Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Dos de cada tres productos de alimentación para niños que se anuncian en televisión son poco saludables

Más de la mitad de los productos de alimentación destinados a niños utilizan reclamos nutricionales y de salud en sus anuncios de televisión, pero el 62% de ellos pertenece a la categoría de productos poco saludables.

Fuente de vitaminas y minerales. Bajo contenido en grasas. Bajo en sal. Son algunos de los reclamos que utiliza la publicidad para ensalzar los valores de los productos alimentarios dirigidos al público infantil. Un estudio realizado por la Escuela Nacional de Sanidad y que publica este mes la revista Gaceta Sanitaria ha comprobado que más de la mitad de los productos de alimentación destinados a niños utilizan reclamos nutricionales y de salud en sus anuncios de televisión pero que el 62% de ellos pertenece a la categoría de productos poco saludables según el perfil nutricional elaborado por la Food Standards Agency del Reino Unido.

Los reclamos nutricionales más frecuentes destacan su contenido en vitaminas y minerales

La investigación ha analizado los anuncios emitidos durante siete días en tres canales de televisión infantiles (Boing, Disney Channel y Neox) y en el horario infantil de dos cadenas generalistas (Antena 3 y Telecinco). Durante las 420 horas de emisión, los investigadores han identificado un total de 169 productos alimentarios destinados a niños, de los cuales la mayoría (el 60,9%) pertenece al grupo de productos no esenciales, con perfil nutricional poco saludable, como los zumos envasados, los cereales de desayuno con alto contenido en azúcar o la bollería industrial, mientras que solo el 32% son productos esenciales y saludables a priori, como los lácteos bajos en grasa o la fruta y verdura sin azúcares añadidos.

Los productos lácteos, con un 28% del total, la mayoría bajos en grasa, son la categoría alimentaria que contiene el porcentaje más alto de alegaciones nutricionales y de salud en su publicidad. Los productos menos recomendables para una dieta infantil y con gran frecuencia de reclamos saludables fueron del grupo de pasteles, magdalenas, galletas y pastas con alto contenido de grasas, con un 9,5% de los anuncios, los del apartado de chocolates y confitería, con un 8,9%, y las cremas untables con alto contenido en grasa, azúcares y sal, aceites, salsas y potenciadores del sabor y sopas deshidratas o enlatadas, con un 8,3%.

Vitaminas y minerales dudosos

Los reclamos nutricionales más frecuentes, presentes en la mitad de los productos analizados en este estudio, destacan su contenido en vitaminas y minerales. Un dato preocupante si tenemos en cuenta que el 80% de los ítems que destacan estas cualidades representan en realidad a los productos menos saludables. Esta estrategia de marketing está muy extendida, por ejemplo, entre las marcas de cereales para el desayuno. De las nueve propuestas que emplean este tipo de publicidad, siete son pobres en nutrientes y de una alta densidad energética.

Solo los productos saludables deberían contener alegaciones nutricionales o de salud

“Idealmente, solo los productos saludables deberían contener alegaciones nutricionales o de salud. Esa es al menos la intención del Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos de 2006 que todavía, una década más tarde, está pendiente de implementación. Este vacío permite confundir a los consumidores, ya que la presencia de estos reclamos publicitarios induce a la mayoría de padres que no lee el etiquetado nutricional a optar por la oferta alimentaria menos saludable”, advierten los autores de esta investigación.

Referencia bibliográfica:

Miguel Ángel Royo-Bordonada et al. Nutrition and health claims in products directed at children via television in Spain in 2012. Gac Sanit. 2016;30:221-6 - Vol. 30 Núm.3. Disponible en: http://gacetasanitaria.org/es/nutrition-health-claims-in-products/articulo/S0213911116000066/

Fuente: Gaceta Sanitaria
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Los medios de comunicación han embellecido la imagen del coronavirus

Las ilustraciones a color y en 3D del SARS-CoV-2 utilizadas por los medios se perciben como bellas, pero no realistas, ni científicas ni didácticas, al contrario que las que son en blanco y negro, que además hacen percibir al virus como más contagioso. Así lo recoge una encuesta realizada por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona y el Instituto RTVE.

 

Análisis
Ya tenemos a más del 70 % de la población total vacunada: ahora, a por la inmunidad de grupo

Cumplido el objetivo de que las vacunas lleguen a una parte enorme de nuestra población, debemos aportar evidencias científicas y acciones para que todas las personas tengan acceso a la inmunización. Encontraremos la inmunidad de grupo vacunando y monitorizando los contagios ahora más que nunca.