Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Estudio realizado con 510 adolescentes de nueve países europeos

Defienden el papel de los profesores de Educación Física como primer eslabón del sistema sanitario

Un equipo internacional de científicos liderado por la Universidad de Granada ha defendido el papel de los profesores de Educación Física en los colegios e institutos como primera puerta de entrada al sistema sanitario. Su trabajo ha demostrado que realizar unos sencillos ejercicios aeróbicos en las clases de Educación Física puede servir para identificar qué niños son más propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares en el futuro.

Un grupo de jóvenes realizando el test de ida y vuelta en un instituto. / UGRdivulga

En un artículo publicado en la prestigiosa revista británica Heart, un equipo internacional de investigadores, liderados por expertos de la Universidad de Granada (UGR), analizaron una muestra formada por 510 adolescentes de nueve países europeos, de entre 12 y 17 años.

A todos ellos se les estimó el perfil cardiovascular ideal de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AHA), que combina marcadores nutricionales y metabólicos, además de lípidos sanguíneos, para proporcionar una evaluación completa del riesgo de enfermedad cardiovascular del menor. El perfil cardiovascular ideal se calcula combinando la actividad física, el índice de masa corporal, la dieta, el colesterol, la glucosa, la presión arterial y el tabaquismo.

El test de los 20 metros se utiliza actualmente en la mayoría de los centros educativos de España, así como en muchos países europeos, para medir la forma física de los menores

Los científicos determinaron que el llamado test de los 20 metros o test de ida y vuelta (una prueba sencilla consistente en correr esa distancia a una velocidad que se va incrementando progresivamente) “es una excelente manera de identificar de forma temprana qué niños tienen un perfil cardiovascular menos saludable y, por tanto, tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en el futuro”, apunta el investigador de la UGR Jonatan Ruiz, autor principal del trabajo.

La salud cardiovascular de los menores

El test de los 20 metros se utiliza actualmente en la mayoría de los centros educativos de España, así como en muchos países europeos, para medir la forma física de los menores. Esta investigación determinó que dicha prueba sirve además para determinar qué niños y niñas tienen una peor salud cardiovascular y respiratoria, y deberían someterse a un programa de intervención para mejorarla.

Ruiz afirma que trabajos como este “demuestran que la escuela es un lugar óptimo para obtener información sobre la salud de nuestros niños y adolescentes e intervenir de forma prematura”, y se muestra convencido de que el profesor de Educación Física “puede desempeñar un papel mucho más importante que el que tiene en la actualidad dentro del sistema sanitario, ya que es un agente de gran relevancia”.

En este trabajo han participado investigadores del Instituto Karolinska (Suecia), la Universidad de Gante (Bélgica), la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de Lyon (Francia), las universidades de Almería, País Vasco y Zaragoza, el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (CSIC), la Universidad Politécnica de Madrid, el Instituto de Salud Carlos III, la Universidad Médica de Viena (Austria), la Universidad de Pecs (Hungría), la Universidad de Creta (Grecia), el Centro de Investigación en Alimentación y Nutrición de Roma (Italia), la Universidad de Harokopio (Grecia) y la UGR, que ha liderado la investigación.

Referencia bibliográfica:

Jonatan R Ruiz, Inge Huybrechts, Magdalena Cuenca-García, Enrique G Artero, Idoia Labayen, Aline Meirhaeghe, German Vicente-Rodriguez, Angela Polito, Yannis Manios, Marcela González-Gross, Ascensión Marcos, Kurt Widhalm, Dennes Molnar, Anthony Kafatos, Michael Sjöström, Luis A Moreno, Manuel J Castillo, Francisco B Ortega. Cardiorespiratory fitness and ideal cardiovascular health in European adolescents. Heart doi:10.1136/heartjnl-2014-306750

Fuente: UGRdivulga
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Clara Prats, modelizadora de la evolución del coronavirus
“Si se hubiera actuado antes en Madrid, las medidas contra la covid-19 serían más suaves”
Adeline Marcos

Varias comunidades españolas sufren un acusado aumento de casos. La física de la Universitat Politècnica de Catalunya, que analiza las cifras de infecciones cada día, explica que cuanto más se tarda en intervenir, más cuesta frenar su expansión. Además, según sus estudios, urge comunicar mejor cuándo es indispensable la mascarilla: la llevamos al aire libre, pero nos la quitamos en interiores, donde el riesgo aumenta.

Alt de la imagen
Nuevas piezas en el puzle de la covid-19: silencio y que corra el aire

En la segunda ola de contagios ya conocemos evidencias que permiten tomar medidas adaptadas a cada contexto. Así, no tiene sentido cerrar parques ni centros culturales seguros. La mayoría de los brotes surgen en espacios cerrados donde hablamos o gritamos, como restaurantes, discotecas, lugares de culto o de trabajo. En ellos urge una buena ventilación, uso de mascarillas y distancia interpersonal más amplia.