Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Chimpancés y humanos comparten cerebros con una capacidad de adaptación extraordinaria

Un equipo liderado por la investigadora española Aida Gómez-Robles, del departamento de antropología de la Universidad George Washington (EE UU) ha publicado en la revista Nature Communications un artículo que plantea que el cerebro de chimpancés y humanos es especialmente flexible debido a la independencia relativa de sus distintas áreas.

Estas interacciones estructurales son las que tienen una mayor influencia en la evolución cerebral de chimpancés y humanos. / CENIEH.

Un estudio, cuyos resultados se basan en análisis cuantitativo de la forma de casi 200 cerebros de chimpancés y de otros tantos cerebros humanos estudiados a través de resonancias magnéticas estructurales, asegura que la independencia relativa de distintas regiones del cerebro en humanos y chimpancés puede haber hecho que este órgano en ambas especies sea especialmente propenso a responder a determinadas presiones selectivas.

Esto habría dado lugar a un patrón de evolución en mosaico, por el que distintas adaptaciones cerebrales han aparecido en distintos momentos de nuestra historia evolutiva.

A pesar de la complejidad funcional del cerebro humano, los factores más importantes que determinan su variación son simplemente las interacciones entre regiones adyacentes, que varían de manera coordinada.

“Este patrón de variación es similar al observado en chimpancés a pesar de las claras diferencias cognitivas entre las dos especies”

Por el contrario, las partes que están separadas conservan la capacidad de evolucionar de manera independiente de otras regiones.

“Este patrón de variación es sorprendentemente similar al observado en chimpancés a pesar de las claras diferencias cognitivas y comportamentales entre las dos especies”, afirma Gómez-Robles.

Factores de evolución cerebral

Nuestro cerebro es un órgano extraordinariamente complejo, cuya variación y evolución está determinada por interacciones igualmente complejas entre distintos factores. No todas las regiones del cerebro se desarrollan en el mismo momento ni a partir de los mismos precursores, de forma que las regiones con un origen común han de ejercer una influencia mutua.

Además, nuestro cerebro controla multitud de funciones diferentes, de modo que regiones que están implicadas en la misma función deben evolucionar de manera coordinada para no comprometer dicha función.

Los resultados de este trabajo indican que nuestro cerebro es capaz de responder de manera flexible a determinadas presiones selectivas

Finalmente, la propia anatomía del cerebro tiene un importante efecto en su variación y evolución, ya que ciertas interacciones estructurales pueden limitar o facilitar los cambios cerebrales. Estas interacciones estructurales son las que tienen una mayor influencia en la evolución cerebral de chimpancés y humanos.

Los resultados de este trabajo indican que nuestro cerebro es capaz de responder de manera flexible a determinadas presiones selectivas.

Sin embargo, la identificación de esos factores selectivos y de los cambios anatómicos que están ligados a ellos exige un entendimiento mucho más profundo de la relación que existe entre la variación anatómica del cerebro y nuestro comportamiento, "aspectos a los que ni la antropología ni la neurobiología han podido dar aún explicaciones completas", concluye Gómez-Robles.

Referencia bibliográfica:

Aida Gómez-Robles, William D. Hopkins y Chet C. Sherwood.“Modular structure facilitates mosaic evolution of the brain in chimpanzees and humans". Nature Communications.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los nativos americanos dispersaron la chirimoya por vía marítima

Un estudio sobre el origen del chirimoyo confirma que había rutas por vía marítima que conectaban Centroamérica con Sudamérica. La mayor diversidad genética de este árbol está en América Central.

Alt de la imagen
Los chimpancés mantienen pocos pero buenos amigos cuando envejecen, como los humanos

Menos amistades, pero más significativas y positivas. Al envejecer las personas tienden a dar prioridad a viejos amigos, más cercanos e importantes antes que conocer a nuevos, debido a la sensación de que su futuro es limitado. Este mismo comportamiento se ha observado por primera vez en chimpancés salvajes macho, sin que estos tengan la perspectiva de tiempo y de muerte inminente.