Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Los resultados aparecen en la revista 'Neuron'

Dan una nueva explicación al origen del efecto placebo

Un equipo científico alemán ha demostrado la implicación de vías neuronales primitivas del tronco encefálico humano en el llamado 'efecto placebo', un fenómeno que se produce cuando un paciente siente menos dolor tras administrarle lo que cree que es un analgésico, pero que es una sustancia inactiva desde el punto de vista médico.

Los resultados de esta investigación, publicada en la revista Neuron, ofrecen pruebas sobre cómo se produce el efecto placebo y por qué la mera expectativa de que un tratamiento vaya a aliviar el dolor provoque dicha sensación analgésica.

A partir de análisis de imagen cerebral se ha demostrado que la sensación de "analgesia por placebo" estimula la producción de los opioides endógenos en las regiones del cerebro asociadas a la paliación del dolor. Esta sensación también se relaciona con una disminución de las señales que transmiten el dolor.

"Se ha propuesto la hipótesis de que la analgesia por placebo también activa el sistema opioidérgico de control del dolor descendiente, que inhibe el procesamiento del dolor en la médula espinal y, por consiguiente, reduce las respuestas cerebrales relativas al mismo. Esto se traduciría en que el individuo experimentaría menos dolor", explica el director del equipo científico, Falk Eippert, de Centro Médico Universitario de Hamburgo-Eppendorf (Alemania).

Los investigadores utilizaron técnicas muy avanzadas de imagen cerebral para estudiar las respuestas de dos grupos de individuos en la zona superior del córtex y la zona inferior del tronco encefálico. A un grupo se le administró un fármaco llamado naloxona que bloquea la señalización opioide, y al otro una simple solución salina. A ambos grupos se les dijo que se les habían dado calmantes.

Los opioides endógenos, una nueva clave

Los científicos observaron que la naloxona había reducido el efecto placebo y que eran menores las disminuciones inducidas por placebo de las respuestas cerebrales relacionadas con el dolor. También cabe destacar que en el grupo que había recibido la solución salina se había producido una interacción entre las áreas corticales y las estructuras del tronco encefálico que intervienen en el control del dolor. Dicha interacción dependía de los opioides endógenos y guardaba relación con la intensidad de los efectos placebo experimentados.

"Nuestro estudio demuestra que la señalización opioide en las áreas moduladoras del dolor y las proyecciones sobre efectores de la vía descendiente del sistema de control del dolor tienen una importancia crucial en la analgesia producida por placebo", aseguró Eippert.

"Será interesante estudiar si la activación opioide-dependiente de la vía descendiente del sistema de control del dolor es una característica común a distintas formas de modulación del dolor, como la hipnosis y la distracción de la atención, que ya comparten ciertas características neuroanatómicas".

El efecto placebo se atribuye a la creencia por parte de un individuo de que se le ha administrado una sustancia sedante que le va a calmar un dolor. Sin embargo, aún no se ha sabido explicar a ciencia cierta el motivo de que esto ocurra. El cerebro produce unas sustancias denominadas opioides endógenos que desempeñan una función importante en el alivio del dolor y la ansiedad y que están implicadas en el efecto placebo.

---------------------

Referencia bibliográfica:

Eippert F., et al. (2009). Activation of the opioidergic descending pain control system underlies placebo analgesia. Neuron 63: 533-43. DOI: 10.1016/j.neuron.2009.07.014.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Descubiertos nuevos genes clave en la evolución del mieloma múltiple

Investigadores españoles han descrito un conjunto nuevo de genes específicos que condicionan la aparición y desarrollo del mieloma múltiple, el segundo cáncer de la sangre más frecuente. La investigación demuestra que la expresión de estos genes permite clasificar mejor a los pacientes en términos de supervivencia.  

Día Internacional del Cáncer Infantil
Identifican nuevos biomarcadores para la lucha contra la leucemia infantil linfoblástica

La leucemia es el cáncer infantil más frecuente, y supone el 30% de los cánceres pediátricos, con 300 nuevos casos en España cada año; la mayoría pertenece a las leucemias linfoblásticas agudas. Ahora, un equipo de investigación español ha detectado nuevos biomarcadores de utilidad clínica para establecer un pronóstico de esta enfermedad.