Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se ha publicado en ‘Veterinary Parasitology’

El parásito de la toxoplasmosis se extiende en el hábitat del lince ibérico

Un equipo internacional liderado por investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) ha analizado la seroprevalencia (anticuerpos contra una enfermedad) de Toxoplasma gondii, el parásito que causa la toxoplasmosis en muchas especies, incluido el ser humano. El nuevo estudio muestra una “elevada diseminación” del parásito en las áreas donde vive el lince ibérico (Lynx pardinus), también en los centros de cría en cautividad. Los científicos profundizan ahora en el estudio de la enfermedad.

Lince ibérico (Lynx pardinus). Foto: Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico www.lynxexsitu.es

Las especies de felinos silvestres son importantes en el mantenimiento del ciclo selvático de Toxoplasma gondii, pero en la mayoría de estos animales la información sobre la epidemiología y los factores asociados a la infección es muy limitada. Es el caso del lince ibérico, el felino más amenazado del mundo y el carnívoro más amenazado de Europa. Aunque no se han descrito casos clínicos de toxoplasmosis en el lince ibérico, sí se ha reportado mortalidad asociada a infección por T. gondii en el lince rojo (Lynx rufus).

“Los resultados manifiestan una elevada diseminación de Toxoplasma gondii en las poblaciones de lince ibérico”, señala a SINC Ignacio García Bocanegra, autor principal del estudio e investigador de Sanidad Animal en la UCO.

La investigación, publicada a principios de este año en la revista Veterinary Parasitology, demuestra además que cuatro felinos nacidos en cautividad entraron en contacto con el parásito durante el periodo de estudio, de 2005 a 2009, lo que confirma la presencia de T. gondii en los centros de cría en cautividad.

“Por eso deberían implantarse medidas para prevenir la infección por T. gondii en estos centros”, advierte García Bocanegra, quien aconseja analizar previamente a los conejos destinados a la alimentación del lince, porque son éstos la principal fuente de infección.

Récord de felinos analizados

Este trabajo no es el primero que analiza la seroprevalencia de Toxoplasma gondii en los linces ibéricos, pero sí el más completo. Los investigadores analizaron 129 ejemplares de lince ibérico a través de la técnica de aglutinación modificada (detección de anticuerpos frente a T. gondii a partir de suero de lince ibérico), y detectaron anticuerpos en un 62,8%, es decir, en 81 de los 129 felinos analizados.

Además de observar que la seroprevalencia de T. gondii aumenta con la edad de los animales, los resultados muestran la misma seroprevalencia en linces en libertad (un 66,7% de 93 ejemplares) que en los sometidos a cautividad (un 69% de 84 ejemplares). Sin embargo, la seroprevalencia “fue menor en ejemplares nacidos en cautividad (un 22,5% de 40 ejemplares)”, subraya el investigador.

En el estudio, se observó una asociación entre la infección por Cytauxzoon felis y la seroprevalencia frente a T. gondii. No obstante, “la infección por el virus de la leucemia felina no influyó en la seroprevalencia por T. gondii (un 53,8% de 13 ejemplares)”, asegura el investigador.

El equipo no ha observado diferencias significativas entre el sexo de los linces, la región geográfica en la que viven, o el año de muestreo.

Una enfermedad que afecta a especies de sangre caliente

La toxoplasmosis es una enfermedad zoónosica que afecta sobre todo a las especies de sangre caliente, incluida la especie humana. Los hospedadores definitivos de este parásito protozoo son los felinos, únicos animales capaces de excretar los parásitos a través de las heces.

Pero los investigadores no han detectado eliminación de estos parásitos “en ninguna de las 58 muestras de heces de lince analizadas”, confirma García Bocanegra.

-------------------------------

Referencia bibliográfica:

García-Bocanegra, I; Dubey, J.P.; Martínez, F.; Vargas, A.; Cabezón, O.; Zorrilla, I.; Arenas, A.; Almería, S. “Factors affecting seroprevalence of Toxoplasma gondii in the endangered Iberian lynx (Lynx pardinus)” Veterinary Parasitology 167(1): 36-42, 20 de enero de 2010.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
El reto de cero emisiones en 2050 para limitar el cambio climático a 1,5°C no tiene precedentes históricos

A pocos días del comienzo de la cumbre del clima de la ONU COP26 en Glasgow (Reino Unido), la revista One Earth publica un estudio en el que recoge que los casos más rápidos de reducción de combustibles fósiles se produjeron cuando el petróleo fue sustituido por el carbón, el gas o la energía nuclear. Sin embargo, esto respondió a las amenazas a la seguridad energética y no a su impacto climático como ahora.

Así actúa el cerebro cuando macacos y murciélagos se relacionan con sus semejantes

Dos estudios publicados en Science han registrado la actividad neuronal que se genera en macacos Rhesus y murciélagos egipcios de la fruta a la hora de interaccionar con sus iguales. Los trabajos determinan las regiones de la corteza cerebral que se activan durante estos procesos sociales y demuestran que los patrones cerebrales de estos animales varían según el contexto social en el que se encuentran.