CIENCIAS NATURALES: Ciencias de la Vida

El misterio que oculta la sangre verde de los lagartos de Nueva Guinea

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Los animales compartimos el rojo en nuestras venas. Todos, menos unos lagartos de Nueva Guinea, protagonista de #Cienciaalobestia, que desprende un color verde lima por sus músculos, huesos y lengua debido a los altos niveles de un pigmento tóxico de la bilis. Ahora, un equipo de investigadores revela la historia evolutiva de esta insólita característica.

Más información sobre:
Cienciaalobestia
sangre
reptil
lagarto
evolución
verde

SINC | | 20 mayo 2018 08:00

<p><em>Prasinohaema prehensicauda</em> es un lagarto de sangre verde con altas concentraciones de biliverdina, un pigmento verde y tóxico de la bilis, en las tierras altas de Papúa Nueva Guinea. / Chris Austin, LSU</p>

Prasinohaema prehensicauda es un lagarto de sangre verde con altas concentraciones de biliverdina, un pigmento verde y tóxico de la bilis, en las tierras altas de Papúa Nueva Guinea. / Chris Austin, LSU

La sangre verde es una de las características más inusuales del reino animal. Sin embargo, es el sello distintivo de un grupo de lagartos de Nueva Guinea, los Prasinohaema. Sus músculos, mucosas, huesos y sangre son de un intenso color verde lima debido a los altos niveles de biliverdina, un pigmento verde de la bilis, que es tóxico cuenta se entra en el sistema circulatorio y que provoca ictericia, la coloración amarillenta de la piel y las mucosas por la acumulación de pigmentos biliares en sangre.

Estos lagartos no sufren daño celular, deterioro de la función hepática y se mantienen libres de ictericia

Sorprendentemente, este tipo de lagartijas se mantienen saludables con niveles de bilis verde que son unas 40 veces más altos que la concentración letal en humanos. “Además de tener la mayor concentración de biliverdina registrada para cualquier animal, estos lagartos de alguna manera han desarrollado una resistencia a la toxicidad del pigmento biliar”, señala Zachary Rodríguez, investigador en el laboratorio que lidera el profesor Chris Austin en departamento de Ciencias Biológicas de la Louisana State University.

Para entender cómo estos lagartos no sufren daño celular, deterioro de la función hepática y se mantienen libres de ictericia, los investigadores examinaron 51 especies de estos reptiles –seis de ellas de sangre verde, dos de las cuales eran nuevas para la ciencia–. En total, los autores analizaron 27 especímenes de sangre verde y 92 de sangre roja, que estaban estrechamente relacionados.

Los resultados, publicados en la revista Science Advances, revelan cómo evolucionó este rasgo en los lagartos. El estudio muestra de este modo que surgieron cuatro linajes separados de lagartos de sangre verde que probablemente compartieron un ancestro común de sangre roja.

180520_sangre_verde2

Prasinohaema virens es otro lagarto de sangre verde de las tierras bajas de Papúa Nueva Guinea. Es la única especie que pone huevos, todas las demás especies de sangre verde dan a luz a crías vivas. / Chris Austin

La acción positiva de la biliverdina

La sangre verde surgió así cuatro veces y de manera independiente en varios lagartos, lo que sugiere que pudo tener un valor adaptativo. Niveles ligeramente elevados de pigmentos biliares en otros animales, incluidos insectos, peces y ranas, han desempeñado papeles potencialmente positivos en estos animales.

La sangre verde surgió cuatro veces y de manera independiente en varios lagartos, lo que sugiere que pudo tener un valor adaptativo

Además, estudios previos han demostrado que el pigmento biliar puede actuar como antioxidante eliminando radicales libres, así como prevenir la enfermedad durante la fertilización in vitro. Sin embargo, la función del pigmento verde de la bilis en estos reptiles es todavía incierta.

“Los lagartos de sangre verde de Nueva Guinea me resultan fascinantes como parasitóloga porque se sabe que el otro producto hepático similar, la bilirrubina, es tóxico para los parásitos del paludismo humano”, declara Susan Perkins, profesora del Sackler Institute for Comparative Genomics y de la División de Zoología de Invertebrados del American Museum of Natural History.

Los investigadores estudiarán ahora el posible efecto del pigmento verde de la sangre en la malaria y otros parásitos que infectan a estos lagartos. También identificarán los genes responsables de la atípica sangre verde.

Referencia bibliográfica:

Z.B. Rodriguez et al. “Multiple origins of green blood in New Guinea lizards” Science Advances 16 de mayo de 2018

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER