Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La interacción entre plantas y polinizadores podría romperse con el cambio climático

La variación temporal de la floración tiene una gran relevancia en la conservación de las plantas y sus polinizadores. Según un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos y el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, las perturbaciones sobre los periodos de floración podrían afectar a la relación entre especies.

El estudio ha analizado la dinámica temporal de la relación entre plantas y los insectos polinizadores en una comunidad alpina mediterránea / URJC

Algunas plantas y polinizadores se relacionan entre sí con mayor frecuencia que con otras especies de su mismo entorno. Hasta ahora esto hacía pensar que estas relaciones eran más estables ante las perturbaciones climáticas. Sin embargo, los resultados de un estudio, dirigido por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos y el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) del UIB-CSIC y en el que ha participado la Universidad Complutense de Madrid, revelan que las perturbaciones sobre los periodos de floración podrían afectar a la relación entre especies.

Los científicos han podido comprobar que las diferencias en las interacciones entre plantas y polinizadores a lo largo de estación floral están causadas principalmente por el reemplazo de especies. Además, entre las conclusiones del trabajo destaca que la variación temporal en la que se desarrollan los ciclos biológicos de las especies es un factor determinante a la hora de conformarse las relaciones entre las plantas y sus polinizadores.

Las relaciones de polinización aparentemente estables podrían ser más vulnerables de lo que se creía

“Los resultados obtenidos en la investigación resaltan la importancia de considerar la variación temporal de las interacciones de las especies a lo largo de la temporada de floración y la necesidad de realizar un análisis temporal cuando se trata de comprender las funciones ecológicas de las interacciones”, subraya José María Iriondo, investigador del Grupo AdAptA de la URJC.

El artículo ha sido publicado en la revista Scientific Reports y en él se analiza la dinámica temporal de la relación entre plantas y los insectos polinizadores en una comunidad alpina mediterránea durante una temporada de floración completa (entre junio y agosto). El trabajo también ha revisado los cambios de diversidad de especies y los cambios de interacciones entre plantas y polinizadores a lo largo del tiempo.

Ruptura de relaciones muy estrechas

La fuerte conexión entre la estructura de las interacciones y la variación temporal en el que se desarrollan los ciclos biológicos de las especies supone un mayor riesgo para la comunidad que han estudiado ante un escenario de cambio climático. De hecho, “esto podría implicar la ruptura de relaciones muy estrechas entre determinadas plantas e insectos que tienen sus ciclos acoplados a las condiciones climáticas actuales”, advierte el primer autor de este estudio, Javier Morente, quien añade que “esta estrecha relación podría desacoplarse con efectos negativos para la viabilidad de las especies”.

Por lo tanto, los resultados de esta investigación determinan que las relaciones de polinización conformadas en estructuras aparentemente estables, podrían ser más vulnerables al cambio climático de lo que generalmente se creía hasta ahora.

Referencia bibliográfica:

Morente-López, J., Lara-Romero, C., Ornosa, C. and Iriondo, J.M. (2018). Phenology drives species interactions and modularity in a plant – flower visitor network. Scientific Reports. 8:9386. doi:10.1038/s41598-018-27725-2.

Fuente: Universidad Rey Juan Carlos
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Los microplásticos llegan a la dieta de los pingüinos antárticos

Un estudio con participación española ha permitido encontrar trazas de materiales plásticos en las heces de pingüinos antárticos de tres diferentes especies: Adelia, barbijo y papúa. El equipo ha hallado en las muestras poliéster y polietileno, entre otras partículas de origen humano, como las fibras de celulosa.

Las cacatúas aprenden unas de otras para abrir los cubos de basura

En entornos cada vez más urbanizados, las cacatúas australianas han desarrollado un comportamiento único para buscar comida: levantar las tapas de los contenedores. Un equipo de científicos demuestra por primera vez que esta compleja habilidad la han copiado observándose las unas a las otras.