Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Hallan restos de ‘Homo sapiens’ del Paleolítico superior en Guadalajara

El Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana ha participado en una campaña de excavaciones en el yacimiento de la Cueva de los Torrejones (Guadalajara) donde se han encontrado los únicos restos fósiles de Homo sapiens del Paleolítico superior del interior peninsular.

Cueva de los Torrejones. / CENIEH

Adrián Pablos, investigador del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), de Burgos, ha codirigido una campaña de excavaciones en el yacimiento de la Cueva de los Torrejones (Tamajón, Guadalajara), donde se han encontrado restos fósiles de Homo sapiens, así como de macrofauna y microfauna.

Además, se han encontrado fósiles de animales como caballos, ciervos, leopardos, lobos y osos pardos

Esta campaña, desarrollada la primera semana de septiembre, ha permitido conocer la secuencia sedimentaria y la estratigrafía de la cueva en las diferentes catas realizadas anteriormente, a la vez que recuperar nuevos fósiles, cuyo estudio hará posible ofrecer en los próximos meses un contexto cronológico, bioestratigráfico, taxonómico, tafonómico y geológico asociados a los humanos del Paleolítico superior en la Meseta.

Entre la abundante fauna encontrada cabe destacar: caballo (Equus caballus/ferus), asno salvaje (Equus hydruntinus), ciervo (Cervus elaphus), hiena (Crocuta crocuta), leopardo (Panthera pardus), lobo (Canis lupus), oso pardo (Ursus arctos), rinoceronte de estepa (Stephanorhinus hemitoechus), tejón (Meles meles) y tortuga (Testudo sp.).

Sapiens o neandertal

La cueva de los Torrejones fue excavada y estudiada en los años 90 y entre sus hallazgos destaca un hueso del pie humano (navicular), identificado inicialmente como neandertal. Esta identificación se basaba en que el fósil fue encontrado in situ con fauna que sugería una cronología del Pleistoceno Superior, época asociada en Europa a los neandertales.

Desde aquel entonces el navicular fue considerado como uno de los pocos restos neandertales del interior de la Península Ibérica, a pesar de que no se realizara ningún estudio antropológico al respecto.

Pero el equipo actual ha realizado un estudio comparativo, publicado este año en la revista Archaeological and Anthropological Sciences, en el que se concluye que tanto métrica como morfológicamente se trata sin lugar a dudas de un fósil de Homo sapiens.

El estudio concluye que tanto métrica como morfológicamente se trata de un fósil de 'Homo sapiens'

La importancia de este artículo radica, como explica Adrián Pablos, en que “aunque hay algunos yacimientos del Paleolítico Superior tradicionalmente asociados a nuestra especie en el interior peninsular, no existía hasta ahora registro alguno de fósiles de Homo sapiens para esta época lejos de las costas mediterránea, atlántica y cantábrica de la Península Ibérica”.

Esta campaña, en la que han participado instituciones de toda España (Universidad de Alcalá, Universidad del País Vasco, Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos, Instituto Geológico y Minero de España y Grupo Espeleológico Abismo de Guadalajara), ha sido cofinanciada por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y el CENIEH, con apoyo logístico del Ayuntamiento de Tamajón y de los proyectos de excavación de la Cueva de Arlanpe, de los yacimientos del Valle del Tejadilla y de los yacimientos de Atapuerca.

Referencia bilbiográfica:

Adrián Pablos, Nohemi Sala y Alfonso Arribas. "Taxonomic reassignment of the Paleolithic human navicular from Cueva de los Torrejones (Guadalajara, Spain)". Archaeological and Anthropological Sciences (2017).

Fuente: CENIEH
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Así se transformó el óxido de hierro en ocre durante el Paleolítico final y el Neolítico

Hace entre 15.000 y 6.000 años, se utilizaban ocres y otros colorantes para el arte prehistórico, pero también para la protección de la piel y como pintura corporal, entre otros usos. Un equipo, liderado por la Universidad de Valencia, que muestra por primera vez cómo se obtuvo y se aprovisionó el óxido de hierro para transformarlo en los ocres de uso doméstico.

Alt de la imagen
Los humanos usaban camas de hierba hace 200.000 años

Estos lechos servían como zona de descanso y como espacio para el trabajo cotidiano, al tiempo que permitían repeler insectos gracias al uso de cenizas. El descubrimiento, publicado en Science y que cuenta con colaboración española, supone el uso humano más antiguo registrado de camas de hierba, superando las evidencias anteriores en más de 100.000 años.