Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La iluminación de los festivales de música electrónica aumenta el riesgo de ataques epilépticos

Un estudio observacional de investigadores holandeses ha detectado que el riesgo de sufrir crisis epilépticas por parte de personas susceptibles aumenta hasta tres veces en presencia de luz estroboscópica, utilizada en los festivales de música dance. Por ello, piden medidas de prevención.

En los festivales de música electrónica se usa con frecuencia la luz estroboscópica. / Pixabay

La luz estroboscópica es la iluminación típicamente usada en conciertos de música electrónica que provoca el efecto óptico de que los cuerpos en movimiento sean visibles solo a intervalos. Aunque ya ha sido relacionada con aumentar el riesgo de ataques epilépticos en individuos susceptibles, los riesgos específicos que se pueden sufrir durante este tipo de festivales son poco conocidos, por lo que los organizadores no advierten a los visitantes sobre ellos.

La luz estroboscópica, usada en conciertos de música electrónica, podría triplicar el riesgo de ataques epilépticos en personas predispuestas

Ahora, un grupo de investigación del Centro Médico Universitario VU de Ámsterdam (Países Bajos) ha demostrado que este tipo de luz podría incluso triplicar el riesgo de sufrir ataques epilépticos por parte de personas con predisposición en los festivales de música dance. Los detalles se han publicado en la revista BMJ Open.

Motivado por el caso de un joven de 20 años que durante uno de estos eventos musicales sufrió convulsiones epilépticas por primera vez, el equipo liderado por el investigador Nèwel Salet decidió analizar todos los incidentes que requerían asistencia médica durante 28 festivales de música electrónica de los Países Bajos en 2015, incluidos los producidos por consumo de éxtasis, una droga recreativa de frecuente uso en este tipo de festivales y que también juega un papel en el riesgo de crisis epilépticas.

En total, de 400.343 asistentes a estos eventos, se prestó asistencia médica en 2.776 ocasiones. En 39 casos se trataba de una crisis epiléptica, 30 de las cuales se produjeron durante las actuaciones nocturnas, lo que significa que el riesgo de una crisis epiléptica asociada a un evento nocturno era 3,5 veces mayor que en un evento diurno, donde la iluminación estroboscópica es menos intensa debido a los efectos de la luz solar.

Sin apenas relación con las drogas

Además, aunque el consumo de éxtasis era más frecuente por la noche –alrededor de uno de cada cuatro en comparación con uno de cada diez de los que asisten a conciertos diurnos-, esto “no se reflejó en las personas que sufrieron convulsiones epilépticas, ya que la mayoría de ellos no había consumido ninguna droga”, señala Salet a Sinc.

El investigador también resalta que “varias personas informaron explícitamente que era la primera vez que sufrían este tipo de crisis”, por lo que no solo sufrieron ataques las personas con historial epiléptico.

“Los organizadores deben comenzar a informar a su audiencia sobre estos peligros”, dice el líder del estudio

No obstante, se trata de un estudio observacional y no se puede establecer una causa directa. Además se basó en diagnósticos in situ e informes de los testigos y no se pudieron incluir otros factores que influyen en la aparición de las crisis, como la falta de sueño o el uso de medicamentos, todo lo cual podría haber afectado a la precisión de las cifras.

“Aun así, creemos que nuestras cifras son una subestimación de la incidencia real”, aclara Salet. Por ello, destaca, “los organizadores deben comenzar a informar a su audiencia sobre estos peligros”.

El investigador también que los asistentes con un historial de epilepsia “deben evitar tales festivales o tomar las precauciones adecuadas”, como dormir lo suficiente y no consumir drogas, no estar cerca del escenario y salir rápidamente si experimentan algún efecto prodrómico de aura.

Referencia bibliográfica:

Newel Salet, Marieke Visser, Cornelis Stam, Yvo M Smulders."Stroboscopic light effects during electronic dance music festivals and photosensitive epilepsy: a cohort study and case report”. BMJ Open (12 junio, 2019)

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Más casos y muertes por malaria en 2020 como consecuencia de la covid-19

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud revela que las interrupciones en la provisión de prevención, diagnóstico y tratamiento del paludismo durante la pandemia ha hecho mella en la lucha mundial contra esta enfermedad. De los 11 países con mayor incidencia del mundo, solo India registró avances contra la malaria. El resto, todos ellos en África, comunicó un aumento de casos y fallecimientos. 

Por qué la vacunación no está llegando a África y qué se puede hacer para cambiarlo

“La equidad en la distribución de las vacunas no es cuestión de caridad; beneficia a todos los países”, dijo Tedros Adhanom, director de la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, sus datos hablan de un reparto muy desigual: más del 80 % de las vacunas han ido a países del G20, mientras que los países pobres, africanos en su mayoría, han recibido solo el 0,6 %. Tres expertos españoles analizan qué ha fallado.