Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Diseñan una red social para el aula

Para averiguar si un estudiante ha comprendido lo que el profesor acaba de explicar en clase, investigadores de la Universidad Complutense de Madrid han diseñado Bolotweet, una aplicación basada en microanotaciones de unos pocos caracteres que los alumnos redactan y el profesor puntúa. La herramienta ha sido probada en la facultad de Informática de la UCM durante los tres últimos cursos y ha resultado útil tanto para tomar apuntes como para preparar exámenes.

En los diez últimos minutos de clase, el estudiante utiliza la aplicación para resumir algo de lo explicado por el profesor y este lo puntúa. / Stanford EdTech

Siguiendo la filosofía de redes sociales como Twitter, ingenieros de la facultad de Informática de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) han desarrollado Bolotweet, una aplicación que se usa durante los últimos minutos de clase para comprobar el nivel de comprensión de los estudiantes sobre lo que acaban de aprender.

El alumno dedica los últimos diez minutos de clase a redactar una idea en 170 caracteres que resuma algo de lo dicho por el docente

“Utiliza la idea de microanotaciones o tuits, es decir, textos muy breves que son evaluados por el profesor usando una escala del 0 al 3”, explica Jorge Gómez Sanz, profesor en la facultad de Informática de la UCM y autor principal de la investigación que se publica en Methodologies and Intelligent Systems for Technology Enhanced Learning.

Basada en un software libre, la herramienta parte del reto de implantar el Proceso de Bolonia y conseguir una evaluación continua de los alumnos menos costosa, que sea provechosa tanto para estudiantes como para profesores.

El alumno dedica los últimos diez minutos de clase a redactar una idea en 170 caracteres que resuma algo de lo dicho por el docente. A continuación, lo sube a la nube usando un PC, portátil o su smartphone.

Los profesores pueden ir evaluando sobre la marcha las ideas que se suben o terminar de evaluar las de la clase anterior. Puntuarán esas anotaciones en función de que el contenido se entienda, sea concreto y original. Si algún estudiante quiere mejorar la nota, puede repetirlo.

“El alumno se ve obligado a reflexionar sobre los contenidos. El planteamiento le ‘fuerza’ a buscar una forma apropiada de expresar una idea relacionada con lo impartido por el profesor y que pueda tener cabida en el número permitido de caracteres”, señala el ingeniero.

Útil para apuntes y exámenes

“La nota final en la asignatura se incrementa si se consigue más de un número determinado de puntos", indica el investigador

Otra de las ventajas de Bolotweet es que si se aglutinan las anotaciones mejor valoradas sirven de apuntes para los estudiantes. Además, potencia el componente lúdico en el aula –lo que se conoce como gamificación– usando como base la evaluación de cada microanotación y convirtiéndola en puntos.

“La nota final en la asignatura se incrementa si se consigue más de un número determinado de puntos”, indica Gómez Sanz. Estas puntuaciones se ordenan en un ranking para que el alumno sepa en qué posición se encuentra respecto a la media de la clase, pero sin revelar quién ocupa otras posiciones.

Desde que se puso en funcionamiento en 2010, la aplicación ha ido implementando mejoras, como pasar de los 140 caracteres iniciales a 170, debido a las quejas de los alumnos para condensar los conceptos en tan poco espacio, o la incorporación de medallas para identificar los tuits mejor escritos y que puedan servir como referencia a otros.

La herramienta les resulta muy útil a los profesores para identificar, en cada clase, cómo están adquiriendo conceptos los estudiantes. También ayuda a estos a la hora de preparar sus exámenes, puesto que así saben qué clases les ha costado más plasmar en las microanotaciones.

“Muchos descubren tarde, una vez hecho el examen, que no supieron contar bien lo que tenían en mente. No es ninguna sorpresa cuando les enseñamos su progreso en Bolotweet y se les muestra que el problema ya lo tenían”, destaca el ingeniero.

Referencia bibliográfica:

Gómez-Sanz, Jorge J.; Ortego, Álvaro y Pavón, Juan. “Bolotweet: A Micro-Blogging System for Education”, Methodologies and Intelligent Systems for Technology Enhanced Learning - Advances in Intelligent Systems and Computing 478, 2016. DOI: 10.1007/978-3-319-40165-2.

Fuente: Universidad Complutense de Madrid
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Nuevos biobots capaces de nadar

Imprimiendo un esqueleto flexible en 3D y añadiendo una cinta de hidrogel con células musculares, investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han creado robots biológicos que avanzan por un líquido a velocidades sin precedentes. Estos biobots también reaccionan a estímulos eléctricos y ejercen fuerzas sorprendentes.

Nuevo robot para monitorizar las viñas

Investigadores de la Politécnica de Valencia han desarrollado VineScout, un robot autónomo equipado con sensores y visión artificial que estima las necesidades hídricas y otros parámetros de la vid. Con su ayuda, el viticultor puede optimizar el riego y planificar la vendimia de forma más eficiente.