POLÍTICA CIENTÍFICA: Política científica

Científicos europeos protestan contra los recortes y escriben una carta abierta a los gobernantes

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

La revista 'Nature' publica en su último número un artículo de la astrofísica española Amaya Moro-Martin, que actualmente trabaja en el Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial (STSI) en Baltimore (EE UU), en el que hace “un llamamiento a todos aquellos a los que les preocupa la ciencia en Europa”. Además, la próxima semana se organizarán protestas en varias capitales europeas por los recortes en I+D.

Más información sobre:
recortes
Comisión Europea
crisis
I+D

SINC | | 08 octubre 2014 19:00

<p> Científicos del CERN y de otras asociaciones de investigadores protestan por los recortes en una imagen de archivo. / Efe</p>

 Científicos del CERN y de otras asociaciones de investigadores protestan por los recortes en una imagen de archivo. / Efe

Dentro de la campaña ‘Ciencia en Marcha’, se han programado diversos actos en toda Europa para protestar “contra los recortes presupuestarios que están destruyendo nuestra base científica y que amenazan nuestro futuro económico”, según sus organizadores.

“Esta petición va dirigida a los gobiernos porque de ellos depende el 90% del presupuesto de la I+D en Europa", explica Amaya Moro-Martín

La semana próxima está previsto que en varias capitales europeas se organicen dichas protestas –como la llegada a París de un grupo de científicos franceses en bicicleta– para pedir un replanteamiento de las políticas de recortes en I+D.

Asimismo, investigadores de toda Europa han redactado una carta abierta, dirigida a los gobiernos nacionales, al Parlamento Europeo y a la Comisión, para hacerles llegar el mensaje.

“Esta petición va dirigida a los gobiernos porque de ellos depende el 90% del presupuesto total de la I+D en Europa, pero también va dirigida a la Comisión Europea porque tiene una fuerte influencia en las políticas nacionales”, declara a Sinc la astrofísica española Amaya Moro-Martin, autora de un artículo publicado esta semana en Nature en el que hace un llamamiento a “aquellos en posiciones de poder en Europa”, para que la investigación no siga los ciclos políticos. “Se trata de invertir en el futuro”, asevera.

Amaya Moro-Martin

Amaya Moro-Martin

Según la científica, en el caso de España, la Comisión Europea ha criticado directamente los recortes en I+D, pidiendo “proceder a una revisión de las prioridades de gasto y reasignar los fondos a fin de facilitar el acceso a la financiación para pymes, investigación, innovación y juventud” en el dictamen del Consejo Europeo sobre el programa de estabilidad de España para 2012-2015.

“El Gobierno español ha reducido el presupuesto de I+D desde el comienzo de la crisis”, asegura la investigadora. “Algunos países europeos –añade– precisan de incrementos muy significativos de los presupuestos de I+D y esto debe hacerse tanto en el ámbito nacional como en el europeo”. 

En promedio, el presupuesto nacional representa el 90% del presupuesto total de I+D y las instituciones europeas tan solo aportarían un 10% pero, según los científicos que firman la carta, este hecho no implica que la Comisión no tenga responsabilidades al respecto.

“La Comisión debe ver más allá del Horizonte 2020 porque la investigación europea se lleva a cabo a nivel nacional, es muy diversa y debe protegerse", añade Moro-Martín

“La Comisión debe ver más allá del Horizonte 2020 porque la investigación europea se lleva a cabo a nivel nacional, es muy diversa y debe protegerse porque la creciente brecha en ciencia e innovación no es buena ni para los países del sur ni para los países del norte”, recalca la investigadora.

Algunos datos significativos

En el artículo se señalan algunos de los ejemplos más destacados de la situación de la I+D en Europa que motivan las protestas.

Por un lado, apuntan que Italia desde 2009 “ha sufrido una caída de hasta el 90%” en el reclutamiento de científicos para sus centros, y ha reducido “a la nada” las cantidades destinadas a la investigación.

En España la cantidad de dinero gastado en investigación y desarrollo “se ha reducido en un 40%, y menos del 10% de los investigadores retirados están siendo reemplazados”, explica el escrito.

Por último, también se recalca que desde 2011, en Grecia el presupuesto para centros de investigación y universidades se ha reducido a la mitad, con la congelación de la contratación. O cómo Portugal está sufriendo ya las consecuencias de los recortes presupuestarios del 50% en sus universidades y centros de investigación, “que le puede llevar a cerrar la mitad de sus unidades de investigación debido al proceso de evaluación de la Fundación Europea de la Ciencia”.

Acto de protesta en Madrid

Varias agrupaciones planean celebrar el viernes 17 de octubre un acto en Madrid en defensa de la I+D

Dentro de los eventos programados para la semana que viene, la Federación de Jóvenes Investigadores –entre otras agrupaciones– planea celebrar el viernes 17 de octubre un acto en Madrid en defensa de la I+D, coincidiendo  con el aniversario de la muerte del premio Nobel Santiago Ramón y Cajal .

“Queremos llamar la atención de la situación de muchos países europeos, incluido España, que están viendo reducidos sus presupuestos en I+D, lo que nos condena a ir en el vagón de cola de la UE”, subraya a Sinc Jose Manuel Fernández, de la Federación de Jóvenes Investigadores.

Para el acto, esperan reunir en el centro de Madrid a científicos de renombre que expliquen su trabajo y a un grupo de monologuistas de ciencia, con el fin de “acercar la ciencia a la sociedad”.

“No hay una solución fácil porque la volatilidad de la inversión en I+D tiene un componente cultural. En países como España, la I+D se percibe como una maceta de flores, en lugar de un campo de cultivo. Estos países han seguido históricamente una política cíclica de I+D, invirtiendo solo en tiempos de bonanza y reduciendo la inversión drásticamente cuando la economía va mal”, concluye Moro-Martin.

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |12. octubre 2014 14:29:22

    Las verdaderas razones de la falta impulso de la investigación científica en España, así como el hecho de que el mayor numero de investigaciones con aplicación en la actividad económica se den en Cataluña, es una consecuencia del proceso de desarrollo social que da origen a las burguesías española y catalana.

    La burguesía catalana nace como clase durante la revolución democrática que represente la Guerra de los Segadores, en donde el principal aliado del gobierno (la aristocracia rural catalana es abatida). La guerra termina con un acuerdo donde el la monarquía hispánica acepta respetar los fueros de Cataluña. Fueros que en el pasado preservan Cataluña de la destrucción del tejido social burgués que sufre Castilla, tras la victoria de los imperiales sobre los comuneros y la aplicación de los leyes contra el comercio y la industria que se ponen en vigor en Castilla, con el objetivo estratégico de destruir el poder y la influencia de las aristocracias urbanas de las ciudades castellanas vinculadas a las actividades comerciales e industriales, se destruye el tejido social burgués castellano.

    Lo que determina que a lo largo del siglo XIX sean las oligarquías latifundistas castellanas, las que parasen al estado consumiendo los recursos que hubieran debido utlilizarse para impulsar el desarrollo científico técnico fomentando la investigación científica, impulsando una base de educación popular en las escuela publica que crease una mano de obra cualificada, en vez de despilfarrar el dinero publico en subvencionar a los terratenientes e impulsar un capitalismo parasito y usuario al servicio del oscurantismo cultural eclesiástico y de unas clases burguesas ligadas a las formas mas parásitas atrasadas y oligárquicas de la economía burguesa.

    Si esto fuera un producto exclusivo del pasado simplemente serviría para explicar lo ocurrido a lo largo de la historia de España, pero como las reformas emprendidas a partir de 1982, comienzan a sufrir la dura presión de la vieja oligarquía burguesa, cuya primera manifestación es la ruina de la reforma educativa, seguida del proceso reacción contra la reforma fiscal de aquellos años. Siendo el año 1996 el comienzo de la erosión de las cajas de ahorros, así como el florecimiento de la corrupción que obliga entre 2004 y el 2011 a incrementar el déficit porque la cobardía de los dirigentes del gobierno y la ferocidad demagógica de la oposición, hace que la única forma de mantener las conquistas sociales y económicas sea esta.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER