Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El riesgo de cáncer de mama crece con el aumento del índice de masa corporal

El incremento del índice de masa corporal (IMC) durante la mediana edad puede conducir a un riesgo considerablemente mayor de sufrir cáncer de mama tras la menopausia, según los resultados de un estudio presentado en la 101ª reunión anual de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer (AACR, por sus siglas en inglés), celebrada del 17 al 21 de abril en Washington.

La evidencia científica ya había relacionado el exceso de peso con un mayor riesgo de padecer cáncer de mama en las mujeres después de la menopausia, pero pocos han estudiado el efecto específico del aumento del IMC. Ahora, los científicos suponen que el estrógeno producido en el tejido adiposo (la grasa corporal) de estas mujeres puede fomentar la proliferación de las células mamarias.

“Comparadas con las mujeres que mantuvieron aproximadamente el mismo IMC, las que experimentaron un aumento de 5 kg/m2 o más entre los 20 años y el momento de empezar a participar en el estudio tenían casi el doble de posibilidades de padecer cáncer de mama”, explica Laura Sue, una de las autoras del estudio y becaria de investigación del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE UU.

Los investigadores analizaron a 72.007 mujeres, entre 55 y 74 años, del Ensayo sobre el Diagnóstico del Cáncer de Ovario. El trabajo, presentado en la 101ª reunión anual de la AACR que tiene lugar estos días en Washington (EE UU), incluyó 3.677 casos de cáncer de mama postmenopáusico, lo que lo convierte en uno de los mayores estudios de este tipo.

Los resultados mostraron que casi el 57% de los IMC del estudio aumentaron 5 kg/m2 o más entre los 20 años y el comienzo del estudio, lo que equivale a que una mujer de estatura mediana (1,62 m) gane aproximadamente 13,7 kilos. Las relaciones más marcadas se observaron en las mujeres que nunca habían empleado terapias hormonales durante la menopausia.

Las mujeres que afirmaban haber experimentado un aumento del IMC de 5 kg/m2 o más entre los 20 y los 50 años tenían un 88% más de riesgo de desarrollar cáncer de mama postmenopáusico, en comparación con las mujeres que afirmaban tener un IMC estable. En el caso de las mujeres que declararon haber sufrido este aumento entre los 50 años y la edad al comienzo del estudio, el riesgo aumentaba un 56%.

“El aumento del IMC, tanto antes como después de los 50 años de edad, contribuye por sí solo a un incremento del riesgo de padecer cáncer de mama postmenopáusico”, concluyen los autores.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La acumulación elevada de porfirinas es un marcador de COVID-19

Científicos del centro CIC bioGUNE en el País Vasco han comprobado que pacientes graves con coronavirus presentan en su suero una concentración anormal de porfirinas, un tipo de componente proteico sanguíneo. El ajuste de sus valores podría aliviar algunos de los síntomas que padecen.

Alt de la imagen
Un análisis de sangre podría detectar el cáncer en las etapas tempranas

La revista Nature Communications publica el desarrollo de un test sanguíneo no invasivo que podría utilizarse para la detección en fase inicial de cinco tipos comunes de cáncer –estómago, esófago, colorrectal, pulmón o hígado y hasta cuatro años antes del diagnóstico convencional.