Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Desarrollan un nuevo sistema reversible de colocación de baldosas cerámicas

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) y el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), ambos miembros de REDIT, han desarrollado un sistema reversible de colocación de baldosas cerámicas con materiales poliméricos que puede ofrecer al final un sistema de colocación rápido y limpio.

Foto: Jorge V.R.

La colocación de las baldosas cerámicas siempre ha sido un punto sensible para la industria y en este sentido el ITC y AIMPLAS han trabajado de firme durante los últimos meses en el proyecto titulado: “Sistemas de colocación de piezas cerámicas con materiales poliméricos”, por el que se ha logrado desarrollar un material de agarre basado en materiales poliméricos, obteniendo resultados altamente satisfactorios a escala de laboratorio, según afirman desde el equipo de investigación constituido entre investigadores e investigadoras de estos centros tecnológicos miembro de REDIT, la red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana.

El estudio ha sido impulsado por la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación de la Generalitat Valenciana a través del IMPIVA y los Fondos europeos FEDER de Desarrollo Regional.

El proyecto propone un sistema de colocación de baldosas cerámicas basado en el desarrollo de un nuevo material de unión que está formado por materiales poliméricos, realizando una colocación de las baldosas cerámicas totalmente reversible, que permite sustituir las baldosas colocadas de forma rápida y limpia.

De esta forma, al proporcionar al consumidor final un método de colocación mucho más versátil, se potenciarían en gran medida las reformas en las viviendas habitadas, aumentando el consumo e impulsando, tanto el sector cerámico de la Comunidad Valenciana, como los subsectores afines.

El equipo de investigadores e investigadoras de ITC y AIMPLAS han realizado un profundo estudio de laboratorio sobre la adhesión del sistema cerámica-polímero-mortero base, analizando también el comportamiento de las uniones entre los materiales que intervienen en el sistema. También ha sido objeto de este estudio el envejecimiento de los materiales poliméricos desarrollados, a fin de comprobar su efecto sobre las fuerzas de adhesión de las diferentes uniones; además se ha estudiado la reversibilidad del proceso, determinando los tiempos de operación necesarios para el reblandecimiento del material polimérico y su posterior despegado.

El equipo de investigación formado por ITC y AIMPLAS ha manifestado que los resultados obtenidos hasta el momento son altamente satisfactorios, aunque el estudio ha abierto también una serie de interrogantes a los que será necesario dar respuesta durante el escalado del sistema propuesto.

Estos otros temas de estudio planteados se refieren, por ejemplo, a la capacidad de rendimiento del sistema, su viabilidad económica, la posibilidad de utilizar polímeros reciclados con el fin de reducir costes o la forma más adecuada de aplicar el polímero sobre la baldosa.

Fuente: Instituto de Tecnología Cerámica // Instituto Tecnológico del Plástico
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Tecnología española para reutilizar la orina de los astronautas

Investigadores de la Universidad de Alicante han fabricado nanomateriales de platino y carbono que esta semana viajarán a la Estación Espacial Internacional para ser utilizados como electrocatalizadores en un experimento. Forman parte de un dispositivo que estudiará la reacción de oxidación del amoniaco, dentro un proyecto de la NASA para obtener agua y energía de la orina de los tripulantes.

Cómo transformar el lodo de las aguas residuales en abono

Investigadores de las universidades de Córdoba y Granada han validado una nueva tecnología que transforma el lodo de las aguas residuales en fertilizantes de forma eficiente. El sistema, probado a escala industrial, evita malos olores y reduce hasta en dos meses el tiempo que se necesita para sanear la materia orgánica del lodo y convertirla en abono para la agricultura.