado que tuviese lugar la COP25 el próximo diciembre– ha anunciado hoy que no acogerá la reunión “considerando que nuestra primera prioridad como gobierno es concentrarnos absolutamente en restablecer el orden público, la seguridad ciudadana y la paz social”.

El pasado mes de abril se anunció que, tras la renuncia de Brasil, esta 25ª Conferencia de las Partes se celebraría en la capital chilena entre los días 2 al 13 de diciembre.

“Sentimos y lamentamos profundamente los problemas y los inconvenientes que esta decisión va a significar”, ha explicado el mandatario

“Nuestro gobierno, y con profundo dolor, porque este es un dolor para Chile, ha resuelto no realizar la cumbre de APEC [Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico], que estaba programada para el mes de noviembre y tampoco la cumbre de la COP, programada para el mes de diciembre. Sentimos y lamentamos profundamente los problemas y los inconvenientes que esta decisión va a significar”, ha explicado el mandatario en un anuncio junto a la la Ministra de Medio Ambiente Carolina Schmidt y el Canciller Teodoro Rivera.

En el mes de octubre se celebró la pre-COP en San José de Costa Rica. Se trataba de sesiones preparatorias a las discusiones que estaban previstas para la COP25 de Santiago de Chile.

“Como presidente de todos los chilenos tengo siempre que poner los problemas e intereses de los chilenos primero en la fila”, afirmó Piñera, que aprovecho para recordar los compromisos de Chile con el medio ambiente y su intención de convertir al país en “carbono neutral, es decir, emisión neta cero de carbono antes del año 2050.

Por su parte, la Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas Patricia Espinosa ha explicado: “Hoy temprano fui informada de la decisión del gobierno de Chile de no albergar la COP25 en vista de la difícil situación que enfrenta el país. Actualmente estamos explorando opciones alternativas de alojamiento”.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los neandertales tenían mayor semejanza genética con los ‘Homo sapiens’ que con los denisovanos

Un equipo, con participación española, ha analizado las secuencias genéticas del cromosoma Y de neandertales y denisovanos, estrechamente relacionados evolutivamente con los primeros. Los resultados revelan, sin embargo, mayor similitud genética entre los neandertales y los humanos modernos, lo que deja a los denisovanos como un linaje de una raíz más antigua para este marcador genético.

Alt de la imagen
Anatolia y el sur del Cáucaso no son la cuna de los caballos domésticos

El ADN antiguo de 111 restos indica que hace 4.000 años se produjo una entrada repentina de caballos domésticos desde las estepas euroasiáticas. El trabajo, que cuenta con la participación del CSIC, refuta la hipótesis de que la domesticación de los caballos comenzó hace unos 5500 años de forma independiente en Anatolia y el sur del Cáucaso.