Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Intrigantes resultados del experimento LHCb del Laboratorio Europeo de Física de Partículas

La colaboración científica del Large Hadron Collider beauty del CERN ha observado una posible desviación de la llamada universalidad leptónica entre el electrón y el muon. De confirmarse, sería un indicio de violación del modelo estándar de física de partículas.

Visualización de un evento en los detectores del LHCb (desintegración muy rara de un mesón B o belleza en la que participan un electrón y un positrón). / CERN

El experimento LHCb (Large Hadron Collider beauty) localizado en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) ha observado nuevos resultados que, de confirmarse, sugerirían indicios de una violación del modelo estándar de la física de partículas. Estos resultados se han anunciado recientemente en la conferencia Moriond y en un seminario celebrado en el CERN. 

LHCb es uno de los cuatro grandes experimentos del Gran Colisionador de Hadrones del CERN, situado bajo tierra en la frontera franco-suiza, cerca de Ginebra. Está diseñado para comparar dos tipos de desintegración de quarks belleza, un tipo de partícula fundamental. En la primera desintegración interviene el electrón y en la segunda el muon, otra partícula elemental similar al electrón pero aproximadamente 200 veces más pesada. 

Los últimos resultados del experimento LHCb del CERN muestran indicios de la desviación de la universalidad leptónica entre el electrón y muón, que de confirmarse sería un indicio de violación del modelo estándar de física de partículas

El electrón y el muón, junto con una tercera partícula llamada tau, son tipos de leptones y la diferencia entre ellos se denomina 'sabores'. El modelo estándar de la física de partículas predice que las desintegraciones que implican diferentes sabores de leptones, como la del estudio del LHCb, deberían ocurrir con la misma probabilidad, una característica conocida como universalidad leptónica que se suele medir por la relación entre las probabilidades de desintegración. En este modelo, la relación debería ser muy cercana a uno.

Los últimos resultados muestran indicios de la desviación de la universalidad leptónica entre el electrón y muón: la importancia estadística del resultado es de 3,1 desviaciones estándar, lo que implica una probabilidad de alrededor del 0,1 % de que los datos sean compatibles con las predicciones del modelo estándar.

"Si se confirmara una violación de la universalidad del sabor de los leptones, se requeriría un nuevo proceso físico, como la existencia de nuevas partículas o interacciones fundamentales", afirma el portavoz del LHCb, el profesor Chris Parkes, de la Universidad de Manchester y el CERN, que apunta: "Se están realizando más estudios sobre procesos relacionados utilizando los datos existentes del LHCb. Estaremos encantados de ver si refuerzan los intrigantes indicios de los resultados actuales".

Todos los datos del LHCb

Esta desviación es consistente con un patrón de anomalías medidas en procesos similares por LHCb y otros experimentos en todo el mundo durante la última década. Los nuevos resultados determinan la relación entre las probabilidades de desintegración con mayor precisión que las mediciones anteriores y utilizan por primera vez todos los datos recogidos por el detector LHCb hasta el momento.

“Aunque con cautela, estos resultados son muy emocionantes porque son persistentes en el comportamiento de los anteriores, ahora con más datos y más estudios sistemáticos que descartan posibles efectos experimentales. Los nuevos resultados de procesos similares que esperan ver la luz en los próximos meses serán clave”, han manifestado los investigadores Arantza Oyanguren Campos y Fernando Martínez Vidal, dos de los investigadores del IFIC que participan en LHCb.

De cara al futuro, el experimento LHCb está bien situado para aclarar la posible existencia de nuevos efectos físicos insinuados en las desintegraciones analizadas en este estudio. Se espera que el experimento LHCb comience a recoger nuevos datos el próximo año tras una actualización del detector.

Desviaciones en términos de desviación estándar entre las medidas experimentales (en azul) y las predicciones teóricas (amarillo) del nuevo resultado (RK) y procesos similares por LHCb y otros experimentos obtenidos durante la última década. / IFIC

Fuente: CERN/IFIC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Marcus Chown, periodista científico, autor de ‘El instante mágico’
“Por qué el universo real tiene un gemelo matemático que lo imita en todos los sentidos sigue siendo un misterio”

Las predicciones matemáticas de fenómenos y objetos totalmente desconocidos a veces se hacen realidad y se observan por primera vez en el universo: nuevos planetas, agujeros negros, antimateria, neutrinos, ondas gravitacionales... El escritor y divulgador británico Marcus Chown relata en su última obra esos momentos ‘mágicos’ que cambiaron la historia de la ciencia y cómo los vivieron sus protagonistas.

Señales de nueva física tras el bamboleo de una diminuta partícula

Un experimento con muones en el laboratorio Fermilab de EE UU ha detectado que estos ‘primos’ del electrón parecen estar interactuando con partículas o fuerzas de la naturaleza desconocidas para la ciencia. El descubrimiento todavía no se puede confirmar al 100 % pero solo hay una posibilidad entre 40.000 de que sea casual.