Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Astronomía y Astrofísica

La NASA renombra su próxima misión al Sol

La hasta ahora denominada Solar Probe Plus, la sonda con la que la NASA estudiará el viento y la atmósfera solar en las proximidades de nuestra estrella, pasa a llamarse Parker Solar Probe en honor al astrofísico estadounidense Eugene Parker. Está previsto que esta misión despegue en el verano de 2018.

Ilustración de la sonda Parker Solar Probe aproximándose al Sol. / ©Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory

La NASA ha querido honrar al astrofísico Eugene Parker, actual profesor emérito de la Universidad de Chicago, dándole su nombre a la primera misión que “tocará” el Sol. Los estudios de Parker han contribuido en gran medida a desarrollar las teorías sobre el astro rey y su interacción con los planetas que giran en torno a él.

El astrofísico Eugene Parker contribuyó a desarrollar la teoría acerca del fenómeno del 'viento solar'

En este sentido, el astrofísico es uno de los principales investigadores que sentaron las bases para lo que hoy conocemos como ‘viento solar’, un fenómeno que ha sido probado mediante la observación directa.

En un artículo publicado en 1958, el científico plantea la posibilidad de que todo nuestro sistema solar se vea afectado por las emisiones constantes de materia a alta velocidad y de magnetismo procedente del Sol.

Además, el experto propuso una explicación para el sobrecalentamiento de la atmósfera solar, también denominada ‘corona’, que permanece a mayor temperatura que la propia superficie del Sol, desafiando así las leyes de la física.

Por otro lado, el renombramiento de la misión Solar Probe Plus supone un hecho sin precedentes ya que “es la primera vez que la NASA nombra una nave espacial en honor a una persona viva”, según ha asegurado uno de los administradores asociados para la NASA en Washington.

Gran contribución a la ciencia

Este homenaje a Parker se debe a la estrecha conexión entre su campo de estudio y el objeto de la misión espacial. Además, tiene lugar con antelación al lanzamiento de la sonda, para resaltar así la relevancia del trabajo desarrollado por Parker en heliofísica y ciencias del espacio –así como su contribución a misiones como esta, que pretende llegar a zonas aún sin explorar por el ser humano–.

El renombramiento supone un hecho sin precedentes: "Es la primera vez que se hace en honor a una persona viva"

“Es muy emocionante que por fin podamos echar un vistazo”, ha asegurado el propio Parker refiriéndose a ese entorno espacial tan complejo, “nos gustaría tener mediciones más exactas sobre lo que está ocurriendo en el viento solar. Estoy seguro de que habrá algunas sorpresas”.

La NASA, por su parte, está preparada para resolver algunas de las incógnitas que investiga desde hace décadas relacionadas con la física solar, según ha reconocido uno de los científicos de este proyecto.

“Es una aeronave que resolverá muchos de los grandes misterios sobre nuestra estrella, incluyendo descubrir por qué la ‘corona’ del Sol es mucho más caliente que su superficie”, han concluido desde la NASA.

La Parker Solar Probe, que forma parte del programa de la NASA Viviendo con una Estrella, está orientado a explorar aspectos del sistema solar que puedan afectar directamente a la vida y a la sociedad. La sonda será lanzada entre los días 31 de julio y 19 de agosto de 2018, de acuerdo a la ventana de lanzamiento prevista por la agencia espacial.

Fuente: NASA
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Confirmada la existencia de la exotierra más cercana

Hace cuatro años se anunció el descubrimiento de Próxima b, un planeta similar al nuestro que orbita alrededor de la estrella más cercana al Sol. Ahora, investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias y otros centros europeos han confirmado su existencia con gran precisión gracias al instrumento ESPRESSO.

Alt de la imagen
Los choques de la Vía Láctea con la galaxia Sagitario pudieron crear estrellas como el Sol

La formación de estrellas en nuestra galaxia se disparó durante las colisiones con la vecina Sagitario en al menos tres ocasiones: hace 5.700, 1.900 y 1.000 millones de años. Así lo sugieren investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias tras analizar los datos de la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea.