Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La exposición a largo plazo a la radiación UV se asocia con eccema infantil

Un estudio internacional realizado en 87 países analiza el papel de los factores ambientales en la dermatitis atópica en niños, conocido como eccema infantil. Los autores consideran que los resultados deben interpretarse con cautela "hasta que puedan reproducirse utilizando datos prospectivos con exposiciones individuales".

La exposición a los rayos UV se asocia con la prevalencia de este tipo de dermatitis también según el país. / Alexander Shustov

El Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha participado en un estudio internacional que examina la relación entre la exposición a la radiación ultravioleta (UV) y la prevalencia de eccema en niños.

Este estudio ecológico concluye que la exposición a los rayos UV se asocia con la prevalencia de este tipo de dermatitis también según el país. Entre otros resultados, la investigación señala que los territorios con una media mensual con mayor radiación UV tenían mayores medias de prevalencia de eccema en niños de 13 y 14 años.

La dermatitis atópica infantil, también conocida como eccema, es muy común en todo el mundo y está asociada con factores de riesgo genéticos

El trabajo, publicado en Journal of Investigative Dermatology, se realizó a partir de datos del Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Infancia (ISAAC), e incluye información sobre niños de 13 a 14 años de edad de 214 escuelas de 87 países y niños de 6 a 7 años de edad de 132 escuelas en 57 países.

La dermatitis atópica infantil, también conocida como eccema, es muy común en todo el mundo y está asociada con factores de riesgo genéticos. Investigaciones anteriores sugieren que los factores climáticos tales como temperatura, humedad y exposición a la radiación UV pueden influir en la prevalencia y los síntomas de esta condición, aunque la dirección y la consistencia de los efectos varía de un estudio a otro.

Ninguna investigación previa incluyó datos de países en desarrollo, donde la prevalencia de eccema está aumentando y la exposición a la radiación UV puede ser alta.

Resultados con cautela

Elaine Fuertes, primera autora del estudio, destaca: "Gracias al gran conjunto de datos disponible en el estudio ISAAC, hemos podido conducir el primer estudio que ha examinado la relación entre la exposición a la radiación UV y el eccema en niños y adolescentes en un contexto global”.

La investigadora cree que los resultados deben interpretarse con cautela "hasta que puedan reproducirse utilizando datos prospectivos con exposiciones individuales". Sin embargo, este nuevo trabajo apoya la hipótesis de que la exposición a los rayos UV explica parte de la variación en la prevalencia de eccema infantil en todo el mundo.

Referencia bibliográfica:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28257795

Fuente: ISGlobal
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Diseñado un algoritmo que personaliza el riesgo cardiovascular en personas sanas

El algoritmo EN-PESA contribuirá a personalizar el riesgo cardiovascular, lo que se traducirá en tratamientos y planes de seguimiento más personalizados. El modelo de aprendizaje automático está basado en variables como la edad, tensión arterial, dieta y marcadores medibles en análisis de sangre y orina.

Alt de la imagen
La obesidad mórbida en adultos jóvenes puede multiplicar por 14 el riesgo de covid-19 grave

Las personas con obesidad mórbida tienen el doble de riesgo de ser hospitalizadas por coronavirus e incluso de tener que ser ingresadas en UCI o morir. En el caso de menores de 50 años, el riesgo de complicaciones graves se multiplica por 14. Esta patología podría suponer en adultos jóvenes un riesgo similar a tener más de 65 años.