Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Hallados en ratas 35 nuevos genes relacionados con la ansiedad, el miedo y la esclerosis múltiple

Tras seis años de trabajo con 1.500 roedores, una veintena de laboratorios europeos y estadounidenses ha identificado zonas cromosómicas que influyen significativamente sobre diversas enfermedades cardiovasculares, neurológicas, psiquiátricas y endocrinas.

Se han utilizado unas 1.500 ratas genéticamente heterogéneas. / Lockstockb

La revista Nature Genetics ha publicado el hallazgo en ratas de un gran número de nuevos segmentos cromosómicos y nuevos genes con influencia sobre enfermedades como la ansiedad, la esclerosis múltiple y las patologías cardiovasculares.

En el proyecto, liderado por el Wellcome Trust Centre for Human Genetics (Oxford), ha participado un equipo del Departamento de Psiquiatría y Medicina Legal y del Institut de Neurociències de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

El trabajo, realizado por una veintena de laboratorios europeos y estadounidenses, ha identificado 355 zonas cromosómicas (QTLs) –segmentos que contienen solo unas docenas de genes cada uno– que influyen significativamente sobre 122 fenotipos o procesos relacionados con diversas enfermedades –ansiedad, patologías cardiovasculares, esclerosis múltiple, diabetes y otras–.

Se han utilizado unas 1.500 ratas genéticamente heterogéneas, que en Europa solo existen en la Universitat Autònoma de Barcelona

En particular, se han descubierto de 35 nuevos genes que contribuyen a 31 fenotipos conectados, por ejemplo, con la ansiedad y el miedo, la esclerosis múltiple y los trastornos cardiovasculares, entre otros.

Para poder alcanzar estos resultados se ha requerido una aproximación tecnológica combinada y aplicada por primera vez en ratas: el uso de unas 1.500 ratas genéticamente heterogéneas (en Europa solo existentes en la UAB), el mapeo genético de alta densidad y la secuenciación génica completa de los animales.

El mapeo genético permite definir zonas cromosómicas que influyen sobre los procesos de interés y la secuenciación génica permite identificar los mejores genes candidatos para estos procesos entre las docenas de genes que hay en cada QTL mapeada.

Más de seis años de trabajo

Es la primera vez que se lleva a cabo esta doble metodología combinada, mapeo genético de alta densidad más secuenciación completa de ratas heterogéneas. Esto abre las puertas al descubrimiento mucho más eficiente de genes con influencia sobre multitud de rasgos o fenotipos complejos relacionados tanto con procesos biológicos y neurales normales como con aspectos asociados a enfermedades. Y, por otra parte, profundiza de forma importante en el conocimiento del genoma de la rata, un modelo animal trascendental en investigación médica.

Estos resultados son producto de más de seis años de trabajo de un consorcio europeo y estadounidense, en que más de 1.500 ratas heterogéneas se evaluaron entre 2007 y 2010 en las instalaciones de la Unidad de Psicología Médica, Departamento de Psiquiatría y Medicina Legal de la UAB. En total, se recogieron unos 160 fenotipos diferentes para cada animal, tras lo cual se realizaron los análisis genéticos en Reino Unido, Alemania, Holanda y Francia.

Referencia bibliográfica:

Amelie Baud et al. “Combined sequence-based and genetic mapping analysis of complex traits in outbred rats”. Nature Genetics (2013) doi:10.1038/ng.2644

Fuente: Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)
Derechos: UAB
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Un tercio de los parásitos del mundo corre peligro de extinción

Un equipo internacional de científicos, en el que participa la Universidad de Granada, advierte de la necesidad de preservar los parásitos, organismos esenciales para mantener la estabilidad de los ecosistemas. Los investigadores proponen un plan de conservación para los próximos diez años.

Alt de la imagen
¿Cómo ‘nadan’ realmente los espermatozoides humanos?

Biotecnólogos e ingenieros de Reino Unido y México han hecho trizas la visión de cómo se desplazan los espermatozoides. Los hallazgos desafían las suposiciones hechas durante siglos: su movimiento se parece más al de un sacacorchos que al de una anguila, aunque lo parezca por una ilusión óptica.