Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Expertos de la Universidad de Almería

Demuestran que el aceite de oliva refuerza las propiedades terapéuticas de un antioxidante que previene el cáncer

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Almería y de la Unidad de Vitaminas del Hospital Universitario Puerta de Hierro (Madrid) ha confirmado la potencialidad del aceite de oliva virgen como vector de las propiedades terapéuticas de la luteína, antioxidante que se ha demostrado eficaz en la prevención de patologías neurodegenerativas o cáncer.

La luteína aparece de forma natural en verduras y hortalizas

La luteína aparece de forma natural en verduras y hortalizas verde oscuro, como coles de Bruselas, guisantes, espinacas, lechuga, ortigas, y en los pétalos de algunas plantas, como la caléndula de donde se obtiene la mayoría de este componente que aparece en los suplementos dietéticos. La UAL ha patentado una técnica para producir de forma masiva este compuesto a partir de un microalga -Scenedesmus almerienses- en una proporción de entre 6 y 10 gramos de producto por kg de biomasa.

“La biodisponibilidad de este compuesto ha venido siendo estudiada en los últimos años por distintos grupos de investigación con el objetivo de conocer la fracción de luteína que llega al torrente sanguíneo”, asegura José María Fernandez-Sevilla.

A través de acuerdos suscritos con la Unidad de Vitaminas del Puerta de Hierro, la UAL ha realizado ensayos in vitro para conocer su biodisponibilidad en función de los vectores utilizados, entre ellos el aceite de oliva o la leche fermentada.

En una proporción de un gramo de sustancia por litro de aceite de oliva virgen, los expertos encontraron que, mientras por ingesta directa sólo se metabolizaba un 15% de producto, con aceite de oliva la proporción llegaba al 90%. El estudio se ha publicado en la revista Food Chemistry

“Creemos que la matriz grasa del aceite de oliva es la que está detrás de que este porcentaje de absorción sea tan alto”, argumenta. “Esto le infiere un valor extraordinario como fuente natural de productos farmacológicos destinados a combatir la degeneración macular senil y otras patologías cardiovasculares humanas”, aclara.

Los investigadores del Puerta de Hierro trabajaron sobre simulaciones en laboratorio, y, a corto plazo, realizarán ensayos de biodisponibilidad en embutidos y dietas proteicas.

Otro estudio relacionado

Estudios relacionados con Scenedesmus almerienses han demostrado que este microalga puede ser un candidato a ser cultivado en espacios controlados al aire libre. Los resultados de este trabajo –publicado en Applied Microbiology and Biotechnology- refrendan esta teoría: se trata de un microorganismo que necesita una temperatura óptima de crecimiento de 35ºC, es capaz de soportar hasta los 48ºC, y es tolerante a altas intensidades luminosas.

La importancia de este descubrimiento, que se produjo a partir de un trabajo realizado en agosto de 2003 cuando Cajamar propuso a la UAL la investigación de nuevos aprovechamientos del invernadero, radica también en las amplias posibilidades que se abren para la producción.

La luteína es un pigmento que aparece de una forma natural en la retina, junto con la zeaxantina. Ambos aparecen en la mácula, región central de la retina a la cual le proporcionan su coloración amarillenta, pero, mientras que la zeaxantina se encuentra en el centro de la mácula, la luteína ocupa los laterales. La conservación de este pigmento es lo que permite el filtrado de los rayos ultravioleta del sol, impidiendo la formación de muchas enfermedades, entre ellas la degeneración macular, que es un trastorno de la visión caracterizado por la perdida de agudeza, como consecuencia de la degeneración que se produce en la mácula o parte central de la retina.

De igual manera se ha demostrado que niveles altos de estos componentes en la retina defienden la vista contra las cataratas. Ambos pigmentos parecen también proteger al organismo contra la aparición de ciertas formas de cáncer.

Fuente: Andalucía Innova
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
ANÁLISIS
La suma de matemáticas y bioinformática desentraña las piezas básicas de los seres humanos
Núria Campillo y Carmen Fernández

La sinergia de disciplinas ha sido clave para el hito científico logrado por el sistema informático AlphaFold al predecir la estructura de las proteínas. La inteligencia artificial ha llegado por la puerta grande a este campo para ayudar a resolver la predicción de la estructura 3D de una manera más rápida. 

Los grupos sanguíneos de neandertales y denisovanos desvelan parte de su historia

Un equipo del Centro Nacional de Investigación Científica francés ha analizado el ADN de tres neandertales y un denisovano que dan nuevas pistas sobre la historia evolutiva de nuestros ancestros. Han confirmado su origen africano, su escasa variabilidad genética y proponen varias razones para su extinción.