Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Dos nuevas especies de búhos chillones descubiertas en la selva amazónica

Gracias a sus chillidos, dos nuevas especies de búhos han podido ser identificadas por un equipo internacional de científicos en la selva amazónica. A pesar de su reciente hallazgo, estas aves ya se encuentran en peligro de extinción por los incendios de los bosques del Amazonas y la fragmentación de su hábitat. 

Búho chillón de Alagoas. / Gustavo Malacco

La selva amazónica esconde criaturas desconocidas, muy difíciles de detectar sobre todo si son nocturnas. En un nuevo artículo publicado en la revista Zootaxa, un equipo de investigadores ha descrito dos nuevas especies de búhos chillones Xingu y de Alagoas. que viven en los bosques del Amazonas y el Atlántico, que ya se encuentran en peligro crítico de extinción.

Los científicos compararon los cantos de las aves y encontraron que había variaciones en los sonidos que hacían

“Los búhos chillones son un grupo bien conocido en comparación con otros tipos de organismos en estas áreas”, asegura John Bates, del Field Museum de Chicago y uno de los autores del estudio. “Pero cuando comienzas a escucharlos y a compararlos a través de la geografía, resulta que hay cosas que no se habían apreciado. Por eso se describen estas nuevas especies”, agrega.

Los búhos chillones recién descubiertos son parientes de los búhos chillones del este, comunes en EE UU. “Son búhos bonitos, probablemente de entre 12 y 15 cm de longitud, con mechones de plumas en la cabeza”, describe Bates. “Algunos son marrones, otros grises y otros una mezcla”. Hasta este estudio, las nuevas especies se habían agrupado junto con el búho chillón de vientre leonado y el búho chillón de cabeza negra, ambos distribuidos por toda Sudamérica.

Los investigadores comenzaron a descubrir diferencias entre las especies de búhos tras años de trabajo de campo en la selva amazónica, así como en la selva atlántica que se extiende a lo largo de la parte oriental de Brasil y los países circundantes. Los búhos que buscaban los investigadores viven en los árboles, a menudo a 30 metros del suelo. Eso hace que estudiarlos sea difícil. Pero tenían un arma secreta para detectarlos: los chillidos.

Búho chillón

El búho chillón de Xingu. / Kleiton Silva

“Grabábamos sus llamadas y luego las escuchábamos. Los búhos son territoriales y, cuando escuchaban las grabaciones, salían a defender su territorio”, señalan los autores. Compararon los cantos de las aves y encontraron que había variaciones en los sonidos que hacían, señal de que se trataba de diferentes especies.

También examinaron la apariencia física de las aves y tomaron muestras de tejido para poder estudiar su ADN. En total, se analizaron 252 especímenes, 83 grabaciones en cinta y 49 muestras.

Aves en peligro crítico

La combinación de variación genética, diferencias físicas y vocalizaciones únicas llevó al equipo a describir dos nuevas especies: el búho chillón Xingu y el búho chillón de Alagoas.

El búho chillón de Xingu es endémico del área del Amazonas más severamente quemada por los incendios sin precedentes de 2019

Jason Weckstein

Si bien los búhos son nuevos para la ciencia, ya están en peligro de desaparecer para siempre. “Las dos nuevas especies están amenazadas por la deforestación”, dice Jason Weckstein, de la Universidad de Drexel (EE UU).

“El búho chillón de Xingu es endémico del área del Amazonas más severamente quemada por los incendios sin precedentes de 2019; y el búho chillón de Alagoas debe considerarse en peligro crítico dada la extensa fragmentación del bosque de la pequeña área donde se encuentra”, apunta Weckstein.

Referencia:

Sidnei M. Dantas et al. "Multi-character taxonomic review, systematics, and biogeography of the Black-capped/Tawny-bellied Screech Owl (Megascops atricapilla-M. watsonii) complex (Aves: Strigidae)". Zootaxa

Fuente:
DICYT
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Chimpancés y humanos comparten un ancestro común que vivió a finales del Mioceno

Un estudio con participación española ha revisado los principales descubrimientos sobre los orígenes de los homínidos desde los trabajos de Darwin hace 150 años. Sus conclusiones indican que humanos modernos y simios se originaron a partir de un ancestro común hace entre 9 y 6 millones de años.

Análisis
Cuando los humanos tratamos a los muertos igual que a los vivos

Un niño de tres años fue enterrado hace 78.000 en Kenia, arropado y dispuesto como si estuviera en su lecho, dormido. ¿Para qué sirve si ya había fallecido? El enterramiento, el primero hallado en África, le da todo su valor. Cuando ocurre la muerte, al Homo sapiens le queda seguir tratando a los muertos con la misma consideración que a los vivos.