Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Salud pública

El 2,2% de los adolescentes españoles presenta un consumo ‘problemático’ de cannabis

El informe del Observatorio Español sobre Drogas 2007, elaborado con datos de 2005, 2006 y 2007, refleja un descenso de consumidores de tabaco, bebidas alcohólicas y heroína inyectada. Aunque el uso de cocaína y cannabis ha comenzado a descender tras muchos años de aumento, el 2,2% de los adolescentes españoles de entre 14 a 18 años presenta un consumo ‘problemático’ de esta última sustancia.

Consumo de hachis. Foto: SINC.

Con motivo de la conmemoración mañana del Día Internacional de lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Droga, la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas ha presentado hoy el informe del Observatorio Español sobre Drogas 2007, elaborado con datos de 2005, 2006 y 2007.

La campaña de este año está dedicada al cultivo y producción de drogas en el mundo. Con ello, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) busca concienciar a la sociedad sobre el grave problema de las drogas.

El informe indica un descenso en el uso de tabaco, sobre todo entre los hombres de 35 a 64 años y también entre los jóvenes. Un 37% de hombres y un 28,6% de mujeres de 15 a 64 años fuman diariamente. Un 12,5% de los chicos fuma diariamente, mientras que entre las chicas lo hace el 16,9%.

Ha descendido igualmente la proporción de consumidores de bebidas alcohólicas. El consumo se concentra en el fin de semana, sobre todo en los jóvenes, entre los que aumenta el consumo ‘en atracón’. Según datos de 2005, un tercio de los jóvenes de 15 a 34 años se había emborrachado alguna vez en el último año, proporción que asciende hasta el 45,6% de los estudiantes (datos de 2006).

Los datos muestran una disminución progresiva en el número de personas que se inyectan drogas. Asimismo ha comenzado a descender el uso de cocaína y de cannabis tras muchos años de aumento.

La mortalidad directamente relacionada con drogas ilegales ha descendido lentamente. Las muertes por reacción aguda a drogas en seis grandes ciudades españolas pasaron de 544 en 1992 a 237 registradas en 2005. En el 63,4% de los casos, las urgencias por consumo de drogas han estado motivadas por el consumo de cocaína. Le sigue, en segundo lugar, el cannabis, con un 27,9 %, y la heroína, con un 24,8%.

Efectos negativos del cannabis

Moya también ha aprovechado esta conmemoración para presentar los resultados del estudio sobre uso problemático del cannabis en España, elaborado por el Plan Nacional sobre Drogas en colaboración con el Observatorio Europeo de Drogas y que servirá para poner en marcha nuevas políticas de acción frente a este consumo.

El consumo problemático de cannabis se define como “el que genera consecuencias negativas para la salud o a nivel social, para el propio consumidor y para su entorno”. Según el estudio, este consumo aumenta con la edad y se da sobre todo en los adolescentes varones.

El análisis, pionero en Europa, refleja que el 2,2% de los adolescentes españoles de entre 14 a 18 años presenta un consumo problemático de cannabis. El estudio se realizó con una muestra de 14.589 estudiantes de entre 14 a 18 años (con una edad media de 15,6 años), una de las más amplias de todas las analizadas hasta ahora en el mundo sobre este tema.

La delegada del gobierno ha destacado que el consumo de cannabis provoca problemas de salud física, psíquica, sociales e incluso conductas de riesgo, que pueden poner en peligro la vida del consumidor o su salud, como, por ejemplo, en accidentes de tráfico. “Su consumo en el periodo académico se asocia a peores notas, menor satisfacción, actitudes negativas hacia la escuela, pobre rendimiento escolar y mayor prevalencia de abandono de los estudios”.

En el caso de los adolescentes, por primera vez desde 1994, los datos de la Encuesta Escolar sobre Drogas 2006-2007 mostraban un descenso en el consumo de cannabis, pero especialmente en la prevalencia de consumo en los últimos 30 días, que bajó 5 puntos porcentuales, hasta situarse en el 20,1% actual.

En España, el 8,7% de la población adulta de entre 15 a 64 años declaraba en 2005 haber consumido cannabis en los últimos 30 días, con una tendencia a la estabilización del consumo respecto a años anteriores.

Aunque en España gran parte del consumo de cannabis es experimental u ocasional, 4.426 personas, sobre todo jóvenes, demandaron tratamiento por primera vez en la vida por problemas relacionados con el consumo de esta sustancia. En cuanto a las urgencias relacionadas con su consumo, suponen el 27% del total de las registradas por drogas.

Estudios científicos han demostrado sus efectos negativos en el sistema nervioso central: consumir a diario en periodos prolongados puede producir deficiencias en la memoria, la atención, la capacidad psicomotora y otros trastornos mentales. Además, puede triplicar el riesgo de sufrir psicosis, sobre todo en personas vulnerables.

En este sentido, Moya ha subrayado la importancia de un diagnóstico precoz y un tratamiento del consumo problemático de esta sustancia lo antes posible: “Cuanto antes se detecte este consumo, antes podremos recurrir a ayuda especializada”.

El consumo de drogas en el mundo

Los datos de Naciones Unidas de 2007 revelan que el cannabis es la droga ilegal que más se consume en el mundo, con casi 160 millones de consumidores. En EE UU, el 12,2% de los mayores de 15 años había consumido esta sustancia alguna vez en el último año (2006). Este porcentaje se eleva al 28% en jóvenes norteamericanos de 18 a 25 años.

El cannabis es también la droga que más se consume en Europa, aunque sólo 13 de los 25 países que integran la UE facilitan esta información. En la actualidad, el 7% de los europeos ha consumido cannabis en los últimos 12 meses. Según el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (OEDT), 23 millones de adultos europeos aseguraban en 2005 haber consumido cannabis alguna vez en los últimos 12 meses.

En ese año (2005) las tasas más bajas correspondían a Malta, Bulgaria y Grecia y las más altas a Italia y España (11,2%), República Checa (9,3%) y Reino Unido (8,7%).

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Pasear por espacios azules como playas o lagos se asocia con mejoras en la salud mental

Un nuevo estudio identifica los beneficios que aporta al estado de ánimo y al bienestar personal dar caminatas breves y frecuentes por lugares con agua. Para los autores, identificar estos elementos es clave para el desarrollo de ciudades más habitables, sostenibles y saludables.

Alt de la imagen
Diego Ramiro, demógrafo en el CSIC
“No existe un censo de residentes en centros de mayores y esto será importante si hay otra ola”
Adeline Marcos

La COVID-19 se ensaña sobre todo con las personas más frágiles, como los habitantes de las residencias, donde se han concentrado todos los factores de riesgo. El director del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC afirma que sería necesario un registro informatizado de sus usuarios ante un posible rebrote.