Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El estudio de los efectos negativos de las carreteras en animales es aún insuficiente

Una revisión bibliográfica internacional, liderada por la Universidad Complutense de Madrid, concluye que los trabajos publicados sobre el impacto de las calzadas en animales se hicieron tan solo sobre el 2 % de las especies amenazadas. La investigación en países en vías de desarrollo también es escasa. 

Los primates son uno de los grupos de especies más infrarrepresentados/ Shutterstock

Los estudios que analizan los efectos de las carreteras sobre las poblaciones de animales a las que impactan negativamente se han centrado, sobre todo, en grandes mamíferos de países desarrollados, sin tener en cuenta otras especies menos llamativas o países en vías de desarrollo, según una investigación liderada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

El trabajo, publicado en Perspectives in Ecology and Conservation, ha consistido en una revisión bibliográfica de 1.517 estudios extraídos del repositorio Web of Science en torno a tres temáticas: atropellos, fragmentación del hábitat y medidas mitigadoras de estos dos impactos.

Entre las conclusiones destacan el déficit de variedad de especies: los estudios solo contemplan el 2 % de las especies amenazadas por las carreteras según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)​, el inventario más completo del estado de conservación de especies de animales y plantas a nivel mundial. 

Dicho porcentaje se centra en mamíferos grandes, principalmente carnívoros como zorros u osos (36 %), además de ungulados como ciervos o antílopes (15 %), marsupiales como canguros o koalas (14 %) y tortugas (13 %).

Los autores echan en falta especies menos llamativas, pero también afectadas por la red de carreteras como primates, murciélagos o invertebrados.

Los autores echan en falta especies menos llamativas, pero también afectadas por la red de carreteras como primates, murciélagos o invertebrados

En cuanto a la localización, los biólogos encuentran insuficientes los estudios en el sudeste asiático, América del Sur o el centro de África.

Representación de los animales en artículos científicos según proporción de su aparición. / Rafael Barrientos

Representación de los animales en artículos científicos según proporción de su aparición. / Rafael Barrientos

Esta limitación geográfica y de especies afectaría a la hora de tomar decisiones de conservación, pues no muestran la realidad del problema global.

“Este déficit de conocimiento debería ser cubierto en investigaciones futuras. Por ejemplo, en vez de registrar atropellos, estudiar cómo éstos afectan a la dinámica poblacional. A la hora de ver si las carreteras obstaculizan los movimientos de fauna y si los animales usan las medidas de mitigación instaladas, habría que estudiar si la ausencia de conectividad o la mejora de ésta tras la mitigación influyen en la supervivencia de las poblaciones viviendo en los márgenes de las carreteras”, propone Rafael Barrientos, investigador del departamento de Biodiversidad, Ecología y Evolución de la UCM.

Además de la universidad madrileña, en el estudio también han participado las universidades portuguesas de Lisboa, Aveiro y Oporto; el Centro Alemán para la Investigación Integrativa de la Biodiversidad y la Universidad Martín Lutero de Halle-Wittenberg.

Referencia: 

Rafael Barrientos, Fernando Ascensão, Marcello, D’Amico, Clara Grilo, Henrique M. Pereira. “The lost road: Do transportation networks imperil wildlife population persistence?” Perspectives in Ecology and Conservation

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Así es como el 'navegador' del cerebro calcula la ruta más corta
EFE

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts han descubierto que el cerebro, a la hora de estimar la ruta entre dos puntos, elige la que tiene menos desviación angular respecto al destino, y no la objetivamente más corta. El estudio se ha basado en el análisis a lo largo de un año de las señales GPS de 14.000 personas que vivían en entornos urbanos.

Las serpientes vivieron un ‘boom’ ecológico hace 66 millones de años

La desaparición de los dinosaurios provocó una gran diversificación de mamíferos y aves tras el evento de extinción masiva, pero no fueron los únicos. Las serpientes, protagonistas del #Cienciaalobestia, también vivieron una explosión evolutiva que les hizo pasar de simples insectívoras a las casi 4.000 especies de dieta variada que existen en la actualidad.