Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Afectan a regiones implicadas en la memoria o la enfermedad mental

Descubren variaciones genéticas asociadas a cambios en el cerebro de miles de personas

Un estudio del consorcio internacional Enigma, con participación española, revela cómo afectan cambios en el genoma sobre la estructura cerebral. Los resultados son útiles para conocer qué procesos genéticos hay debajo de las enfermedades neuropsiquiátricas.

Variantes comunes en nuestro código genético afectan al tamaño de las regiones del cerebro implicadas en el aprendizaje y la memoria, la enfermedad mental y las enfermedades degenerativas del cerebro. / Paul Thompson

Un grupo internacional de investigadores ha descrito cómo influyen diversas variantes genéticas en la estructura del cerebro. El objetivo fue descubrir si dichas variaciones comunes (SNPs) en el genoma humano modifican el volumen de partes del cerebro determinantes para la memoria o el comportamiento, y que están relacionadas con enfermedades mentales.

En el trabajo, publicado esta semana en la revista Nature, participa el grupo de investigación en psiquiatría del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, con el experto en neuroimagen Roberto M. Roiz Santiañez como único representante español.

“La enorme complejidad de la estructura y organización del cerebro humano está determinada por influencias genéticas y por factores ambientales (ejercicio físico, alimentación, edad, uso de drogas…)”, explica a Sinc Roiz Santiañez.

La enorme complejidad de la estructura y organización del cerebro humano está determinada por influencias genéticas y por factores ambientales

Para investigar cómo las variantes genéticas comunes afectan la estructura de estas regiones del cerebro, los científicos combinaron datos de resonancia magnética cerebral y de análisis genéticos (GWAS) de más de 30.000 individuos y encontraron que muchas de estas variantes parecen ejercer sus efectos a través de los procesos de desarrollo conocidos.

Los resultados revelan la existencia de cinco variantes genéticas que influyen significativamente en el volumen de estructuras cerebrales subcorticales (putamen y núcleo caudado, que juntas forman el núcleo estriado, que actúa como entrada de información).

Además, se ha replicado el hallazgo de otras tres variantes genéticas asociadas al volumen del hipocampo –una región clave implicada en el aprendizaje y la memoria, conocida por estar asociada con la esquizofrenia– y al volumen intracraneal.

“Estas variantes muestran un efecto concreto sobre el volumen de determinadas estructuras cercanas a genes que condicionan el desarrollo cerebral durante el embarazo y primeros meses de vida”, añade el autor español. “Por lo tanto, su identificación puede ayudar a entender los mecanismos que participan en enfermedades”.

Logros a través de la colaboración

El nuevo trabajo ha sido posible gracias a la creación de un consorcio internacional de investigación, ENIGMA, que desarrolla estudios colaborativos de imagen cerebral y genéticos que, analizando a miles de pacientes, puedan demostrar efectos imposibles de poner en evidencia en grupos aislados.

Mapa de los participantes en el estudio ENIGMA, que combina escáneres cerebrales y datos genéticos de 33 países. / Paul Thompson

Así, según señala a Sinc Paul Thompson, uno de los autores principales e investigador en la Universidad de Southern California (EE UU), “sorprendentemente se encontró que estas mismas variantes genéticas afectan al cerebro de decenas de miles de personas en 33 países de todo el mundo”.

Algunas de estas variantes están dentro, o cerca de, los genes implicados en el cáncer, las enfermedades mentales y el desarrollo. “Esto demuestra que tenemos diferencias individuales en nuestro ADN que parecen afectar el tamaño de las regiones del cerebro”, concluye.

Referencia bibliográfica:

Common genetic variants influence human subcortical brain structures. Nature, 21 de enero de 2015. DOI: 10.1038/nature14101

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Identifican nuevos genes relacionados con una vida reproductiva más larga en las mujeres

Un equipo de científicos, con participación de la Universidad Autónoma de Barcelona, ha identificado cerca de 300 variantes génicas que influyen en la vida reproductiva de las mujeres. Los investigadores también han manipulado con éxito, en ratones, genes clave asociados a estas variantes que han incrementado su vida reproductiva. 

Descubren que una mutación genética aumenta la probabilidad de padecer leucemia

Investigadores españoles han revelado que una mutación en el ARN de la telomerasa incrementa la posibilidad de desarrollar cáncer de médula de las personas que padecen disqueratosis congénita. Esta enfermedad rara provoca envejecimiento prematuro e incapacidad de producir células sanguíneas. El hallazgo ayudará a diseñar tratamientos personalizados que permitan minimizar el riesgo de estos pacientes, según los autores.