Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descubren una nueva especie de moho acuático de ambientes extremos

El equipo internacional de investigación que dirige el científico español Carlos Lado, que desarrolla su labor investigadora en el Real Jardín Botánico-CSIC de Madrid acaba de publicar en la revista científica Anales del Jardín Botánico de Madrid el balance del primer estudio llevado a cabo sobre estos organismos en las regiones hiperáridas de Perú y cuyo principal resultado es la descripción de una nueva especie, Didymium peruvianum.

Didymium peruvianum ha sido descrita en zonas áridas costeras y andinas de Perú. Fotografía: Carlos de Mier.

Una nueva especie, Didymium peruvianum, descrita en zonas áridas costeras y andinas de Perú viene a sumarse al cada vez más extenso grupo de Myxomycetes –comúnmente denominados mohos mucilaginosos– de ambientes extremos neotropicales. Los resultados del primer estudio realizado sobre los Myxomycetes de las regiones hiperáridas de Perú, elaborado por un equipo internacional de científicos dirigido por Carlos Lado, investigador del Real Jardín Botánico de Madrid (CSIC), acaban de ser publicados en la revista Anales del Jardín Botánico de Madrid.

Las zonas áridas, a pesar de sus condiciones climáticas extremas, son ricas en Myxomycetes

Este estudio forma parte del proyecto MYXOTROPIC y recoge el trabajo realizado por este equipo durante tres años consecutivos en 96 localidades peruanas situadas entre 0 y 1.500 metros de altitud, en el denominado desierto costero. Es la región más árida de este país andino y continúa, de modo natural, el desierto chileno de Atacama.

Durante este trienio, han obtenido 723 colecciones de Myxomycetes pertenecientes a 6 órdenes, 23 géneros y 78 especies diferentes. La diversidad y abundancia de especies ha sido sorprendentemente alta para un ambiente tan hostil. “Los resultados muestran que las zonas áridas, a pesar de sus condiciones climáticas extremas, son ricas en Myxomycetes, y que cada área tiene un conjunto único de especies”, apunta el científico Carlos Lado quien añade que, “las plantas endémicas, dominantes en las formaciones de lomas, tuvieron una relevancia especial como sustrato para los Myxomycetes”.

El trabajo ahora publicado está lleno de novedades, y además de la citada nueva especie, dos especies más de Myxomycetes se han encontrado por primera vez en la región Neotropical, cuatro son nuevos registros para América del Sur y cuarenta y una especies se desconocían de Perú, con lo que se ha incrementado en un 50% las especies conocidas de este país. A la vista de estos resultados comenta el Lado, “es el momento de empezar a pensar en los desiertos como posibles ‘hotspots’ de biodiversidad oculta”.

La nueva especie ha sido descrita en Perú, en unas zonas catalogadas de ‘hiperáridas’. / Carlos Lado

Predominio de Physarales entre las especies analizadas en Perú

“Es el momento de empezar a pensar en los desiertos como posibles ‘hotspots’ de biodiversidad oculta”, dice Carlos Lado

Pero el estudio no se ha limitado a la catalogación de las especies, también se han analizado aspectos ecológicos, el Lado destaca el hecho “del predominio de los representantes del orden Physarales caracterizados por sus estructuras calcáreas, lo que refuerza resultados previos, así como la importancia que las nieblas costeras, las denominadas garúas, tienen como único aporte hídrico que las especies reciben para sobrevivir”.

En este estudio publicado en la revista Anales por los investigadores Carlos Lado y Diana Wrigley de Basanta, del Real Jardín Botánico-CSIC; Arturo Estrada Torres, del Centro de Investigación en Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, en México; y Steven L. Stephenson, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Arkansas, se incluyen comentarios de las especies más inte­resantes o poco comunes, así como fotografías realizadas con microscopio electrónico de barrido, una evaluación estadística de los resultados y un análisis de posibles patrones de distribución de las especies.

Referencia bibliográfica:

Carlos Lado, Diana Wrigley de Basanta, Arturo Estrada-Torres y Steven L. Stephenson. E032 2016. "Myxomycete diversity in the coastal desert of Peru with emphasis on the lomas formations". Anales del Jardín Botánico de Madrid. doi: http//dx.doi.org/10.3989/ajbm.2436

Fuente: Real Jardín Botánico-CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los neandertales tenían mayor semejanza genética con los ‘Homo sapiens’ que con los denisovanos

Un equipo, con participación española, ha analizado las secuencias genéticas del cromosoma Y de neandertales y denisovanos, estrechamente relacionados evolutivamente con los primeros. Los resultados revelan, sin embargo, mayor similitud genética entre los neandertales y los humanos modernos, lo que deja a los denisovanos como un linaje de una raíz más antigua para este marcador genético.

Alt de la imagen
Anatolia y el sur del Cáucaso no son la cuna de los caballos domésticos

El ADN antiguo de 111 restos indica que hace 4.000 años se produjo una entrada repentina de caballos domésticos desde las estepas euroasiáticas. El trabajo, que cuenta con la participación del CSIC, refuta la hipótesis de que la domesticación de los caballos comenzó hace unos 5500 años de forma independiente en Anatolia y el sur del Cáucaso.