Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Encuentran agua oxigenada en el espacio

Por primera vez se han encontrado en el espacio interestelar moléculas de peróxido de hidrógeno, más conocido como agua oxigenada. El descubrimiento, realizado con el telescopio APEX en Chile, ofrece pistas sobre el enlace químico entre dos moléculas esenciales para la vida: el agua y el oxígeno.

La región de formación estelar Rho Ophiuchi (círculo rojo) donde se ha detectado el peróxido de hidrógeno. Imagen: ESO/S. Guisard.

El peróxido de hidrógeno (H2O2) juega un papel clave en la química del agua y el ozono en la atmósfera de la Tierra, y es conocido por su uso como desinfectante y decolorante del pelo. Ahora los astrónomos lo han detectado en una región de nuestra galaxia cerca de la estrella Rho Ophiuchi, a unos 400 años luz de distancia.

Un equipo internacional de investigadores ha realizado el descubrimiento con el telescopio Atacama Pathfinder Experiment (APEX). Se trata de una colaboración entre el Instituto Max-Planck de Radio Astronomía (MPIfR), el Observatorio Espacial de Onsala (OSO) sueco y el Observatorio Europeo Austral (ESO), que lo opera en uno de los lugares de observación más altos de la Tierra, a 5.100 metros de altura, en el Llano de Chajnantor (Chile).

"Nos hemos emocionado mucho al descubrir las señales de peróxido de hidrógeno con APEX”, dice Per Bergman, astrónomo del OSO y autor principal del estudio que publica la revista Astronomy & Astrophysics. “ Sabíamos, a partir de experimentos de laboratorio, qué longitudes de onda debíamos buscar, pero la cantidad de peróxido de hidrógeno en la nube es de una sola molécula por cada diez mil millones de moléculas de hidrógeno, por lo que la detección necesitó de observaciones muy cuidadosas".

Telescopios como APEX, que realizan observaciones de luz en longitudes de onda milímetricas y submilimétricas, son ideales para detectar las señales de estas moléculas. Los científicos han encontrado la propiedad característica de la luz que emite el agua oxigenada en las nubes de Rho Ophiuchi, donde están naciendo nuevas estrellas.

Estas nubes de gas y polvo cósmicos son muy densas y frías (alrededor de -250 ºC) y están compuestas principalmente de hidrógeno, aunque contienen trazas de otros productos químicos, como el detectado ahora.

La importancia del peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es una molécula clave tanto para astrónomos como para químicos. Su formación está estrechamente vinculada a otras dos moléculas fundamentales para la vida, el oxígeno y el agua. Se cree que gran parte del agua en nuestro planeta se formó originalmente en el espacio, y los investigadores están interesados en entender cómo se genera.

Los científicos piensan que el agua oxigenada se forma en el espacio en las superficies de los granos de polvo cósmico - partículas muy finas, similares a la arena y el hollín - cuando el hidrógeno (H) se suma a las moléculas de oxígeno (O2). Una nueva reacción del peróxido de hidrógeno con más hidrógeno es una forma de producir agua (H2O). La nueva detección de este peróxido ayudará, por tanto, a comprender mejor la formación de agua en el universo.

"No entendemos todavía cómo algunas de las moléculas más importantes aquí en la Tierra se fabrican en el espacio, pero el descubrimiento de peróxido de hidrógeno parece ser que nos muestra que el polvo cósmico es el ingrediente que falta en el proceso ", dice Bérengère Parise, directora del grupo de investigación de Emmy Noether en la formación de estrellas, astroquímica en el Instituto Max-Planck de Radio Astronomía en Alemania y co-autora del artículo.

Para averiguar hasta qué punto los orígenes de estas moléculas se entrelazan se necesitarán más análisis y observaciones de Rho Ophiuchi y otras nubes de formación estelar gracias a los nuevos telescopios que pronto se pondrán en marcha, como el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA).

Fuente: ESO
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Algo huele a podrido en Islandia, pero ¿por qué ciertas personas no lo notan?

Lejos de ser un capricho, la preferencia o aversión a ciertos aromas está codificada en el material genético. Un equipo de científicos islandeses descubrió que las personas con una variante en un gen encuentran el olor a pescado putrefacto menos desagradable e intenso que otras.

Alt de la imagen
OPINIÓN
El Nobel de Química 2020 deja una imagen inédita
Carmen Fenoll Comes

Por primera vez en la historia, dos mujeres comparten de manera exclusiva un premio Nobel de ciencias. Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna han recibido el de Química de 2020 por desarrollar “un método para la edición genética”, CRISPR. Esta es la historia de cómo dos investigadoras se encuentran en un congreso, hablan, se entienden, se ponen a trabajar juntas… y cambian el mundo.