Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El origen de dos tipos de VIH está en gorilas de Camerún

Una investigación internacional muestra que dos tipos de VIH-1 tienen su origen en gorilas del sur de Camerún que se encuentran en peligro de extinción. Hasta ahora se sabía que el linaje que ha causado la mayor parte de la pandemia actual había saltado al ser humano desde el chimpancé, pero este nuevo trabajo, que involucra a científicos de Brasil, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y varios países africanos, permite dilucidar la procedencia de todos los grupos de VIH.

Gorila. / Wikipedia

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es la causa del sida, y su tipo VIH-1, que es el más virulento e infeccioso y el que causa un mayor número de casos, puede dividirse en cuatro grupos: M, N, O y P. Cada uno de ellos es el resultado de una transmisión del virus de inmunodeficiencia de los simios (SIV, por las siglas en inglés de Simian Immunodeficiency Virus) a humanos y los cuatro han ocurrido de forma independiente.

Anteriores investigaciones habían rastreado los linajes M y N hasta situar su procedencia en comunidades de chimpancés del Sur de Camerún, mientras en el caso de los grupos O y P su origen seguía siendo desconocido hasta ahora. Una investigación internacional publicada hoy en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS) parece desvelar el misterio: el origen de estos dos linajes también parece estar en el Sur de Camerún, pero no se ha encontrado en chimpancés sino en los gorilas occidentales de las tierras bajas (Gorilla gorilla gorilla).

Tanto chimpancés como gorilas albergan virus que pueden saltar la barrera de las especies e infectar a humanos

“Ambas especies, chimpancés y gorilas, albergan virus que son capaces de cruzar la barrera de las especies y saltar a humanos causando grandes enfermedades”, afirma en declaraciones a Sinc la investigadora Martine Peeters, del L'Institut de Recherche pour le Développement (IRD) de Montpellier (Francia), encargada de coordinar un trabajo que firma en primer lugar Mirela D’arc, investigadora de la Universidad Federal de Río de Janeiro (Brasil) y que cuenta con la participación de otros científicos de Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, Gabón, Ruanda, Gabón y Camerún.

Los científicos han examinado muestras de heces de diferentes especies y subespecies de gorilas en todo el centro de África en busca de anticuerpos que pudieran delatar la presencia de SIV. De esta manera, hallaron virus estrechamente relacionados con los linajes O y P. En el caso del grupo O, está ampliamente extendido entre los gorilas del Oeste de África central, mientras que el grupo P apenas ha sido detectado.

En realidad, el grupo M es el principal responsable de la actual pandemia de VIH-sida en todo el planeta, con alrededor de un 97% de los casos. Sin embargo, los expertos consideran muy importante haber dilucidado el origen de todos los grupos de VIH-1 y demostrar que dos especies de simio están involucradas.

Caza de animales silvestres

“Al igual que en el caso ya conocido de los chimpancés, “el modo de transmisión a humanos más probable en el caso de los gorilas es a través de la exposición a sangre y tejidos infectados durante la caza de animales silvestres”, apunta la investigadora.

Los investigadores quieren saber si el virus puede comprometer la supervivencia de esta subespecie de gorilas, en peligro de extinción

A partir de ahora, los investigadores quieren evaluar la infección de SIV en estos gorilas y averiguar “si podría tener un impacto en la supervivencia de este animal en peligro de extinción”, apunta Martine Peeters.

De hecho, el gorila occidental, llamado de llanura, planicie o tierras bajas, se considera una subespecie en “peligro crítico de extinción”, según la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el máximo nivel de amenaza para las animales que aún se conservan en estado silvestre, lo que significa que corre un gran riesgo extremadamente alto de desaparecer. Además de en Camerún, se puede encontrar en Angola, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial y Gabón.

Referencia bibliográfica

Origin of the HIV-1 group O epidemic in western lowland gorillas. Mirela D’arc, Ahidjo Ayouba, Amandine Esteban, Gerald H. Learn, Vanina Boué, Florian Liegeois, Lucie Etienne, Nikki Tagg, Fabian H. Leendertz, Christophe Boesch, Nadège F. Madinda, Martha M. Robbins, Maryke Gray, Amandine Cournil, Marcel Ooms, Michael Letko, Viviana A. Simon, Paul M. Sharp, Beatrice H. Hahn, Eric Delaporte, Eitel Mpoudi Ngole, Martine Peeters. PNAS, 2015. http://www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1502022112

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La leche materna de mujeres infectadas y vacunadas contiene anticuerpos frente a la covid-19

Dos estudios liderados por investigadores españoles determinan el impacto de la infección por SARS-CoV-2 en la lactancia materna. Mientras no se hallaron restos del virus en las muestras de leche analizadas, sí se encontraron anticuerpos específicos tanto en mujeres infectadas de forma natural como en vacunadas.

Las vacunas, un cortafuegos para la covid-19

Si algo bueno se puede decir de esta pandemia es que permite admirar el avance del conocimiento en tiempo real. Cuando la vacunación empezó solo se sabía que las vacunas previenen la enfermedad grave; seis meses —y numerosos estudios— después, se puede afirmar que también reducen significativamente la infección y la transmisión.