Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Desarrollan un sistema para detectar las minas antipersona de plástico

Un equipo de investigadores europeos ha ideado un método para localizar minas antipersona de plástico, fabricadas para no ser descubiertas con los detectores de metal. La técnica se basa en analizar la temperatura del suelo en tres dimensiones mediante un software y un hardware específicos, según detalla un estudio publicado en la revista Computers & Geosciences.

“La detección de minas antipersona es una labor humanitaria muy importante y costosa, y dentro de este campo descubrir las minas plásticas tiene una dificultad especial porque no pueden ser localizadas con los detectores de metales, aunque existen alternativas”, explica a SINC Fernando Rafael Pardo Seco, investigador del Departamento de Tecnología Electrónica en la Universidad de Valladolid.

“En la actualidad prácticamente todas las minas antipersona son minas plásticas o con un contenido de metal muy pequeño, mientras que las minas antitanque, más grandes, sí tienen un contenido importante de metal”, aclara el científico.

Pardo Seco ha implementado en una plataforma hardware el algoritmo de detección que ha desarrollado Paula López, investigadora de la Universidad de Santiago de Compostela. En el estudio, que ha aparecido en Computers & Geosciences, también han participado otros investigadores de la universidad gallega y de La Sapienza (Italia).

La mina plástica y el suelo presentan diferentes temperaturas y, aunque medir las variaciones térmicas es muy complicado a nivel computacional, los científicos han logrado la fórmula para conseguirlo.

El equipo ha aplicado sobre un dispositivo semiconductor programable denominado FPGA (Field Programmable Gate Array) un software propio escrito con lenguajes de programación específicos para esta tarea (Handel-C y VHDL).

La técnica permite generar mapas térmicos en 3D del suelo, lo que facilita la detección de las minas y reduce los cálculos necesarios para cuantificar las variaciones térmicas hasta 34 veces respecto a lo que ofrecían otros sistemas. “Obtenemos un importante factor de aceleración frente a lo que se podría conseguir con los programas habituales de un ordenador personal, lo que facilita la aplicación de este sistema sobre el terreno”, destaca Pardo Seco.

El nuevo método se enmarca dentro de las técnicas de evaluación no destructiva (NDE por sus siglas en inglés: Non-Destructive Evaluation), un campo de estudio interdisciplinar enfocado al desarrollo de tecnologías para caracterizar cuantitativamente materiales y estructuras de forma no invasiva. Sus aplicaciones abarcan desde los diagnósticos y exploraciones médicas no intrusivas hasta la detección de fallos en las piezas de una cadena de montaje.

-------------------------------------

Referencia bibliográfica:

F. Pardo, P. López, D. Cabello y M. Balsi. “Efficient software–hardware 3D heat equation solver with applications on the non-destructive evaluation of minefields”. Computers & Geosciences 35 (11): 2239-2249, 2009.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados