Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Trabajo pionero

El radón residencial y la exposición pasiva al tabaco se asocian con el riesgo de cáncer de pulmón

Un equipo de la Universidad de Santiago de Compostela ha encontrado la relación entre el radón residencial y la exposición a humo ambiental de tabaco frente al cáncer de pulmón. El radón es un carcinógeno humano reconocido por la Organización Mundial de la Salud que se acumula de manera natural en el interior de los domicilios y ambientes interiores.

Vista microscópica de una biopsia de carcinoma de pulmón de células pequeñas. / Wikipedia

El grupo de Radón de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) acaba de publicar un artículo en la revista European Respiratory Journal en el que se asocia por primera vez la concentración residencial de este compuesto y la exposición a tabaquismo pasivo con el riesgo de cáncer de pulmón.

El estudio (al que acompaña un editorial) se ha realizado en siete hospitales gallegos y uno de Asturias, incluyendo más de 500 sujetos.

Además de observar un efecto significativo del radón para el cáncer de pulmón en personas nunca fumadores –hasta ahora los estudios se habían hecho sobre sujetos fumadores–, los investigadores han observado que la exposición a humo ambiental aumenta aún más el riesgo de ese cáncer debido al radón residencial.

Por otra parte, los expertos han señalado la mayor vulnerabilidad de las mujeres. “Hemos observado que las mujeres tienen más riesgo de cáncer pulmonar que los varones para una misma exposición a radón”, explica Alberto Ruano, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la USC y responsable de la investigación.

El radón residencial es la primera causa de cáncer de pulmón en sujetos nunca fumadores y el segundo factor de riesgo de esta enfermedad en los que sí fuman

El radón es un carcinógeno humano reconocido por la Organización Mundial de la Salud que se acumula de manera natural en el interior de los domicilios y ambientes interiores (también en lugares de trabajo). Este compuesto es la primera causa de cáncer de pulmón en sujetos nunca fumadores y el segundo factor de riesgo de esta enfermedad en los que sí fuman.

Línea de investigación puntera

El estudio se enmarca dentro de una potente línea de investigación en la que se analiza el efecto del radón residencial sobre la patología respiratoria. Otro trabajo del mismo grupo, publicado en agosto en el Journal of Thoracic Oncology, encontraba asociación entre el radón residencial y ciertos genes implicados en el metabolismo de agentes carcinogénicos.

Por su parte, el Laboratorio de Radón de Galicia que dirige el profesor de la USC Barros Dios está ejecutando otra investigación multicéntrica denominada ‘DNA-Repair’, financiada con más de 120.000 euros del Fondo de Investigaciones Sanitarias.

Este laboratorio ha medido la concentración de radón en más de 3.500 domicilios gallegos y en lugares de trabajo, fundamentalmente de administraciones públicas, para luego elaborar mapas que son de acceso público en la red.

La publicación European Respiratory Journalm, la revista oficial de la European Respiratory Society y una de las más prestigiosas del mundo en su ámbito, deriva del estudio LCRINS (Lung Cancer Risk in Never Smokers), financiado por la Xunta de Galicia en 2010, y en el que participan neumólogos de tres comunidades autónomas y nueve hospitales.

Fuente: Universidad de Santiago de Compostela
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Por qué la vacunación no está llegando a África y qué se puede hacer para cambiarlo

“La equidad en la distribución de las vacunas no es cuestión de caridad; beneficia a todos los países”, dijo Tedros Adhanom, director de la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, sus datos hablan de un reparto muy desigual: más del 80 % de las vacunas han ido a países del G20, mientras que los países pobres, africanos en su mayoría, han recibido solo el 0,6 %. Tres expertos españoles analizan qué ha fallado.

Isabel Sola, experta en coronavirus del CNB-CSIC
“Parte de la efectividad de las vacunas podría mantenerse frente a la variante ómicron”
Leyre Flamarique (CSIC)

La viróloga, que trabaja en una vacuna de ARN autorreplicativa y esterilizante contra la covid-19, considera que la nueva ola tendrá menos impacto gracias a la vacunación, pero llama a no bajar la guardia.